POLÍTICA

Demoledora CARTA ABIERTA a la Rectora de la UPV/EHU, Eva Ferreira García: «Es incomprensible que se oculten los daños causados por esas supuestas vacunas»

A continuación compartimos una estupenda carta que nos ha llegado a la redacción. Se trata de una CARTA ABIERTA dirigida a la «excelentísima» Rectora de la Universidad del País Vasco Doña, Eva Ferreira García. La carta ha sido escrita por Catalina Martínez-Moro Galaz, Licenciada en psicopedagogía por la Universidad de Salamanca. Merece la pena leerla hasta el final, de verdad. Os dejamos con la carta:

CARTA ABIERTA A la Excelentísima Rectora de la Universidad del País Vasco Doña Eva Ferreira García

Estimada Señora,

Me dirijo a usted con incredulidad y total decepción al comprobar que nadie ha alzado su voz desde las diferentes Áreas de conocimiento de La Universidad del País Vasco ante la arbitrariedad y falta de base científica  de la  gestión que diferentes gobiernos, particularmente el que a nosotros compete, están teniendo de esta crisis supuestamente sanitaria, algo que me parece del todo inconcebible si se tiene algún respeto por la Institución que representa.

Los Doctores más prestigiosos del mundo, como, por ejemplo,  el Dr. Robert Malone, co-inventor  de la tecnología ARNm para las terapias génicas, expresaron desde el comienzo que la única estrategia con base científica es la domesticación del virus.

La estrategia que se ha seguido, sin embargo, es la que el Dr. Malone dijo que no tenía ninguna base científica para este tipo de virus: la estrategia de la vacunación Universal. Desde el principio dicho Dr. señaló que la inmunidad de rebaño no era factible para este tipo de virus. Eso está ampliamente demostrado.

Los que creemos en la ciencia, en la búsqueda de la verdad y en la importancia de la ética asistimos atónitos a cómo diferentes gobiernos del mundo tratan de forzar a la población a inocularse unas terapias génicas experimentales aprobadas para uso de emergencia, a través de la manipulación y sin tener en cuenta la relación de riesgo beneficio.

Además, a tenor del estudio que han realizado 500 doctores canadienses, estas terapias ni siquiera deberían haber obtenido la aprobación para uso de emergencia. Asistimos a una corrupción sin precedentes donde el dinero y los intereses de unos pocos, a veces totalmente carentes de ética, como creo que es el caso, deciden sobre la población en su conjunto pisoteando las libertades y los derechos constitucionales de los individuos y provocando muertes sin asumir ninguna responsabilidad.

Es incomprensible:

1.       Que se fuerce a la población a inocularse esas terapias experimentales mediante la manipulación sin que la ciudadanía pueda valorar los riesgos y beneficios reales.

2.       Que se oculten los daños causados por esas supuestas «vacunas».

3.       Que no se dé receta ni consentimiento informado previo a la inoculación de esa terapia génica, que puede modificar genéticamente nuestro sistema inmunitario de manera irreversible y dañar órganos sensibles también de manera irreversible.

4.       Que  no se realicen autopsias para buscar las causas de la muerte y contrastar las hipótesis, así como para poder valorar la idoneidad de las herramientas para diagnóstico.

5.       Que no se baraje la opción de utilizar para el tratamiento de esta enfermedad medicamentos muy baratos y eficaces, como la ivermectina y la hidroxicloroquina.

6.       Que se mienta desde los medios de comunicación para generar alarma y propiciar la vacunación de grupos de población  que no tienen nada que ganar con esas inoculaciones y sí mucho que perder, como los niños y las personas jóvenes sanas sin patologías previas. Se ha repetido hasta la saciedad en los últimos tiempos que el grupo de mayor incidencia para la Covid era el de los niños de 5 a 11 años sin que haya un solo niño ingresado en ningún hospital por esta enfermedad.

7.       Que se mienta para justificar la inoculación de aquellos que no deberían vacunarse, diciendo que pueden causar la muerte de padres y abuelos, cuando es todo lo contrario, ya que ellos son los que les van a salvar la vida domesticando el virus.

8.       Que no se ponga el grito en el cielo por la total ausencia de debate científico.

9.       Que se vulneren con total arbitrariedad las libertades y los derechos constitucionales de las personas para forzar a  una «vacunación», que no es tal, puesto que no inmuniza ni impide el contagio, a grupos de población que no tienen nada que ganar con esas terapias y sí mucho que perder.

Por todo ello, solicito que los trabajadores del Templo del conocimiento tengan un respeto por la ciencia y por la ciudadanía y se pronuncien respecto a la pésima gestión de los gobiernos títeres de los intereses opuestos a la erradicación de esta crisis sanitaria, exigiendo el debate científico y que primen los intereses de la ciudadanía en su conjunto.

Sin más cuestión por el momento y agradeciendo de antemano su atención, se despide atentamente,

Catalina

Firmado: Catalina Martínez-Moro Galaz

Licenciada en psicopedagogía por la Universidad de Salamanca.

8 COMENTARIOS

  1. Ay las universidades, otros que como los sindicatos, las televisiones, radios, etc.. solo se pueden llamar agentes verticales.

    Se dice a veces que la historia es una puta, ahora lo es tambien la ciencia. «consenso» lo llaman, cuando deberian de llamarlo » de pago». Y las universidades en fin.. ya sabemos como son las universidades españolas.

    • Ayer por la tarde aterrizó un OVNI en el jardín de mi casa.
      Bajaron unos extraterrestres muy simpáticos y me invitaron a subir a la nave. Allí tenían montada la fiesta de Blas (en la que todo el mundo salía con unas cuantas copas de más). Y lo mejor de todo: estaban Rafael Palacios «Rafapal» y Catalina Martínez Moro como maestros de ceremonias.
      Me invitaron a unos chupitos de dióxido de cloro y cuando en evento se terminó, bajé de la nave por mi propio pie. El artefacto despegó a toda velocidad, emitiendo un sonido: «¡¡ chiiuuuuu !!» y dejando tras de sí una estela violeta.
      Sra. Martínez Moro: y ahora, demuéstreme que no es cierto…

  2. Faltaría:
    Que se siga obligando a la población a llevar un inmundo, odioso y repulsivo bozal. Sin que se haya aportado ni una solo prueba de sus supuestos beneficios (repetir algo muchas veces no es demostrarlo) y habiendo abundantes pruebas de los daños que causa físicos, psicológicos, sociales, políticos y morales.

    Se trata de un cruel instrumento de tortura y sometimiento. Ha sido el primer ataque en el asalto a la soberanía sobre nuestro propio cuerpo y dignidad. Era necesario obligarnos a aceptar el bozal para hacer más fácil los pinchazos, los chips, los pass y todo lo que se les ocurra para esclavizarnos.

    Fuera los bozales!!!

  3. Estimada Catalina Martinez-Moro Galaz: me gustaría saber desde su conocimiento de psicopedagogía las consecuencias detalladas de las consecuencias de las supuestas «vacunas» porque no ha detallado ninguna. También me gustaría saber por qué la ivermectina y hídricocloroquina que usted considera suficiente para combatir esta pandemia no se ha hecho público. Gracias y un saludo, Pilar.

  4. Mi apoyo a Catalina Fernandez Moro. La verdad, es que de tanto esperar que los medicos , cientificos, y gente que se siente más capaz que la mayoría de la.gente, , hable con conocimiento . Me había olvidado de los que viven o trabajan etc en las universidades. Que han estado muy calladitos teniendo clases a distancia etc. Es tarde , Catalina pero al menos has levantado la mano , como hacíamos en clase. Y a pesar de lo que se pueda pensar de Rafapal , no siempre habla de marcianos . Ultimamente se dedica más a aclarar pandemias que los de las universidades.

  5. Tenemos la razón pero no nos sirve de nada, el dinero compra todas las voluntades y convierte a los sabios ilustrados en necios mercenarios a sueldo de las multinacionales y fondos buitre-Personal Sanitario, hospitales, medios de manipulacion masiva, fuerzas y cuerpos de seguridad y ya no hablemaos de los villanos de los politicos,

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!