EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

Cuatro Gatos – José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, escritor y colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

CUATRO GATOS

Dicen que los negacionistas, los que nos negamos a vivir al dictado de la tele, somos cuatro gatos. Lo dicen los de la tele, pese a tener datos fresquitos (De este mes pasado), que indican que han batido todos los récords de pérdida de audiencia. ¡Ya no los ve ni el Tato!

Dicen que somos cuatro gatos, a pesar de que un representante de la Asociación de Hosteleros se queja de haber perdido hasta el 90% de facturación. Igual si los hosteleros, en general, fueran un poquito menos serviles y un poquito más serviciales, no tendrían ese problema. (Conozco a un negacionista que le alquiló un local a un hostelero. El inquilino le pidió la condonación de unos meses de alquiler alegando que la campaña de Navidad fue catastrófica. El arrendador le dijo -De acuerdo, pero con la condición de que pongas un cartel que deje bien claro que aceptas a todo el mundo, que no discriminas a nadie. ¡A ver por qué tengo que pagar yo por tu mala cabeza!-).

Desde la tele insisten en que somos cuatro gatos, a pesar de que la tercera dosis solo se la han podido inyectar al 13% de la población. ¡Ya no la quiere ni el Tato! ¿Cuántos conservarán pues su pasaporte a la borrachera?  Y quieren ponernos a luchar contra un rebaño de corderos. ¡Los corderos no luchan! ¡Ya lo hemos visto! ¡No luchan ni por su vida! ¿Gatos contra borregos? ¡Hagan sus apuestas!

Los vietnamitas eran cuatro gatos, según decía la tele, pero vencieron a las fuerzas imperiales. Luchar por la libertad da mucha energía y luchar por la esclavitud da muy poca, De hecho quita pues ¿Quién puede luchar, con ganas, a favor del que pretende esclavizarlo? Los negacionistas sabemos lo que está en juego. Sabemos que cuando uno se acostumbra a salir, con bozal, a pasear a un perro sin bozal, se acostumbra a ser menos que un perro. ¡Y pierde su dignidad humana!

La dignidad es una cualidad del espíritu que los materialistas no valoran. No le dan importancia porque “La dignidad no se come”. Ellos la venden por un plato de lentejas y una caña. Valorar la dignidad es valorar el espíritu, es ser espiritual. Aquellos primeros cristianos que lucharon contra el Imperio Romano valoraban la dignidad y la libertad: cualidades del alma que los materialistas no comprenden (De ahí que se comporten como desalmados). Los negacionstas sabemos que ésta, más que ninguna, es una guerra espiritual.

Desconozco si, como dice la tele, “la historia siempre se repite”. Supongo que depende de los sucesos en los que te fijes. Yo sé que vamos a ganar por la sencilla razón de que llevamos dos años ganando pues ni han podido imponernos sus estúpidas normas ni han logrado que les temamos. Los negacionistas llevamos dos años riendo, bailando, abrazando, cuando ellos nos querían solitarios y aterrados. ¿Quién nos puede quitar lo “bailao”? ¿Quién les puede quitar, a los televidentes, lo sufrido!

Cuatro gatos, puede, ¡Pero con más dignidad que un rey! ¿O llevar un bozal que no protege contra los virus no es una solemne estupidez que lo convierte en estúpido? Él publicita una “Agenda” que dice querer acabar con el hambre en unos años. Miente descaradamente, pues si él y sus amigos de la “Agenda” dedicaran al hambre los medios económicos y logísticos que han dedicado al “pandemónium”, el hambre acabaría, no en años sino en días (La enfermedad que más muertes causa y la más sencilla de curar). ¿Por qué nos pretende engañar el rey? Obviamente, porque  perdió la dignidad. ¿Y qué es un rey sin dignidad? ¡Distribuid alimentos entre los hambrientos igual que habéis distribuido las inyecciones, farsantes globalistas!

Puede que seamos cuatro gatos, pero estamos por encima del rey. ¿Nos convierte eso en aristogatos? Más aún, estamos por encima de un imperio que se está derrumbando, por su mala cabeza. Es de prever que los de la tele nos sigan censurando, demostrando con ello el miedo que nos tienen. Nosotros seguiremos haciendo lo contrario: exhibir su falsedad y su estupidez. Hagan lo que hagan, les ganaremos de nuevo, pues tenemos dignidad y valoramos la libertad, y eso da mucha energía. Esperemos que no vengan luego los sacerdotes y lo fastidien como hicieron la otra vez.

José Miguel Ruiz Valls

Suscríbete
Notificar sobre
guest
14 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Javier Gaztea
Javier Gaztea
3 meses

Los medios de manipulación masiva llevan con la cantinela esta para hacer creer a sus devotos que quien piensa fuera del círculo que marca el estado es una minoria o un bicho raro.
Nada más lejos de la realidad ver que ese era el objetivo para ‘voluntarimanente’ pinchar y pinchar ya que ‘es lo que hace la mayoria’

Curioso ver más de 45000 personas en Bilbao y hablar incluso con médicos, con policías y con personas que han vacunado (con costes muy elevados económicos) a sus hijos de todo
.. Pero en esta No Tragan.

Cuándo no se permite el debate y la censura es el pan de la tv día si y día también….. No es que seamos cuatro es que se ha tratado de lobotomizar a muchos que piensan fuera del círculo.
Gran artículo y hablando con la gente de bien ves cuantos somos.
PD. Que le pregunten en Canadá al dictador que tienen si son cuatro gatos los que se están levantando contra su dictadura, no hay más que ver videos y fotos (por supuesto en canales que no son la tv pagada para la propaganda).
Si Goebbels levantará la cabeza, estaría viviendo en el mayor sueño húmedo de su vida viendo cabales oficiales.

Txori askea
Txori askea
3 meses

Genial!

Punto
Punto
3 meses

eskerrik asko! un artículo lleno de ilusión y esperanza que prueba que mens sana in corpore sano.

Por lo que yo observo a mi alrededor, a pie de calle, está apareciendo otra especie animal, híbrido entre cordero y gato, que están ahí, a punto de dar el paso, de salir del armario, y declarar que ya no quieren seguir ocultando que son gatos con piel de cordero. Ánimo a esas personas, hay que vivir en consecuencia a nuestros pensamiento y sentimientos, y no temer el rechazo de nuestra familia, cuadrilla, círculo laboral, y no seguir haciendo un papel para encajar entre (lo que de momento) es la mayoría.

La tele uffff enchufando veneno, eso sí que es difícil de arreglar!

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
3 meses
Respuesta a  Punto

Yo tengo la misma sensación.

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
3 meses

Muy bien. Pero ya no somos cuatro gatos… ni realmente, ni para los covidianos. Lo de la manifestación de Bilbao es inescondible.

Aitor
Aitor
3 meses

Al parecer la Ertzantza no tiene otra cosa que hacer que fastidiar a los sufridores no vacunados que sufren arresto domiciliario cuarentena. A mi me han venido 2 veces hoy a ver si me pillaban. A mediodia y a las 5

Y mientras tanto, los delincuentes ilegales a hacer lo que se le pone en los mismisimos..

Barkuit
Barkuit
3 meses

La ertzaina y todo el sistema público Vasco tiene mamporreros del pnv que deben muchos favores.

De ahí que digan amén aunque sean los nazis que encienden el gas en las cámaras.

Lo pagaran. Lo iremos viendo y veremos a más de uno que llorará sangre

Julio Suárez
Julio Suárez
3 meses

No veo la mierda de TV desde hace unos 15 años, lo que leo sobre lo que dicen es el reflejo de los bufones del Sapo Soros, de su Sta. Satandidad, etc, etc. Un espectáculo supongo del reflejo de una decadencia absoluta, social, económica, psicológica, sanitaria, cultural, intelectual, jurídica y política.
Donde todos bailan al son de las monedas que cuatro gansters falsifican a su antojo para repartirse como les sale de las criadillas y los ovarios. Dinero por cierto que pagamos todos con menos balor que una cagada de borrego, pero que nos usurpa nuestra energía y creatividad. Por eso vicir en un sistema parasitario cada vez es más insoportable y cuanto más tiempo pasa menos le queda de vida. Estan heridos de muerte. Es el síndrome del Titanic, mientras el barco se hunde los de las clases de arriba creem que todo sube, por que sune la proa, mientras se hunde el barco por la popa.

julio suárez
julio suárez
3 meses

Valor con v, hay más, disculpar.
La prox promero comemtar desde el móvil o mobil en catalán con gafas.
Gracias.

Thomas O´Maley del Arrabal
Thomas O´Maley del Arrabal
3 meses

Certera visión, y que gustazo da leerla!
Y si una imagen vale más que mil palabras, la foto de los aristogatos de sarao lo dice todo.
Fdo. Thomas O´Maley

Manu
Manu
3 meses

¡Brillante artículo! Tenemos que aprovechar este impulso que hemos generado cuatro gatos, mantenerlo y multiplicarlo exponencialmente para alumbrar una nueva sociedad, lo cual pasa también necesariamente por hacer justicia con los responsables de que el mundo se haya convertido en un lugar hostil para el ser humano y para la vida en general.

Esteban
Esteban
3 meses

Los “cuatro gatos” tenemos y debemos contagiar el virus de la cordura y el sentido común a esa parte de la población que puede ser reconducida hacia la verdad. No ha sido ni es tarea fácil pero hay que intentarlo.

Luis
Luis
3 meses

Cuatro gatos que son muchos más gatos y cada vez más, oteando al horizonte la verdad, tirando el velo de la mentira que nos lleva a la tiranía, cuatro gatos que son infinitud de gatos contra la dictadura globalista.

Betsy
Betsy
3 meses

Mi papá me decía: mi leona
Ellas están en la línea de los gatos ¿no?

error: Content is protected !!
3
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x