EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

“¿Demasiado simple?” – José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, escritor y colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

¿Demasiado simple?

Y dijo Jesús “Dejad que los niños se acerquen”, y dijo más “Porque de ellos es el reino”. Con tales palabras, dejó muy claro que no buscaba entrar en contacto con ellos para enseñarles, sino para aprender pues ¿Quién podría pretender enseñar a los dueños del reino sino un inconsciente? Porque el reino no es un lugar que se pueda mostrar (Y si dices que sí, tendrás que darnos su localización); ni es un tiempo que se pueda acotar (Y si dices que sí, tendrás que decirnos qué tiempo no se incluye en la eternidad). No está en este mundo (espacio-temporal). El reino es un estado mental de alegría, en el que puedes caerte y levantarte un millón de veces sin sentir tu orgullo herido. Es un estado de invencibilidad, en el que la mente nunca puede abatirte con su recurrente “No se puede”. ¡Es un estado de gracia en el que se puede, siempre!.. Y dime: ¿No está este mismo momento dentro de “siempre”? ¿No está también este, y este, y este otro? ¿No podrías coger uno de esos momentos, al vuelo, y sentirte “en la gloria” ahora?

El reino es un estado de inocencia donde no existe el “Piensa mal y acertarás” porque es evidente que, de los malos pensamientos, no surge nada bueno. La mente piensa en un apocalipsis y, como le encanta tener razón, hace todo lo posible para que se cumpla, y así poder decir “¡Ves como tenía razón!”. La mente siempre hace trampas para tener razón, para ella es más importante que la vida. Es por eso que Jesús también advirtió que “Los primeros serán los últimos y los últimos los primeros”, dando a entender que la llave del reino es la humildad, es decir, la capacidad de recibir información. ¿Cómo van a curar y a curarse esos eminentes doctores, con dióxido de cloro, después de “haber estudiado tanto”? Demasiado simple para mentes complicadas.

Sé sincero. ¿Qué te reconfortó más que la sonrisa de un niño? ¿Podemos llamar a eso “curar el alma”? Jesús dijo que la mejor religión que se puede practicar es aprender de los niños, imitarlos, dejarse contagiar por su alegría, por su espontaneidad pero ¿Acaso algún sacerdote estaría dispuesto a que un niño le explicara quién es Dios? Demasiado simple para ellos ¿no? ¿Te ha pasado alguna vez, abrazar a un niño, y sentir la necesidad de inspirar hondo, como absorbiendo? ¿No te hizo sentir, eso que absorbiste, especialmente “a gusto”? ¡Eso es el reino! ¡Es tan simple!

¿Cómo sacar a alguien de ese estado mental de confusión que surge, al complicarse la vida, sino con sencillez? ¿Cómo quitarle la pena sino con alegría? ¿Cómo eliminar la culpa sino con inocencia? Sencillez, alegría, inocencia, de todo eso tienen los niños para repartir, y con todo eso viene la paz (Ausencia de estrés, de miedo) y con la ausencia de miedo viene la felicidad, que no es más que eso, un estado de no-miedo ¿Qué podría ser el cielo sino eso?

Los niños vibran en una alta frecuencia energética, y eso es lo que nos atrae de ellos, lo que intentamos absorber al estrecharlos contra nuestro pecho. Es normal que sientan más atracción los que tienen menos vitalidad, de ahí que gusten tanto a las abuelas, y también a los pederastas, si bien estos últimos, están condenados a no obtener nunca lo que desean pues, al aterrorizar a los niños, bajan su vibración, con lo que nunca pueden “revitalizarse” como pretenden.

Los niños irradian, contagian su alta frecuencia, su potente energía, su gran vitalidad, allí donde están. Sin duda podrían curar fácilmente este mundo tan enfermo, tan corrupto. De hecho, son la última oportunidad, la última “sal de la tierra”. Solo habría que poner uno cada cien metros, más o menos, como el “zincojé”. Solo habría que dejarles jugar, en cada calle, en cada plaza, en cada edificio del gobierno… Pero ¿Sabes qué? ¡Los tienen encerrados para que eso no ocurra!

Suscríbete
Notificar sobre
guest
2 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Jaken
Jaken
5 meses

Confundimos Preego, con Transego. Los niños son preego, no tienen conciencia de su espontaneidad, conexión, autenticidad,.. Solo un adulto con un mínimo de conciencia de Transego es capaz de ver, valorar estas cualidades de los niños
Es fundamental, a mi entender, clarificar y no confundir estos niveles de conciencia
Podéis ampliar y profundizar con Ken Wilber, seguro os ayudará
Gracias

José Miguel
5 meses

No me extraña que estés confundido si crees que los niños no tienen conciencia.

error: Content is protected !!
3
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x