POLÍTICA

El ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi hunde todavía más la pobre imagen de Gotzone Sagardui, la incompetente Consejera de Salud

Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi

Cuando la incompetencia llega a tal grado que no se sabe aprovechar la ocasión para ir saliendo del relato.

Hace más de un año dije que este relato se tenía que haber acabado en el otoño de 2020 aprovechando la epidemia estacional de gripe de todos los años, pero, por una parte, se aferraron a la mascarilla para justificar que la gripe había desaparecido, cosa que no ha sido así, y, por otra, a que la salvación de esta pandemia estaba en la vacuna próxima a aparecer en esas fechas, para luego continuar con este relato durante todo el 2021, en el que como se ha visto la vacuna ha fracasado, aunque solo sea porque se necesitan hasta 3 inoculaciones, si no más, y porque la promesa del 70% de la población inmunizada no ha sido verdad, ya que la realidad es que no hay inmunización alguna, y, para ello, han ido apretando el acelerador del miedo con una presión chantajista para que la gente se vacune, dando pasos hacia un estado en donde la democracia ha brillado por su ausencia, y, en especial en Euskadi al colocarse, como los abanderados en el estado, de las posiciones al más puro estilo hitleriano, estigmatizando a la sociedad, diferenciando vacunados de no vacunados como se hizo en su día en la Alemania nazi con los judíos.
En el día de hoy hemos tenido dos comparecencias, una del Presidente del Gobierno Sr. Sánchez y otra de la Consejera de Sanidad del Gobierno Vasco la Sra. Gotzone Sagardui.

En el caso del Sr. Sánchez parece que ha apuntado a que este virus se quedará endémico vigilandolo como se vigila la gripe sin realizar ese conteo diario y sin hacer test al menor síntoma, es decir, que el plan es el de considerar el virus de la covid como un virus de la gripe, lo cual va en la línea que he mantenido durante la pandemia al decir que la pandemia era una pandemia de test y que los asintomáticos no estaban enfermos ni contagiaban. Hay que decir que el Sr. Sánchez está con esta postura aprovechando la ocasión para salir del relato de lo cual me alegro.

Nuevamente no se puede decir lo mismo de la comparecencia de la Sra. Gotzone Sagardui, en la que nos afirma que quien dé positivo en un test de farmacia deberá aislarse, ya que tiene una altísima probabilidad de padecer covid, pero eso si ahora sin notificarlo, en que quedamos Sra. Gotzone Sagardui, si tiene una alta probabilidad de padecer covid, ¿ es que el ciudadano a estas alturas tiene que gastar dinero de su bolsillo en estos test de farmacia cuando ya paga por una sanidad pública que durante dos años ha brillado por su ausencia?, ¿cómo es que no lo registren para el cálculo de la IA?, ¿no será que necesita bajar la IA contabilizando menos test realizados ya que si seguimos así en pleno mayo seguiremos con una IA muy por encima de 500?, ¿es que necesita imperiosamente bajar la IA hacia finales de febrero, al ir bajando las hospitalizaciones y las ucis de la epidemia estacional de la gripe?, ¿es que necesita empezar a bajar la ola para volvernos a decir, a la sociedad vasca, como si fuéramos tontos que las medidas tomadas han resultado eficaces?.

Sra. Sagardui Vd. sabe perfectamente que no es así, y sabe porque Vd. dirigió la subida y la bajada de la quinta ola diciéndonos que se acabaría cuando la IA bajase a 60, y en su momento en un escrito le contesté que si quería bajar a 60 tendría que hacer del orden de menos de 2.000 test, y, como bien sabe Vd., al final se bajó hasta cerca de 1.800 test, eso si para decirnos que las medidas habían funcionado, al igual que sabe que llevamos más de un mes con la desafortunada medida estigmatizadora del pasaporte covid y la IA lo único que ha hecho es subir de forma exponencial, por culpa no del virus, Sra. Sagardui, es por culpa de dedicarnos a gastar dinero público que luego falta para atender otras necesidades en hacer test de una forma exagerada, ¿que es lo que realmente quería Sra. Consejera con esta escalada exagerada de test, controlar el virus o presionar para que la gente se ponga la tercera dosis y lo que es peor para presionar a aitas y amas para que vacunen a sus menores?.

6 COMENTARIOS

  1. Acabo de oírla y dan ganas de tirarla a la ría y que se la coman los peces. Yo creo que es una marciana porkullera como su Amo.Ssbe perfectamente que miente y por supuesto la ocasión que le ha puesto por delante su Pedro!!!! Es para tomar nota y dejar de dar por culo. Ya está bien de dictadura social que no sanitaria y qué dejen de engañar que la sociedad está ya hasta los cojones de asesinas a sueldo. Gracias Jon Ander Valiente como siempre.

  2. Completamente de acuerdo con Aurora, esta individua, no es digna de de ser llamada señora, no es una incompetente es una genocida comprada, al igual que su jefe Urkullu y demas traidores a su patria, y no me refiero a la española sino a la vasca y el señor Jon Ander Etxebarria peca, no de ingénuo, sino de ser demasiado educado y de no atreverse a llamar a las cosas por su nombre; «genocidio».

  3. En realidad, la promesa del 70% de vacunados para acabar a corto plazo con una epidemia responde al conocimiento acumulado durante años de lidiar con ellas. La realidad es que, en este caso, no se ha llegado nunca a esa cifra porque la «inmunización» se sitúa entre 40% y 60%, dependiendo de las vacunas, según los estudios que han hecho en Israel, debido a que (a) nunca llegan al +95% que declararon cuando las aprobaron (lo que debería llevar a descartarlas) y (b) su eficacia disminuye según pasa el tiempo, siendo de 1 mes de media para personas inmunodeprimidas y de 3 para el resto, siguiendo con la fuente del país ocupante de Palestina. En consecuencia, ni vacunando al 100% de la población, lo que es técnicamente imposible salvo que se ejecutara manu militari, se llegaría a 70% de inoculados «inmunizados» en un momento dado.

    Lo cual nos lleva a pensar: si ya han conseguido inocular a un porcentaje enorme de población y el que queda es marginal, y, aunque lo vacunaran, no lograrían un efecto significativo sobre la epidemia ¿por qué tal empeño? Además, contar con una bolsa de población sin inocular viene de miedo para el análisis de las consecuencias posteriores de la vacuna, ya sea de la respuesta inmunitaria, como de los efectos adversos. Entonces ¿por qué rechazar esa bicoca científica? ¿Por qué esa obstinación de que todo el mundo pase por el aro? Tampoco puede ser por la caducidad de los viales, ya que se desvían a otros países cuando les falta poco para caducar. Así que ¿qué hay detrás de la insistencia? ¿También es una cuestión de «civismo» y «solidaridad»?

  4. La respuesta a esa pregunta de por qué quieren llegar al 100% de vacunados se llama » inoculacion de tecnología de lecturas biometricas y lectura de la actividad cerebral» además de eliminar la posibilidad de que quede un grupo de control que pueda servir de prueba futura para demostrar que las inoculaciones causaron muchos daños.
    Ahí estaré yo, en el grupo de control. Prueba en vida que demuestre que ha pasado y ojalá sirva para incriminar a esa señora indefinible que va con bozal para no mostrar su cara a la ciudadanía. Es lo que tiene el mentir…

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!