EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

“El ojo de Polifemo” – Teresita Ávila

  • Escrito por Teresita Ávila
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión (tanto en castellano como en euskera), podéis enviarlos a info@euskalnews.com

“El ojo de Polifemo”

Un monte era de miembros eminente

este que, de Neptuno hijo fiero,

de un ojo ilustra el orbe de su frente,

émulo casi del mayor lucero;

cíclope, a quien el pino más valiente,

bastón, le obedecía, tan ligero,

y al grave peso junco tan delgado,

que un día era bastón y otro cayado.

Luis de Góngora y Argote, Fábula de Polifemo y Galatea

Todo es nuevo y viejo a la vez. Nos resultan familiares los mismos vicios, las mismas virtudes. Solo cambian los ropajes. Para resultar transgresor y sorprender –épater le bourgeois, que decían los francesesantes hay que conocer perfectamente -hasta las vísceras- al rival contra el que se desea combatir. Es tal el deseo de aniquilar conciencias, adormecerlas, desactivarlas, que se ha convocado para la causa a todas las fuerzas con las que se cuenta hoy en día -que no son pocas- y, como el objetivo de una cámara, el visor de un rifle, apuntan al target sin desviarse una micra.

Está claro que el Plan ha sido cuidadosamente diseñado, sopesado en sus mínimos detalles con gran habilidad. La línea trazada es inequívocamente recta, propulsada hacia su fin. Recordemos que, a través del lenguaje, el oráculo -revestido de su aura de misterio- dirigía primero el pensamiento para luego trasladarlo a la realidad. ¿Qué es la “ventana de Overton” sino la capacidad de aceptar lo innecesario, ridículo, enfermizo o maligno como normal, como asumible?… El llamado mal menor consigue primero una abertura aparentemente inocua, para luego asestar un golpe -unos pocos acaso- que derribe los muros.

Muchos son los que hablan o escriben sobre los métodos de las guerras modernas, de última generación, que no se libran en campos de batalla sino en los ámbitos que se necesita transitar para la vida cotidiana, de tal forma que igual seamos cómplices o verdugos, guerreros y víctimas de nosotros contra nosotros, sin que sea advertido por una gran mayoría. El grado de perversión es obsceno. Y los ejecutores del plan lo saben y lo explotan en un delirio sin tasa, implacable. La hipervigilancia a la que se nos somete a cada uno comienza en las etapas más tempranas, en la educación, donde son secuestradas las singularidades que nos caracterizan, la fantasía, en pro de una nivelación que ha conseguido un llamativo descenso del deseo de aumentar las capacidades. Un dejarse arrastrar porque los arquetipos o modelos “superiores” se envidian y se desprecian. Y lo peor, se sustituyen por otros que han hecho del demérito su bandera, que parecen caricaturas y, sin embargo, son alzados, promovidos a esferas que jamás hubieran soñado alcanzar.

El empobrecimiento de un país comienza por su tolerancia a ese adoctrinamiento visible que continúa en el acatamiento de la verdad única, la que se difunde a través de los medios de comunicación pero que cuenta, asimismo, con una nutrida nómina de militantes interesados que buscan -al amparo de dicha verdad- su propia promoción. Se pueden rastrear las relaciones económicas entre las llamadas “agencias verificadoras” (FactChecki, Newtral) con empresas, fondos de inversión, que desean imponer o dirigir pensamientos y acciones. El éxito de sus proyectos sería impensable sin la necesaria propaganda. La censura o el ocultamiento de datos se ejerce con total impunidad, a sabiendas, creando una pista circular de la que es muy difícil escapar a fin de imposibilitar el contraste de la información, resultando muy laborioso hallarla fuera de ese circuito -exceptuando a los curiosos y perseverantes que, tildados de “conspiranoicos” o cualquier otro adjetivo peyorativo, generen automáticamente rechazo-. Como ejemplo, el 31 de agosto de 2021 Alex Jones, en Infowarsii, dedicó su programa a la censura de las Big Tech sobre una noticia de Reuters, Japan Halts 2.6m Moderna Doses After Additional Vials Found to Contain ‘Foreign Substances,’ 2 Men Die,que abordaba la retirada de 2.6 millones de dosis en Japón al hallarse partículas metálicas en viales de Moderna que causaron la muerte de dos hombres de 30 y 38 años respectivamente, sin enfermedades preexistentes.

El enfoque exclusivo, pues, acatado por la gran mayoría, proviene de las fuentes controladas por los mismos, que realizan básicamente la labor de pervertir, subvertir cualquier atisbo de razonamiento crítico bajo una apariencia de diversidad ideológica, más o menos confrontada -en la trastienda las cosas son de otra manera-, para revertir las posibles reacciones en su contra. Desde allí, desde ese trampantojo de diversidad, opera el hechizo de libertad de elección que ha conseguido debilitar el instinto entre lo que se siente y lo que se muestra, instalados en sociedades confortables que han suprimido lo moral, lo ético, de sus vidas en aras de una falsa seguridad, deshaciéndose de lo incómodo e inaceptable con una hipócrita tolerancia, implícita, de hechos que en otras circunstancias las mantendrían alerta (aumento de pobreza e injusticia; desamparo de los vulnerables; despilfarro que contradice la contención que predican para los demás).

La oportunidad de ganancia que brindan las crisis es sabida. A pesar de las evidentes cosas non sanctas, cometidas por todos los actores del drama (grandes fondos de inversión, organismos e instituciones internacionales, filántropos en apariencia, políticos, y farmacéuticasiii), la masa sustenta el tinglado, el andamiaje del sistema, porque se considera incapaz de admitir que lo que ve, lo que le muestran o le hacen pensar, procede de un único foco que logra atraer y deslumbrar: ese “Ojo de Polifemo” al que hay que apuntar para vencerlo.

A finales del mes de octubre, en la web del senador estadounidense Ron Johnsoniv se informaba sobre el panel de expertos que mantiene acerca de los mandatos federales de vacunas y lesiones asociadas a ellas. Las principales cuestiones que ocupan el panel abordan los temas siguientes: “[El senador hablará] sobre su defensa del tratamiento temprano, la importancia de la libertad de atención médica de los estadounidenses y el reconocimiento de la inmunidad natural, los impactos de los mandatos en la fuerza laboral y la economía estadounidenses, y la falta de transparencia de las agencias federales de salud en respuesta a su COVID. 19 solicitudes de supervisión”. Asimismo, el senador invitó a varias agencias farmacéuticas y de salud estadounidensesv para que obtuviesen información directa de médicos expertos y damnificados.

La intervención del Dr. Peter Doshi -profesor asociado de investigación de servicios de salud farmacéuticos en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Maryland y editor del British Medical Journal– se puede calificar de ponderada y llena de sentido ante la ausencia de esas mismas características que el “ojo de Polifemo” insiste en propalar. Traslado aquí las palabras iniciales de su exposición que pueden verse en el vídeovi:

Formamos a los estudiantes para ir más allá de un resumen, evaluar los estudios biomédicos, no para aceptarlos sin más. Me gustaría usar mis cinco minutos para resaltar la importancia de esta actitud de pensamiento crítico. Me causa tristeza ver cómo, actualmente, todo en la sociedad está súpersaturado por esa actitud de “todo el mundo sabe…” que anula la curiosidad intelectual y lleva a la autocensura. Déjenme comenzar por algunos ejemplos de este “todo el mundo sabe que…” acerca de los cuales creo no deberíamos estar tan seguros. “Todo el mundo sabe que se trata de una pandemia de no-vacunados”. Pero si las hospitalizaciones y las muertes ocurren exclusivamente en los no-vacunados, ¿por qué sería necesaria una tercera dosis? O ¿por qué las estadísticas son tan diferentes en UK donde la mayoría de las hospitalizaciones y muertes tienen lugar en los completamente vacunados? -tal y como ha comunicado el senador Johnson-. Aquí hay una inconsistencia. Algo que llama la atención y algo que no encaja y todos deberíamos plantearnos la cuestión: ¿es realmente una pandemia de no vacunados? […]

En la misma línea de opinión se expresaba el genetista Christian Vélot, que posee un doctorado en ciencias biológicas y médicas y es profesor en la Universidad de París-Saclay -con mayor precisión en el centro científico de Orsay en el que lidera a un equipo de investigación-. En una entrevista realizada por Laurent Mucchielli que se publicó por vez primera el 8 de julio de 2021vii -y que he conocido a través del blog de Dennis RichesviiiVélot se lamentaba de la existencia de una fortísima censura que se centra en acallar y en verter difamaciones contra todos aquellos médicos que descubrieron protocolos de tratamiento exitosos. Considera un error mayúsculo apostar por una sola estrategia, la vacunación masiva (como advirtió Geert Vanden Bossche), en lugar de dirigirla a aquellos que resultarían beneficiados. “Estamos en una dictadura de pensamiento, y esto me preocupa mucho más que el Covid-19”.

Teresita Ávila

i) El exdirector de los CDC estadounidenses Richard E. Besser actualmente se desempeña como CEO de la “fundación que financia el programa de verificación de datos de vacunas de FACTCHECK.org Aproximadamente el 15% de los activos de dicha fundación son acciones de J&J”. Fuente: https://www.lifesitenews.com/news/major-vaccine-fact-checker-funded-by-group-headed-by-former-cdc-director-with-1-9b-in-jj-stock/

ii) https://freeworldnews.tv/watch?id=612e85a85b824c7c08c55b68

iii) François Graña: El negocio de la enfermedad: fraudes, mentiras y sobornos. https://brecha.com.uy/el-negocio-de-la-enfermedad-fraudes-mentiras-y-sobornos/

iv) https://www.ronjohnson.senate.gov/2021/10/media-advisory-sen-johnson-holds-expert-panel-on-federal-vaccine-mandates-and-vaccine-injuries

v) Directora de los CDC, Dra. Rochelle Walensky. Secretario de Defensa, Lloyd Austin. Secretario de Trabajo, Marty Walsh. Secretario de Transporte, Pete Buttigieg, Comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock. Secretario de HHS Xavier Becerra. Director del NIAID, Dr. Anthony Fauci. Director de los NIH, Dr. Francis Collins. Alex Gorsky, director ejecutivo de Johnson & Johnson. Stéphane Bancel, director general de Moderna. Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer. Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech.

vi) https://brandnewtube.com/watch/peter-doshi-u-s-senator-ron-johnson-holds-panel-in-dc-on-covid-19-vaccine-mandates-and-injuries_LWTWpHPVdy2Ye6U.html

vii) https://blogs.mediapart.fr/laurent-mucchielli/blog/080721/covid-19-vaccins-experimentaux-strategie-vaccinale-entretien-avec-christian-velot

viii) https://dennisriches.wordpress.com/2021/09/07/covid-19-experimental-vaccines-and-vaccine-strategy-interview-with-geneticist-christian-velot/

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Susana
Susana
5 meses

Estamos sometidos a una dictadura sanitaria en base a criterios pseudocientíficos.

John Henry Kurtz
John Henry Kurtz
5 meses
Respuesta a  Susana

“Estamos en una dictadura del pensamiento, y esto me preocupa más que el Covid-19”. Es la oración que selecciono para resumir está reflexión documentada (rara avis). Sobre la necesidad de conocer al “enemigo”, me ha recordado el Sun Tzu.

Nada sucede por casualidad. Hoy, desgraciadamente, tenemos a Goebbels con la ayuda de la inteligencia artificial. Un binomio letal.

Teresa
Teresa
5 meses

Gracias por comentar mi artículo. Mantengo la esperanza de que los médicos hablarán en contra de protocolos ilógicos, de falsedad de datos. Veremos el alto precio que va a suponer tanta sinrazón.

error: Content is protected !!
2
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x