EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

El medio y el objetivo – Iulen Lizaso Aldalur

  • Escrito por Iulen Lizaso Aldalur, padre y abuelo, de Hernani
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

El medio y el objetivo

A menudo incurrimos en confusión al invertirlos. En particular cuando por acomodo, se entra en inercias operativas repetitivas, en las que el ego que emerge del frío intelecto, se antepone a aquel sentir primero, que puso a la inteligencia al servicio de la razón de ser…… de aquel noble objetivo inicial.

Se cumplen ya, dos años en que se decretó el primer estado de alarma inicialmente para 15 días y que nos llevó a 3 meses de confinamiento. Fué la primera medida dentro de todos los rituales preventivos que llevamos soportando, hasta encontrarnos hoy con un exceso de muertes por enfermedad sin precedentes. En diciembre de 2021, ese exceso sumaba 100 personas al día, siendo 25 atribuidas a la causa Covid y 75 a muertes….. “inexplicadas”.

El 16 de febrero, el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda en un informe sobre hospitalización por Covid-19 según el estado de vacunación, sí explicaba que el 92% de los ingresados tenían la pauta de vacunación completa. La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHASA) publica en su informe semanal de vigilancia de vacuna Covid-19, que entre 24 de enero y 20 de febrero se registraron un total de 9.230 hospitalizaciones por Covid-19 en Inglaterra, de los cuales el 85% corresponde a población triplemente vacunada. En general la población vacunada representó el 89% de todas las muertes por Covid-19.

Desde el inicio de este drama, personas desvinculadas de lo político o sindical conocidas, crearon asociaciones, agrupaciones y plataformas ciudadanas independientes, que con el tiempo se les han ido sumando colectivos profesionales de médicos, policías, abogados, sanitarios, profesores, etc. Hoy son los únicos que mantienen viva la llama informativa de la verdad alternativa a la de unos medios de comunicación……anegados en la mentira incentivada.

Una de estas asociaciones en Euskalherria es Bizitza, la cual sumó para la última manifestación celebrada en Bilbo el 22 de enero-2022, al colectivo de Bomberos de Bizkaia, con un éxito de afluencia y animación impresionantes.

Esta activa plataforma ciudadana, en recuerdo de esos dos años en que no tenemos nada que celebrar y sí honrar a quienes les adelantaron la muerte, para el 12 de marzo convoca en Gasteiz una manifestación, para la cual hace un llamamiento a la ciudadanía independiente, como a colectivos profesionales.

Para la ocasión, sería aplaudible darnos la oportunidad de conseguir sumar más personas y nuevos colectivos, como pudieran ser personas afectadas por carencias en la atención primaria, por los efectos secundarios de las vacunas, o grupos de funcionarios públicos, que aunque coexistan entre sensibilidades diferentes se darán casos de padres jóvenes afectados por los absurdos protocolos escolares para sus niños o a sus padres y abuelos por las vacunas.

En el caso que nos ocupa y a tenor de lo relatado arriba, el diagnóstico para quienes crean plataformas ciudadanas alternativas, con el fin de contrarestar este acoso sanitario, informativo, institucional, laboral, escolar, etc…sin fin, es de que, todo ello más los rituales protocolarios, es una cruel escenificación con el fin de generar una pandemia del miedo como bien dice la psicóloga Lourdes Relloso en su libro “Escapa del mal trato”Cuando las personas se sienten en un estado de alerta, de alarma, de miedo, de alguna forma colapsan y únicamente responden desde su parte más instintiva. Todas las personas tenemos esa respuesta instintiva, independientemente de nuestra inteligencia.

Y el objetivo cualitativo-humanitario es evitar el mayor quebranto y sufrimiento físico, mental y emocional posible a todas las personas; acompañarles en su recuperación y orientarles hacia la autogestión de la salud y alimentación sana.

Explicado el diagnóstico y los objetivos, quedan los medios para alcanzarlos. Aunque los medios que vienen empleando para coaccionar, chantajear e inducir a las personas a medicarse, se basen en manuales xenófobos de psicológía nazi, nada parecido a ello está en los ánimos, consignas y llamadas a la resistencia de las plataformas ciudadanas, siendo las acciones más “violentas”, la información, desobediencia y la contestación pacífica y animada en la calle.

La desobediencia es el “arma” más poderosa que tiene quien ama la paz social

Grandes batallas libraron y mayores victorias alcanzaron quienes con la verdad en la boca y la paz en el corazón, se quitaron de encima el yugo colonizador y racista en paises, donde la discriminación por castas y color de piel era un dogma. Discriminados como aquí, por una situación médica o uniforme policial.

Hoy vivimos la mayor tragedia y acoso que ha sufrido la humanidad a lo largo de su historia conocida, por parte de quienes quieren colonizar nuestros cuerpos inyectando sustancias tóxico-conductistas, que causan un exceso de muertes conocidas (pero no reconocidas)…. solo en tiempos de guerra.

En el tema socio-sanitario, hoy en Euskadi se dan dos tristes paradojas. La primera tiene que ver con la sentencia 393/2017 (enlace de descarga al final de la noticia) del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, al Recurso de Apelación 136/2017 de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, la cual confirma la suspensión de la Instrucción 7/2016 de este organismo de mayo de 2016, cuyo objetivo era obligar a los enfermeros a vacunar a la población sin prescripción médica individualizada. Si hasta hoy nada ha cambiado, esa práctica sigue siendo ilegal, como se recoge en el Real Decreto RD 954/2015, que regula la prescripción enfermera: “El Real Decreto estatal, en tanto norma, representa el interés público y debe primar. En este caso el interés público es el suministro de las vacunas a quienes las necesiten, suministro que no se ve amenazado con la suspensión, pues serán los médicos quienes diagnostiquen la dolencia o verifiquen la existencia del riesgo a prevenir, prescriban la vacuna y pauten su suministro.”

Ante esta sentencia, la Mesa de la Profesión Enfermera integrada entre otros por el sindicato SATSE como parte demandante, a diferencia del silencio de hoy entonces lanzó un contundente comunicado de llamada a la “desobediencia”, mostrando su satisfacción por una sentencia que: ante las “ilegales” actuaciones cotidianas, les devuelve al normal funcionamiento del sistema sanitario y la colaboración entre los distintos profesionales. Mientras no se modifique este Real Decreto, si un enfermero administra una vacuna sin que exista una prescripción previa del médico, estará vulnerando la legalidad y realizando una actividad que es competencia de otro profesional, y por tanto podría estar cometiendo un delito de intrusismo profesional”.

Sabemos que es ilegal. Ellos saben que es ilegal. Ellos saben que sabemos que es ilegal. Sabemos que ellos saben que sabemos que es ilegal. Y, sin embargo, siguen con la Instrucción”. (Aleksandr Solzhenitsyn)

En lo sanitario, me cuesta encajar la paradoja de que SATSE en 2017 pida al Gobierno Vasco por vía judicial la derogación de la Instrucción que les obligaba a vacunar con VACUNAS, y hoy con mayor razón de ser, sigan inyectando sin prescripción médica individualizada ni receta…. un medicamento experimental.

No firman el Juramento Hipocrático como los médicos, pero si conocen los “Derechos en las relaciones asistenciales que tenemos los pacientes y cuelgan en las paredes de cada planta de hospital de Osakidetza

En lo social, me cuesta encajar la paradoja que me supone el hecho de que, existiendo plataformas ciudadanas bien relacionadas con expertos en derecho jurídico-médico, que a buen seguro valoran la sentencia, en los mismos términos que en su día hizo SATSE, hoy, ante el acoso e impulso sanitario por parte de Enfermería en medicar-inyectar sin prescripción ni consentimiento informado…ante una sentencia tan contundente (un filón) no orienten su acción hacia la vía judicial, con el fin de actualizar a 2022 la sentencia de 2017

Estas plataformas ciudadanas conocen los antecedentes de la sentencia contra Osakidetza y a favor de un SATSE, que en su día calificaba de “ilegal” vacunar sin mayores garantías legales y sanitarias, tanto para ellos como para los ciudadanos. De un SATSE, que hoy con el resto de sindicatos, está a favor de vacunar, vacunar, vacunar, sabiendo que ningún médico la prescribe y al estar fuera del calendario de vacunación, entra en contradicción con el texto del Real Decreto 954/2015. Un SATSE y pacientes favorecidos por memorable sentencia que marca jurisprudencia, pero calla. Es prioritario comprometerles; hacerles ver sus contradicciones…¿o es que también se motivan con incentivos Covid, quienes hoy se inhiben de una causa que antes hicieron bandera humanitaria?

Plataformas ciudadanas que organizan manifestaciones, concentraciones, charlas informativas, mesas de trabajo, ayunos en la vía pública, entrevistas, etc. Crean equipos humanitarios de ayuda sanitaria a afectados, prestan asesoramiento jurídico, campañas de información, desobediencia, reclamación y denuncia contra los abusos de la autoridad sanitaria y educativa. Siendo todo ello medios para darse a conocer, informar para sumar voluntades y personas, etc. se hace imprescindible revisarse a menudo, repasar el orden de pioridades operativas para preguntarse a veces, si con tanto pretender abarcar….. ¿no se estará descuidando o desplazando el objetivo principal?

A veces entramos o sutilmente nos llevan (de esto y sobre si no estaremos inconscientemente “colaborando” con ellos, Alfonso Longo podría hablarnos largo y acertado) a inercias operativas, que conllevan el riesgo de invertir las funciones programáticas iniciales, y de lo que originalmente no era más que el medio para llegar al objetivo, termine siendo en sí mismo……el objetivo.

👇 Descargar PDF de la Sentencia:

Suscríbete
Notificar sobre
guest
4 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
María
María
2 meses

Gracias Bizitza por vuestra encomiable labor

Javier García
Javier García
2 meses

Partiendo del respeto, apoyo y admiración que tengo a Bizitza, por el gran esfuerzo y trabajo que está realizando, sabiendo que mucha gente está entregando su limitado tiempo y toda la energía que le es posible para hacer de bizitza una plataforma que denuncie y contratestre las, casi, innumerables medidas restrictivas, muchas veces negadas, de derechos fundamentales individuales y colectivos que estamos viviendo cotidianamente, la propuesta que nos hace Iulen Lizaso con una crítica razonable , con una argumentación suficientemente sólida, aporta los datos necesarios para que desde bizitza podamos, y debamos hacer lo necesario para denunciar social y jurídicamente estos hechos que él nos describe
Es duro, no es fácil, denunciar a personas y colectivos, en este caso de enfermería, donde sabemos que hay honestos profesionales y buenas personas. Es una situación difícil, dolorosa y compleja para todos, sanitarios y “pacientes”, aún con ello, entiendo, no deberíamos permitir a estos profesionales públicos que están haciendo dejación de sus responsabilidades, aunque sea por miedos a expedientes, a sanciones, a coacciones, que sigan haciendo unos daños, muchas veces irreparables.
En esta distopia, todos debemos asumir nuestras responsabilidades, y eso siempre contribuye al bien, individual y colectivo
Ánimo, y agradecería, una vez más, a bizitza, y las gentes relacionadas con la sanidad y lo jurídico, haga lo que le sea posible para abordar este asunto que Iulen nos plantea
Gracias Bizitza, gracias Iulen

Iker
Iker
2 meses

Argi dago gero eta jende ezberdin gehiago batu behar garela. Bestalde, erizainen aurka joatea oso latza den arren joan behar da.
Gauzak aldatzea ez da batere erreza baina, niretzat arrakastatsua izateko gizartea modu horizontalean antolatu behar degu, edo Grezian erabiltzen zuten benetako sistema demokratikoa.
Bukatzeko denei egiten duten lana eskertu nahi diet, baina bereziki, Jon Ander Etxebarriari, Julen Lizasori, eta Bizitzako kideei.

Harkaitz
Harkaitz
2 meses

Una de las lecciones aprendidas de esta pandemia por la mayoria de la ciudadanía, creo que ha sido darnos cuenta que las instituciones, las asociaciones como los sindicatos y otras muchas, no están para atender a los derechos de las personas. Sería de agradecer ver q ante llamamientos como este artículo, alguien empiece a corregir ciertos silencios ensordecedores. No puede ser aceptable que sabiendo que se están vulnerando derechos y viendo que los resultados provocan tanto dolor, no haya por parte de nadie rectificación. Plataformas como Bizitza han estado impulsando y apoyando iniciativas ciudadanas para recuperar los derechos que se han estado limitando durante estos 2 ultimos años, y gracias a ello, se ha conseguido cambiar la percepción de muchas personas sobre lo ocurrido, y se ha conseguido corregir ciertos abusos institucionales. Personalmente creo que este caso de la sentencia, es una bonita ocasión para para encaminar lo que Bizitza en la próxima manifestación del día 12 proclama: Kontuak eskatzeko garaia!!

error: Content is protected !!
7
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x