EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

“¿Qué es rezar?” – José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, escritor y colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

¿QUÉ ES REZAR?

Si te vieras perdido, en medio del mar, y tuvieras una radio ¿Qué harías? Sin duda, llamarías pidiendo auxilio pero ¿Y si nadie contesta? Pues seguirías insistiendo, una y otra vez. ¿En qué momento te darías por vencido? ¿No es eso mismo lo que hacen los creyentes cuando rezan?

Los creyentes creen tener unas radios mágicas que emiten unos mensajes mágicos que llaman “rezos”. Se trata de códigos formados por palabras que no tienen siquiera obligación de comprender (Prueba de ello es que, tanto da, que se pronuncien en español o en latín), que repiten, una y otra vez, con la misma insistencia que el naufrago repite “Alfa, whisky, tango”. Dos mil años llevan utilizando esa “técnica” sin poder contactar con Dios. ¿Dispones tú de dos mil años para seguir probando?

Los creyentes creen que los evangelistas fueron los transmisores del mensaje de Jesús pero no hicieron caso a Mateo cuando dijo: “No uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis”. Es más, les dijo también que, para establecer contacto con el Padre, lo mejor era no ir al templo. ¿Y qué hicieron ellos? ¡Construir miles de templos!

Vemos pues que no es lo mismo creer que hacer caso. Jesús, que no era creyente, sí optó por buscar un lugar apartado, libre de interferencias, para establecer contacto, y lo logró, según relató el mismo Mateo en “Las tentaciones del desierto”. Cualquiera que sepa lo que es la meditación sabe que, lo que se explica en ese pasaje es la receta de Jesús para alcanzar el estado meditativo: Elegir un lugar que propiciara el silencio, ayunar para “purificarse” (Ahora lo llamaríamos “Desintoxicarse”) y esperar, atento, al tentador, cuya misión es perturbar al meditador, ofreciéndole mil cosas en las que pensar, con el único fin de que no pueda alcanzar el estado de no- pensamiento. Un estado en el que la mente nada emite y permanece, por tanto, cien por cien receptiva (Pues la mente, como la radio, no puede emitir y recibir a la vez).

Todo meditador sabe, por propia experiencia, que el tentador va proponiendo sus “entretenidas conversaciones mentales”, echando mano de los deseos y miedos que aquel cobija. Así, un obseso sexual no podrá meditar porque, en el momento en que lo intente, le asaltarán pensamientos libidinosos y una persona asustadiza tampoco podrá, porque le asaltarán pensamientos terroríficos. En “Las tentaciones del desierto” todo meditador puede ver tres ejemplos con los que el tentador intentó captar la atención de Jesús, apelando al hambre y a la riqueza (Con lo que le estaba sugiriendo -Déjate de búsquedas espirituales y preocúpate de la materia que necesita tu cuerpo-) y apelando a algo muy del gusto de los materialistas-satanistas: probar a Dios, para ver si existe. -Tírate al abismo: Si existe Dios te cogerá al vuelo porque ¿qué padre dejaría que su hijo se estrellara? Y si no te tiras, es porque no crees que exista ese Dios-Padre-. Eso es lo que le propuso el tentador a Jesús para provocarle inseguridad, miedo, desconfianza; y lo que éste rechazó sabiamente, con lo que pudo retomar su meditación y culminarla.

Doy por supuesto que aquellos que cayeron en la vorágine del rito-repetición, encontrarán increíble esta interpretación de las Escrituras, y es bueno que así sea pues ¿Para qué creer lo que se puede comprobar? ¡La meditación está al alcance de todos! Solo hace falta un mínimo de humildad para entender que la interpretación realmente imposible es la que ellos creen pues entendiendo que Jesús es hijo de Dios y, por tanto, heredero de todo lo que existe ¿Qué interés podían tener, para él, las ofertas del diablo? ¿En qué podía beneficiar a Jesús que el diablo le prometiera “hacerle dueño de los reinos de este mundo”?

La meditación puede llevarte a ese estado de silencio mental, de receptividad total, en el que puedes ser consciente de que la mente es tu herramienta y no tu conductor, de que eres tú quién tiene el poder de dirigirla y no ser más víctima de sus veleidades, de que eres libre de acoger o ignorar cada una de sus sugerencias (O pensamientos). Esa es la verdadera libertad, que Jesús encontró y enseñó a encontrar. Esa es la libertad que el tentador no quiere que encuentres y tampoco sus siervos materialistas-satanistas, cuyo deseo es tenerte, al menos, otros dos mil años, bajo sus pies. Ellos no podrán meditar, ni por tanto liberarse, mientras cobijen ese deseo; de ahí que Jesús advirtiera que “Más fácil es para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar en el reino”. De ahí que dijera también que “Los primeros (Los distinguidos, los encumbrados, los engreídos, los creídos, los vanidosos, los que carecen de humildad) serán los últimos y los últimos serán los primeros”.

Doy por supuesto que te parecerá increíble lo que he dicho, (Salvo que sepas lo que es la meditación). En cualquier caso, es bueno que seas escéptico, científico. Así podrás verificarlo por ti mismo. Y si como tantos seres humanos, te sientes hoy solo, como perdido “en mitad de un mar de confusión”, piensa que no es muy distinto de sentirse en mitad del desierto y verás que tienes parte de la receta ya hecha.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
1 Comentario
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Gaston
Gaston
4 meses

Muy bueno, gracias

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x