EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

EL OSCURO PASAJERO – Fernando López-Mirones

  • Escrito por Fernando López-Mirones, biólogo y divulgador científico
  • Enlace a su canal de Telegram

EL OSCURO PASAJERO

Miren, paladeen bien este texto, porque no leerán muchas veces nada similar. Es uno de esos difíciles de digerir, y que nadie que no tenga ya nada que perder publicaría.

Ganas me dan de empezar pidiendo perdón por que mi madre me parió varón…

Ello me convierte, en palabras en el poseedor de un ADN violento. Me pregunto si el feminismo extremo sabe lo que es el ácido desoxirribonucléico, el ARN mensajero, o incluso una mitocondria.

Si, al parecer, los hombres, por el hecho de serlo, actuamos como potenciales seres perversos.

La profunda inmoralidad de esta perspectiva que se está inculcando a los jóvenes, traerá indefectiblemente, consecuencias trágicas.

¿Alguien se ha parado a pensar en los sentimientos que genera la falacia sexista en los niños de 10 a 18 años?.

Estudios recientes, por supuesto no divulgados, alarman sobre la percepción de culpa y opresión con la que se desarrollan esos chicos, somos seres sensibles, los hombres también sentimos dolor.

Lo peor podría ser la reacción de muchos de ellos en algunos años. Unas generaciones transmiten sus obsesiones a las siguientes, pero hay que tener mucho cuidado en controlar cómo digieren los complejos heredados.

¿Por qué el machismo en jóvenes ha aumentado con respecto a los que tenemos 40-60 años?.

¿Por qué cuando más ONG, asociaciones, instituciones y presupuestos se dedican a pregonar lo evidente, el problema parece resurgir?.

En la guerra biológica contra los parásitos y plagas de cultivos, se hacen estudios previos sobre los microorganismos, insectos o ácaros causantes de la enfermedad que se trata de erradicar. Entonces, y solo entonces, se aplica el remedio, se fumiga o introduce algo que elimina el peligro: a menudo son feromonas.

Pues bien, si en el asunto de la desigualdad, desde hace lustros, se fumiga exclusivamente a los varones, y sin embargo el problema no solo no desaparece, sino que aumenta ¿no será que la estrategia es equivocada y que el reservorio de ese mal no está solo en ellos?.

Aplicando principios de la criminología, la pregunta inicial de toda investigación es ¿a quién beneficia el camino que ha tomado este asunto?. ¿A las mujeres en general?, no, pues vemos que la lacra crece; ¿a los hombres?, tampoco, ¿a quién pues?.

Ese biólogo ajeno ficticio, experto en plagas, lo tendría muy claro: el error en el tratamiento beneficia al organismo que prolifera gracias a él. ¿a quiénes les va bien que el machismo crezca, se propague y no termine nunca?… es muy evidente: a los vampiros de contenidos.

No hay buena persona, haga pipí sentada o de pie, que no tenga claro que maltratar a otro ser humano está mal.

Cuando ello ocurre, el sapiens lo hace mediante dos modalidades básicas: la física y la psicológica. La primera la ejecuta el ser humano grande sobre el ser humano pequeño; mientras la segunda la ejercen ambos.

Ese imaginario biólogo extraterrestre que analizara cómo exterminar el machismo de la sociedad humana, se daría cuenta enseguida de una incongruencia: si las hembras de Homo sapiens son supuestamente más inteligentes, más pacíficas, y en ellas recae la educación de los pequeños machos… ¿Cómo es posible que se culpe a éstos de todo lo negativo que en el mundo ocurre?.

Evidentemente una de las dos afirmaciones no puede ser cierta, se excluyen. Según ese argumento los gorilas y los chimpancés dominarían el mundo, son mucho más fuertes y violentos que los machos sapiens. ¿cual de las dos premisas, o tal vez ambas, es falsa?.

Entonces, Doctor Alien, ¿cual es el camino para solucionar la plaga?. Sin duda, un correcto y desapasionado análisis de los dos sexos, científicamente valiente, y alejado de la subjetividad, la pasión y la demagogia de género. Y un par de ciencias que lo estudian, la sociobiología y la psicobiología a las que nadie hace caso porque toda falsa solución se la inventan políticos cuyo interés es ganar votos para sí, no solucionar nada.

¿Y si no fuera tan sencillo como una dicotomía simplista de hombre versus mujer?.

¿Y si en una misma persona, hubiera arquetipos biológicos diferentes a lo largo de su vida?. Es decir, que una mujer, por ejemplo, no fuera la misma antes y después de un fenómeno fundamental para entenderlo todo y del que nadie se atreve a hablar: la menopausia.

¿Actúa igual un humano adolescente y bello, iniciando su papel jerárquico en la tribu, que uno maduro, establecido y con hijos?. Quien diga que si, no sabe nada de antropología, o miente.

Afirmo que en la historia humana, en las familias y en las sociedades de todo el mundo, si hubiera que elegir quién es el enemigo más cruel, pertinaz y eficiente de una mujer joven, sin el más mínimo género de dudas, el perfil que aparece es el de otra mujer mayor que NO es su madre.

No tienen ustedes más que observar el escarnio frecuente, indisimulado y ancestral que una orgullosa mamá de un chico casadero ejerce sobre las parejas del niño que no son de su agrado; nunca verán algo igual en el padre del muchacho. Hay una batalla oculta entre las propias mujeres de la que nadie habla, y cuyo origen es biológico, competencial.

La manipulación de los hombres es muy diferente durante la juventud y en las etapas posteriores de madurez. El peligro evolutivo para la hembra primate y sus vástagos, es una oferta sexual mejor que ponga en peligro el estatus conseguido.

Permítanme la licencia de zoólogo, puedo escribir sobre primates tomando distancia, mientras ustedes no descubran que somos uno de ellos.

En mi documental Las Custodias de la Vida, mostramos algo que, curiosamente, NUNCA se explica, y que quizá sea un ejemplo de lo que está ocurriendo. ¿Saben ustedes que la ablación o mutilación del clítoris de tantas jóvenes en África la planean, conservan y ejecutan sociedades secretas de mujeres donde están normalmente las madres, abuelas, tías, suegras y hermanas de las víctimas?.

Los hombres de la familia no tienen nada que ver, ni se les permite saber nada sobre esos rituales.

¿Por qué esta información, bien conocida, no llegó hasta ustedes?, busquen ese motivo, y encontrarán el problema real.

Ese científico galáctico, en su informe, incluiría la siguiente aseveración: cuando los humanos se asesinan entre si, los de mayor tamaño usan la fuerza bruta, y los más pequeños, el envenenamiento o la manipulación de un cómplice mayor. Mientras no se hagan autopsias a todas las muertes aparentemente naturales, no se sabrán las auténticas cifras de asesinatos.

Lo inteligente para matar a alguien más fuerte, es envenenarlo de forma lenta; efectivo, barato, y sin riesgo de ser descubierto.

La dinámica de sexos en los primates es una estrategia siempre determinada por las hembras de la especie de que se trate. La nuestra, es la que nos hizo dominar el planeta como la especia más exitosa e inteligente jamás evolucionada.

Millones de años nos hicieron lo que somos, aprendamos a controlar a nuestro Oscuro Pasajero (Dexter dixit) desde un análisis serio y científico de lo que realmente somos. Y que los millones de euros que alimentan a esa legión de propagandistas profesionales, se inviertan en acabar de verdad con el problema y en ayudar directamente a las víctimas. Un aullido.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
2 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Quemasda
Quemasda
2 meses

Sin más

Última edición 2 meses por Quemasda
Enrique
Enrique
2 meses

Magnífico articulo del Sr. López-Mirones, lo clava.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x