OPINIÓN

«Sobre la imbecilidad humana… o cómo la propia humanidad se autofagocita a sí misma» – Manuel Díaz Ares

  • Escrito por Miguel Díaz Ares
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión en euskalnews.com (tanto en castellano como en euskera), podéis enviarlos a info@euskalnews.com

SOBRE LA IMBECILIDAD HUMANA… o cómo la propia humanidad se autofagocita a sí misma

El ser humano es lo más peligroso que existe en la faz de la Tierra para cualquier ser viviente, tanto del reino animal como del vegetal. Es el depredador más feroz y destructivo que puebla el Planeta Tierra. El ser humano es un manojo irrecuperable de contradicciones abocado a la auto extinción. Capaz de cometer las mayores atrocidades en nombre de ideologías que lo quieren idiota.

La Historia de la humanidad está plagada de multitud de hechos más que vergonzosos que así lo confirman. Incluso en las escrituras sagradas de algunas religiones organizadas se menciona algo tan simple pero a la vez tan importante que por su propia simpleza se descarta como esto: «la verdad os hará libres».

Ya hemos comprobado cómo las religiones organizadas han mantenido idiotizados a sus seguidores y creyentes para que no intentasen llegar a conocer la verdad. Convenientemente los más espabilados y vividores a cuenta de los demás, han sabido potenciar todo aquello que, sirviéndoles a ellos, mantenía idiota a la humanidad.

Ya hace más de dos mil años los romanos le llamaron «pan y circo», algo que aún siguen utilizando las clases dominantes para mantener a la humanidad aborregada y servil a un sistema consumista que los consume. Aquellos pioneros del ecologismo que en la década de los setenta del siglo pasado ya pusieron el grito en el cielo denunciando los excesos de la humanidad, fueron tachados de locos y conspiranoicos por una masa de humanos que ya empezaban a ser idiotizados en aquella época de cambios convulsos convenientemente integrados por el sistema.

Mantener a la humanidad ignorante e idiotizada, para el poder ha sido bastante fácil al emplear creencias dogmáticas basadas en el culto a la tortura y el pecado. Y si alguno se salía de la norma ¡a la hoguera! El ser humano es frágil y de mente fácilmente manipulable. Capaz hasta de matar a sus semejantes siguiendo estúpidas órdenes en el nombre de banderas o credos. O sea, mayoritariamente imbécil.

Vientos de cambios están llegando en todo el Planeta, los Pueblos sometidos empiezan a despertar, incluso en la «avanzada» Europa. ¿Estaremos empezando a alcanzar la masa crítica necesaria para el cambio que el ser humano necesita?

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!