EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

“Sobran locos” – José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, escritor y colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

SOBRAN LOCOS

Hay tipos tan locos que creen que sobra gente en este mundo. Lo creen porque, en las ciudades donde se hacinan, esa es la impresión que tienen. Yo también viví en una ciudad y puede que creyera eso mismo, de no haber emigrado al campo, hace años.

Me instalé en la capital haciendo caso del tópico aquel: “Allí están las mejores oportunidades para un abogado” y,  ciertamente, hice buenos clientes. Uno de ellos incluso me invitó a Baqueira, a conocer al rey. Decliné la oferta. Me sonó a “Escopeta Nacional”. Nunca me arrepentí. ¿Qué sería hoy, de haber aceptado, sino un ciudadano embozado, encerrado en un ático?

Hoy sé que, si no hice dinero, fue porque estaba más interesado en otras cosas. Hoy soy un rural que vive tranquilo, sin verse afectado por ninguna de las absurdas “medidas” con las que han estado debilitando, durante casi dos años, a los habitantes de las ciudades. Cultivo sabrosa comida ecológica, bebo agua pura, de manantial, respiro un aire más limpio, cuando salgo a pasear escucho el canto de los pájaros, no las bocinas de los coches, y cuando me apetece, escribo… ¡Y nunca tengo la sensación de que sobra gente! (De hecho, los urbanitas nos llaman la “España Vacia-da”).

Una vez me agobié un poco ante la perspectiva de vivir unos días en Barcelona. El dueño de la agencia de viajes, que me conoce, me buscó un hotelito a los pies de Montjuic y la verdad es que no lo pasé mal. Me sorprendió descubrir una selva en mitad de una gran urbe y más aún, que estuviera habitada por verdaderos salvajes. A uno de ellos, el “Niño Lobo”, lo puedes ver en los videos de Eliseo López Benito: Un tipo que arriesga el tipo para mostrarnos que hay tanta inteligencia detrás del diseño de una montaña como detrás del diseño de un panal, o del plumaje de un pavo real. Pero esa es otra historia.

Una semana antes de su muerte, el “Niño Lobo” ya sabía que iba a morir. Se le veía hastiado –Me han jodido la vida- Se lamentaba. -Ahora se están matando entre ellos- El “Niño Lobo” se largó de este mundo, no por entender que sobra gente sino por entender que sobran locos. Harto de máscaras, de hipócritas, de dictadores de medio pelo cuando no de bisoñé. Harto de locos que ordenan locuras y de locos que obedecen. -Quién esté libre de móvil que tire la primera piedra- Fue su última perla. ¡Es sorprendente ver cómo se apaga un ser humano, como una vela, cuando se le van las ganas de vivir!

Mientras, los locos siguen haciendo sus negocios, no ya en el coto del marqués, ni en el mesón de la estación de esquí. Ahora los hacen en Estrasburgo y en Bruselas. Allí acuden los nuevos Canivells, que se dedican al tráfico de drogas y los nuevos Álvaros, que se dedican a lo mismo de siempre. Si viviera Berlanga, seguro los habría retratado ya con una “Escopeta Internacional”. También tenía mucho de salvaje, de indómito, de irreverente, de “incivilizado”; de ser humano capaz de cagarse en las leyes civiles, cuando éstas se cagan en los derechos humanos.

José Miguel Ruiz Valls

Suscríbete
Notificar sobre
guest
2 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Elena
Elena
4 meses

Se puede hablar más alto pero no más claro..
Un saludo

José Miguel
4 meses
Respuesta a  Elena

Te saludo también. (Me has recordado a una novia que tuve, que se enfadó conmigo, por regalarle un colgante con la letra H. Yo sabía de Helena de Troya, no de Santa Elena)

error: Content is protected !!
3
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x