EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

MUNDO

Un asesor científico del gobierno de Boris Johnson critica ahora el confinamiento: ¿Otro que recula?


Ahora todo el mundo empieza a dar marcha atrás, incluido un defensor del confinamiento que asesora al gobierno británico, que admite -dos años después- en un libro que se equivocaron y que nunca tuvieron en cuenta los daños que causa, según informa The Telegraph.

El profesor Mark Woolhouse es miembro del Sage SPI-M, el plantel de “expertos” que se hizo famoso por predecir escenarios catastróficos que nunca se cumplieron y cuyo objetivo era atemorizar a la población masivamente y justificar las restricciones sanitarias, tal y como afirman nuestros compañeros de mpr21.

El libro se titula “The Year the World Went Mad” (El año en que el mundo se volvió loco). En su obra lamenta la implicación de los “expertos” en la puesta en marcha de las medidas de confinamiento.

“Sabíamos desde febrero [de 2020], y no digamos desde marzo, que el confinamiento no resolvería el problema. Sólo lo retrasaría”, dice ahora Woolhouse, añadiendo que nadie en el gobierno parecía reconocer el fracaso de esta estrategia.

“La primera respuesta mundial a la pandemia fue lamentablemente inadecuada”, dijo Woolhouse, quien añadió que las alabanzas de la OMS al enfoque de “cero covid” preparó el terreno para un desastre de proporciones mundiales.

A Woolhouse le preguntan por qué los gobiernos se lanzaron a imponer restricciones brutales sin tener en cuenta las consecuencias. “En ningún momento, ni siquiera en el año siguiente, hubo ninguna forma de análisis del daño causado por los confinamientos”, dice. “¿Se los ha tenido en cuenta? No he visto ninguna prueba de que lo fueran y eso es muy, muy preocupante”.

Ya en abril de 2020 el Sage recibió información que confirmaba que los confinamientos “costarían tres veces más que la propia enfermedad”, pero prácticamente no se tuvo en cuenta que “las personas mayores de 70 años tenían al menos 10.000 veces más posibilidades de morir que los menores de 15 años”.

El gobierno británico mintió a la población al afirmar que el virus “no discrimina”, cuando es totalmente falso. “He escuchado el argumento [oficial] caricaturizado como que todo el mundo murió, pero al menos nadie se salvó injustamente”, dice el asesor, añadiendo que “la BBC News apoyó esta percepción errónea al informar regularmente de tragedias raras que involucraban a personas de bajo riesgo como si fueran la norma”.

Los que advirtieron correctamente que el confinamiento causaría estragos, fueron demonizados, vilipendiados, tachados y deplorados, pero ¿qué castigo, si es que hay alguno, recibirán los defensores de el confinamiento que se equivocaron?

Los “expertos” del mundo entero no sólo se equivocaron con los confinamientos. El año pasado los asesores de Sage aseguraron que la variante ómicron podría causar 6.000 muertes al día en Reino Unido si no se imponían medidas sanitarias más estrictas.

Ahora han acabado reconociendo que dicha variante no causó ese número de muertes, sin necesidad de imponer restricciones.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
0 Comentarios
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
error: Content is protected !!
4
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x