EUSKADI OPINIÓN

¿Sabías que tenemos a un superviviente entre nosotros?

  • Escrito por Miguel de Cervera, colaborador habitual de #EuskalNews
  • Si queréis enviarnos un artículo de opinión, ya sea en euskera como en castellano, podéis enviarlo al siguiente correo electrónico: info@euskalnews.com

¿Sabías que tenemos a un superviviente entre nosotros?

Tenemos a un gran campeón en Santander y no sólo en el culturismo

Es difícil categorizar a una persona como Dúplex en todos los aspectos. Y antes de seguir con la historia hay que aclarar que Dúplex no es un apodo, sino su nombre personal, aunque esto es una parte divertida de la historia que quiero comentar más adelante. Porque lo importante en este cuento es absolutamente todo, empezando por su odisea personal de recorrerse medio continente africano andando y pasando todo tipo de vicisitudes. Inclusive anécdotas que son más propias de Robinson Crusoe o de El último superviviente, con la única diferencia de que esto es tan real como la vida misma. Porque yo no he conocido hasta hoy a nadie que haya cruzado el desierto del Sáhara andando y pasando por países tan peligrosos como Níger, Argelia o Marruecos. Y aparte de todo es un gran campeón, no sólo en el culturismo, sino también en su vida anterior como boxeador.

Ahora mismo, por un ojo no veo, pero lo peor ha sido tener que dejar de boxear por eso

Me encantaba entrenar y estaba yendo hacia lo más alto, pero tuve que dejarlo porque en la última etapa de mi viaje a España sufrí un desprendimiento de retina que ha ido a más. Ahora mismo, por un ojo no veo, pero lo peor ha sido tener que dejar de boxear. He sufrido mucho.

Dúplex

Cuéntame cosas sobre tu palmarés. ¿Cómo empezaste en el boxeo y cómo fueron tus primeros combates en Camerún?

En 2002 tuve mi primer campeonato. 17 años.

¿Cómo quedaste?

Gané. Es que nunca he perdido, explica, con la mayor naturalidad del mundo. Porque la falsa modestia no va con los atletas de verdad, como bien aprendí yo mismo en tantos años de entrenar artes marciales. Conviviendo con auténticos campeones que no se daban ninguna importancia, como los gemelos Velázquez, Rashudo Novillo o Metralleta David. Gente muy buena que nunca va a presumir, aunque puedan hacerlo. Pero si lo mío era una afición, lo de Dúplex es una auténtica pasión, que pretendía ser todo para él. Un proyecto de vida que se vio truncado, en primer lugar, por un problema endémico de todos los países y que se nota mucho más en África.

En Camerún hay mucha corrupción: al final, me fui andando

En Camerún hay mucha corrupción. Yo me quería dedicar al boxeo y ganaba siempre, pero mi familia no tenía recursos y entonces, en la Federación, me echaban para atrás. Siempre para atrás. Al final, me fui andando, nos dice, como si fuera la cosa más normal del mundo. Pero no lo es. Porque estamos hablando de 5.000 km a pie a través de algunos de los sitios más inhóspitos del planeta, atravesando áreas boscosas y desérticas como sólo pueda haberlas en África. Países tan peligrosos como Níger o Argelia, en cuya frontera los emigrantes se enfrentan a fuego real de las tropas de este país.

He visto gente morir al lado mío mientras me decían que no querían morir. Que querían vivir. He tenido que orinar en las manos de un amigo para que me lo diera a beber y yo hace lo mismo con él, porque en el desierto nos quedamos sin comida y agua. Y mucha gente que compartió conmigo este camino se quedó ahí, los tuvimos que enterrar en la arena, con una pequeña cruz como homenaje.

¿Cuál es a tu parecer la Policía de Fronteras más violenta?

La de Marruecos. Allí te pegan en las articulaciones. Estuve 6 meses sin poder andar por los golpes: no podía ni ir al baño. Y sus lanchas te pasan al lado y, si te cortan, no les importa. Me conozco Marruecos entero, incluso sitios que la mayoría de los marroquíes no han oído ni hablar de ellos.

La peor herida, sin embargo, ocurrió justo a las puertas de Europa.

Así es. Al principio, no le di mayor importancia, pero al pasar la valla de Melilla sufrí un impacto con una pelota de goma. Una pérdida de visión fue a más con el tiempo hasta que he tenido un desprendimiento de retina total. Todavía recuerdo cuando en la prueba médica para presentarme a un campeonato en España, al que fui con Rasilla como entrenador, me dijeron que mi vista estaba mal no podían dejarme competir porque era peligroso para mí. Se me vino el mundo encima. Lo único que he hecho en mi largo viaje desde Camerún ha sido pelear y pelear, en todos los países en los que he estado, para intentar llegar a ser un campeón. He entrenado muy duro, siempre muy duro, como estoy haciendo ahora en esta nueva etapa como culturista que he empezado ganando en Bilbao.

Un campeón de culturismo en Bilbao sin patrocinador

Me comentabas que has ido a campeonatos de culturismo en Bilbao sin saber muy bien, ni siquiera, a qué estabas yendo ni lo que tenías que hacer. Estabas acostumbrado al boxeo y esto es un mundo nuevo para ti.

Así es. No sabía ni cómo ponerme en la tarima y aun así me ha ido bastante bien. He logrado bastantes triunfos en el mundo del culturismo, apenas he empezado, y ahora estoy buscando patrocinador.

Seguro que lo consigues. Hasta ahora has logrado todo lo que te has propuesto. Y si has tenido que dejar el boxeo, que tanto amabas, ahora estás en esta nueva aventura del culturismo.

He ganado en los campeonatos de culturismo en Bilbao sin tomar nada que no sea proteína

Quiero resaltar que he ganado en los campeonatos de culturismo en Bilbao (y he quedado muy bien en el Europeo, en Málaga) sin ninguna droga ni complemento de esos. Trabajando en una fábrica y también como portero de noche. Pero no me quejo. He tenido que dejar atrás a mis hijos en Camerún. He sufrido mucho por esto y por lo del ojo, pero quiero decir que estoy muy agradecido a España por todo lo que me ha dado. He tenido sanidad gratuita y Cáritas me ha ayudado. No me ha faltado trabajo y mi jefe me ha regalado un reloj. Cuando vine, no tenía ni zapatillas. Por eso, cuando salgo a competir llevo con orgullo la marca de España, que me lo ha dado todo.

Un campeón que tiene que pagar los gastos de las competiciones de su bolsillo

Gracias por darnos tu testimonio de vida, optimismo y tu fe en esa carrera deportiva que estás recomenzando. Esperamos que te salgan patrocinadores muy pronto y yo en lo posible haré lo que pueda para que encuentres el apoyo económico que mereces. Unos patrocinadores para la promoción del culturismo en Bilbao o Santander, es igual, donde sea. Para que no tengas que pagar los gastos de las competiciones de tu bolsillo.

Soy tan nuevo en esto del culturismo que, en el primer campeonato en el que estuve, en Bilbao, no entendía por qué todos iban por delante mío cuando yo creía que tenía mejores opciones que ellos. Y resulta que iba el último porque había ganado. Y en el último campeonato de culturismo al que he ido en Marbella he tenido problemas, por temas de pesaje y porque no entraba en la categoría que me habían dicho, pero quiero aclarar que mi musculatura es 100% natural. No tomo nada más que proteína.

El culturismo es ahora tu nuevo desafío y has empezado bien

Sí, me lo tomo igual que con el boxeo, entrenando muchísimo. Ahora estoy con las pesas. Es mi nuevo desafío, pero entreno como siempre. Mucho. Y aquí en España no me falta de nada. Tengo trabajo estoy feliz de poder trabajar y mandar recursos a mi familia. no entiendo por qué la gente se queja tanto aquí. Yo me tuve que ir de mi país porque la corrupción no me dejaba triunfar como boxeador y tampoco había trabajo. Tengo el corazón quemado por todo lo que he tenido que ver y vivir. He visto gente perder la vida o el pie por el camino o partirse en dos al intentar subir a un tren en marcha. Ahora si veo un accidente con víctimas no me impresiona, porque he visto cosas mucho peores que eso.

¿Dúplex? El porqué de su nombre

Personalmente, no quiero acabar esta entrevista sin contar una anécdota divertida, como tantas hay a pesar de las tremendas aventuras que Dúplex ha tenido que vivir.

Dúplex es tu nombre. ¿Se trata de un nombre camerunés?

No, verás, mi padre era fontanero y estaba trabajando en un dúplex cuando se enteró de que yo había nacido. De ahí mi nombre de Dúplex, aunque tengo un segundo nombre. Esto es lo que me contó mi madre.

Me fui andando: parece el título de una película

Y esto es un poco el resumen de una vida joven, pero azarosa. Llena de emociones demasiado fuertes que dan para un libro. Yo mismo me he sentido identificado en algunas partes de su relato, pero más ahora que nuestro propio Estado nos amenaza con quitarnos el pasaporte en nuestro propio país. Ya casi me siento un inmigrante ilegal en mi propio suelo y veo, con más realismo que nunca, que también es posible que acabe saliendo por patas. Que tendré que hacer lo mismo que Dúplex en su país si las cosas siguen así, con esta persecución.

Me fui andando.

Posdata: para contactar con la representación de este gran deportista podéis dirigiros a Celinda en el correo siguiente: celindazaratehoyos@gmail.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!