EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

Por qué ha sido tan fácil vendernos “la pandemia del COVID”

La opinión de Luisa Vicente, asesora jurídica y económica en materia socio laboral, empresarial y en RRHH; Colaboradora habitual de euskalnews.com.

POR QUÉ HA SIDO TAN FÁCIL VENDERNOS LA PANDEMIA DEL COVID

Ahora estoy entendiendo por qué la Gripe Aviar, el Sida, la Hepatitis B y otras intentonas de los Monopolios Farmacéuticos no prosperaron como ha sucedido con la pandemia del Covid-19.

Nadie puede creer que 7.8 billones de personas obedeciéramos ciegamente todas y cada una de las órdenes injustas y contradictorias que nos exigían, a pesar de que muchas de las rutinas adoptadas se demostraron inútiles, cuando no superflúas y hasta perjudiciales para nuestra salud y la de nuestros hijos.

Cuando refiera el potencial destructivo a nivel mental que tiene la Ingeniería Lingüística, técnica que se practica desde la segunda Guerra Mundial aplicada magistralmente por Adolf Hitler como táctica de guerra psicológica,  entenderemos lo fácil que les resultó:

  • Permitir que nos aterrorizaran.
  • Encerrarnos en nuestras casas durante semanas.
  • Echar la persiana a nuestros negocios.
  • Consentir que nos arruinaran.
  • Dejar que destruyeran la economía y quebrar miles de empresas, negocios familiares y autónomos.
  • Soportar la mascarilla todo el día y sufrir hipoxia, ahogo, y dermatitis en la cara.
  • Dejar de hacer deporte.
  • Apartar a nuestros seres queridos, incluso a nuestros padres, aunque estuvieran enfermos y necesitados de nuestra atención y cuidados.
  • No despedir a nuestros difuntos.
  • Acatar el distanciamiento social.
  • Tener a nuestros niños encerrados sin poder socializar con otros niños.
  • Impedirles ir a jugar al parque.
  • Dejar perder nuestros derechos y libertades constitucionales.
  • Permitir una censura extrema.
  • Obedecer leyes inconstitucionales e injustas.
  • Estar geolocalizados en todo momento.
  • Tolerar que nos discriminen y ser ciudadanos de segunda a quienes desobedecen sus reglas.
  • Aceptar restricciones a nuestra movilidad.
  • Prohibirnos la diversión y el ocio.
  • Impedirnos viajar con libertad.
  • Sociabilizar con nuestro círculo de amigos.
  • Dejar que nos inoculen una vacuna génica experimental con efectos adversos de moderados a graves e irreversibles.
  • Creer en un Gobierno que deja prevalecer el lucro de la Big Farma sobre nuestra seguridad al existir una transferencia de riesgo en las vacunas de nivel alto a irreversible, sin exigir a cambio una contrapartida compensatoria a los afectados, indemnizaciones, subsidios, ayudas.
  • Vacunarnos a pesar de las consecuencias que se derivan para nuestra salud y jugar con nuestra vida a la ruleta rusa.

En resumen, obedecer ciegamente sin cuestionarnos nada. Lo hicieron tan bien, que lograron imponer la pandemia sin trabas ni objeciones a 7,8 billones de personas convenientemente domesticadas.

Nunca jamás se había encontrado un arma tan poderosa para el control de masas como la Ingeniería Lingüística. Un arma que tiene la finalidad de manipular nuestra mente y fijar creencias que originan unas determinadas respuestas emocionales.

Estamos en un momento de la historia único y peligroso, porque la Ingeniería Lingüística actúa a unos niveles de control social difíciles de imaginar.

Somos animales emocionales más que seres inteligentes. Nuestras respuestas emocionales las toma el cerebro límbico mucho antes que lleguen al cerebro lógico, por eso el lenguaje tiene el control sobre nuestra voluntad y nuestras decisiones. Esto lo saben desde hace mucho tiempo.

Hoy la enseñanza está basada en creencias, no en saberes. Se nos dan hipótesis, ideas por tanto, y se nos venden como verdades cuando en realidad son ideologías. Cuando las creemos estamos perdidos. Para nuestro inconsciente todas las creencias son ciertas, por eso los más reticentes en esta pandemia, son las personas con formación universitaria. Tienen toda la enseñanza introducida en vena en el nivel de las creencias.

Hay una salida para esto: desprogramarse. Quien tiene el control de las emociones tiene el poder. Os recomiendo veais los videos de Carmen Giménez Huertas en Youtube.

Luisa Vicente

Suscríbete
Notificar sobre
guest
6 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Jon
Jon
5 meses

Buen artículo y muy acertado. Yo recuerdo además que antes de esta plandemia había gente que decía que los políticos eran unos corruptos que solo miran por su poder, pues esa misma gente los veo ahora tragándose las milongas de esos mismos políticos cuando hablan del tema sanitario. O sea que derrepente esos seres potentados se convirtieron en buena gente preocupados por todos nosotros. Me sigue sorprendiendo la ingenuidad de la gente y muchos de ellos supuestamente cultos y con carreras. La gente sigue viviendo en el sueño de Walt Disney bien inoculado desde niños.

Juan
Juan
5 meses

El problema es que normalmente los que tienen que desprogramarse no son conscientes de que tienen que hacerlo. Forma parte de la programación. Pero bueno, en esas estamos, haremos todo lo posible para que se den cuenta.

Gerardo
Gerardo
5 meses

Buen artículo….sólo un pero…. que se le ha ido un poco la mano en la población mundial en dos ocasiones!…..hay que tener en cuenta que un billón son diez veces cien mil millones

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
5 meses
Respuesta a  Gerardo

Debe ser una transliteración del billón americano que equivale al millardo (mil millones). Nada grave.

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
5 meses

Yo he probado la programación neuro-lingüística alguna vez y sí que funciona. Relativamente, obviamente. Si repites una mentira mil veces yo esperaría que la audiencia se daría cuenta. Creo que yo sí me daría cuenta. Cuando esta pandilla propuso aplaudir a los sanitarios a las 8 mientras estábamos encerrados me di cuenta de que algo andaba fatal. Y me vi súbitamente aislado no ya en mi casa, sino del mundo en general porque la mayoría no parecían notar ni plantearse nada a diferencia mía. Esto no es PNL exactamente, pero está claro que hace falta un estar atento y un tener el filtro en alto para estar protegido en ambos casos, y muchos de nosotros lo tenemos.

Cuando lo del aplauso, metieron tantas premisas erróneas de golpe que resultaba cuando menos sospechoso y ahora desde luego ridículo. Se dieron por sentado sin probarse demasiadas cosas y encima como refuerzo de la falsa creencia nos pidieron un acto de supuesta confraternización pero también de fe. Algo que si de entrada hacías te brindaba la sensación de pertenencia al grupo social de la gente buena; gente que apoyaba a los héroes que luchaban contra la pandemia, esa que nadie veía y que nadie ha visto aún hoy en día si no es por los muertos por iatrogenia o negligencia médica no necesariamente por desconocimiento ni error. Yo no pude aplaudir ni un día porque como digo, la jugada, aún sin saber de la falsedad de la pandemia aún, me pareció tan evidente que no estaba dispuesto a subirme a ese carro de imbecilidad y darle el gusto a los políticos ni a esos sanitarios que no hicieron nada más que ver quizás con extrañeza y con los brazos cruzados como su rol social cambiaba del de alguien comprometido con la salud de las personas al de un idealizado, idolatrado e injustificado héroe por tocarse los huevos y fingir que hay algo que sus jefes y compañeros dicen que hay aunque no lo hayan podido comprobar por sí mismos.

No creo que sea una cuestión de estudios el creer más o creer menos en la plandemia. Es una cuestión de inteligencia y puede que de personalidad. Hay mucha gente inteligente en la universidad por mera afinidad, porque mucha gente inteligente encuentra estimulación intelectual en el conocimiento. Pero también es cierto que no hace falta ser muy inteligente para sacarse una carrera; es más importante saber estudiar y memorizar, y ser constante y trabajador. Obviamente la mayoría de universitarios no son superdotados; se concentrarán más ahí, pero la mayoría no lo son. La gente “negacionista” es gente que esgrime esos filtros con precaución y que no se suele creer las cosas de buenas a primeras sin escrutinio. A lo mejor los despistas con una mentira PNL cuando están medio distraídos, pero al cabo de un tiempo de que esa mentira haya descansado al fondo de su subconsciente te van a decir que tururú que te vi. Yo diría que el “negacionista” medio sí tiene al menos una inteligencia brillante (>=115 DE15) y una personalidad inquisitiva (curioso, puede que susceptible).

A mí de pequeño en el colegio me enseñaron que conviene estar atento para no sucumbir a las trampas publicitarias. Desde entonces me fijé y me di cuenta de ello. Siempre he visto la publicidad con ojo crítico y ves las artimañas utilizadas y aprendes de ello. Y así es como uno aprende a proteger su individualidad y a distinguir lo que realmente quiere. Se ríe uno mucho con ciertas artimañas, porque al final es lo que nos queda, pero también tristemente se convierte uno en un ser muy cínico, y cuesta entender que la mayoría no vea esas cosas, ni parezca importarles. Cuesta ver cómo se dejan llevar a lo que sea en su remolque de indiferencia. Y duele en la gente cercana; imagino que tanto como a algunos de ellos les puede doler ver qué por tu idiosincrasia te cuesta encajar, y que esa fricción social te repercute peor a ti, obviamente, que al conjunto de la sociedad. Y es que nos cuesta encajar, a veces hasta entre nosotros, por pasarnos de selectivos, o por sospechar más de la cuenta. Y cada vez nos cuesta más con cada paso que los hijos de puta de arriba dan. Y esto no va a acabar bien, pero para ellos en última instancia; porque si nos presionan más de la cuenta, cuando estemos al límite, con los huevos hinchados a reventar, nosotros no vamos a tragar con todo como el resto, como si hubiéramos ido aceptando poquito a poquito las mentiras y abusos, nosotros vamos a explotar y a llevarnos por delante a todos los de arriba de la peor forma posible porque ya habrán propiciado que sólo quedé esa.

Maite
Maite
28 días

Que bien lo habeis explicado!Estoy totalmente de acuerdo.
He investigado durante estos dos años y pico,al ser jubilada y muy curiosa,muchísima información sobre el Club Bildeberg,La Sociedad Fabiana,El Foro de Davos,El Instituto Tavistock,Los Illuminati,El MKUltra etc etc.
Agradezco a Médicos por la verdad,Bizitza,Emilio Carrillo sus vídeos,sus libros en especial Sociedad Distopica,Esteban Canal y su libro Nuevo Orden Mundial, AlfonsoLongo,Adrián Zelaya de EkI….y tantísima gente.
Gracias y seguid por favor…Estamos en un momento crucial.

error: Content is protected !!
2
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x