OPINIÓN POLÍTICA

La gran distorsión de los derechos fundamentales y la creación de la confrontación social

Escrito por la economista Nekane Jurado

LA GRAN DISTORSION DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y LA CREACION DE LA CONFRONTACION SOCIAL

1 LA GRAN DISTORSION DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES

Todos los derechos fundamentales básicos: se han supeditado al desarrollo de los objetivos de la estrategia del COVID-19 como punto de partida del “Gran Reinicio”

No digo que todo se haya supeditado a la SALUD, porque la propia SALUD está siendo un derecho negado. Es una realidad que cualquier enfermedad no COVID puede llevarnos hoy en Euskadi a la muerte sin recibir atención médica .

La Salud integral, la educación, la libertad de reunión y de circulación, el derecho a trabajar, a recibir ingresos mínimos, nos están siendo negados, con muy escasa respuesta de una población manipulada por el miedo y en estado de shock

Todo este montaje no se comprende sin analizar la economía, por ello queremos llamar la atención sobre la falta de salud de la situación económica actual.

Además del endeudamiento masivo e insostenible de las Administraciones Públicas, y como consecuencia de un desvío masivo y constante de dinero público a través de los presupuestos hacia las grandes élites corporativas (la Banca, las farmacéuticas, las eléctricas, etc.) la situación económica real de la población está próxima a ingresar en la UCI, sin salir en las noticias.

A finales de 2021 se han hecho públicos los informes sociales y de pobreza de 2020. En cascada hemos conocido los de la UE, de España y de Euskadi. Todos siguiendo el mismo patrón, ya que todos están inmersos en “El gran reinicio”, en la Agenda 20/30.

En la UE, cuna de los Derechos Sociales y Económicos, 96,5 millones de personas están en situación de pobreza, el 22% de su población, de ellos 20 millones son niños, y 40 millones son personas trabajadoras con un empleo que no logra sacarlos de la pobreza.

En 2020, primer año de COVID-19, 4,5 millones más de personas han entrado en esta situación de pobreza. La propia Alemania, la locomotora de Europa, ha pasado a puestos de honor con un 22,5% de pobres, por encima de la media de la UE.

España sigue aspirando al podium, con 12,5 millones de personas, el 26,5 % de su población en pobreza, de los cuales 3,3 millones están sufriendo pobreza severa sin poder realizar una comida proteínica cada día. En el primer año de COVID-19, 620.000 nuevas personas han engrosado la lista. Y lo que es más grave el 30% de todos los hogares con hijos menores de 15 años están en pobreza.

En Euskadi el 19,9 % de su población, 432.219 personas están en situación de pobreza, el covid-19 también ha aumentado las cifras ensañándose con Vitoria-Gasteiz, donde la población más joven se había emancipado en la última década y han sido arrojados ellos y sus pequeños a la pobreza. Euskadi sigue aumentando la desigualdad, abriendo la brecha social. Entre 2008-2020 los ingresos reales del 50% de la población han descendido casi un 25% de media, mientras la renta del 10% más alto ha seguido creciendo, al igual que los súper ricos, tenemos 25 familias con más de 100 millones de € declarados, de ellas 10 con más de 500 millones.

Mientras el 26,3% de los niños de Euskadi están en pobreza muy grave. Esta sociedad está muy enferma porque ya no puede cuidar a los niños. Es atroz, no solamente les inoculamos sustancias experimentales, les quitamos el contacto humano, el oxigeno, la comida y el poder estrenar zapatos nuevos.

Frente a esta precariedad económica de más de una década, con la imposibilidad de trabajar ante cierres por decretos de sectores enteros de la economía, de cuarentenas, sin derecho a reunión y a debate abierto, con una inflación del 6,7% en 2021 mientras que la media salarial subió el 1,5%, con un oligopolio energético y eléctrico que obliga a las personas a morir de frío o incendiados con braseros, el gran capital inicia 2022 con una nueva fase de ataque económico.

La cuesta de enero amenaza con ser la cuesta del Everest, será seguida por la híper inflación, los cierres de empresas en cascada y el supeditar los derechos sociales a un carnet biométrico europeo dónde el pase COVID-9 solo es un ensayo.

2 LA CREACION DE LA CONFRONTACION SOCIAL

Hay analistas que señalan que entre el 25- 30% de la población europea y norteamericana habíamos escapado del control del pensamiento único. Estamos pensando por nuestra cuenta buscando información veraz en fuentes no contaminadas, y podemos transmitir a otros una desobediencia civil ante el sistema neofascista que se está instalando.

Esta es la clave para entender la confrontación civil que artificialmente están provocando desde sus medios de información. Manipulando el miedo colectivo, en la Europa Central de los siglos XV a XVII la histeria colectiva llevó a las masas a linchar y quemar vivas a decenas de miles de mujeres acusadas falsamente de causar malas cosechas y epidemias. Pues bien, en la histeria colectiva del s. XXI algunos quieren arrastrar a las masas a linchar a los no vacunados de covid bajo la misma acusación falsa de causar epidemias, una ciega persecución de una minoría inocente que comienza a bordear el concepto de delito de odio. Está claro que no querían la inmunidad de rebaño. Querían el rebaño.

Llamamos a la gente a salir a las calles, a ser ovejas negras que no siguen al pastor, a sacudirse el miedo, a reclamar sus derechos elementales, a transformar la enfermedad mental y el debilitamiento físico en VIDA. BIZITZA. Somos vida y estamos programados por la Ley Natural para la salud. MIREMOS HACIA ARRIBA. Hagámonos responsables de nuestro futuro

Hoy quiero parafrasear a Pablo Neruda. Sueño con todos los niños comiendo, en la escuela, y con zapatos. Sueño con que la libertad y la justicia se repartan como el sol se reparte en el verano

Nekane Jurado / BIZITZA / 2021-01-13

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!