EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

EUSKADI

Epílogo de una pandemia

  • La opinión de “Tronchacadenas”
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

“EPILOGO DE UNA PANDEMIA” 

            Antes de nada quiero anticiparme al comentario de alguno de esos “expertos de la verdad” (supongo que pagados para hacerlo), que suelen tachar de “falta de rigor”, a la opinión, que algunos de forma desinteresada, nos gusta plasmar en forma de articulo, y que Esta Web, publica para que personas como yo, puedan compartir sus experiencias y forma de pensar.

            Al igual que he decidido no opinar, de momento, sobre la nueva guerra en Ucrania, ya que desconozco la realidad y se me ha privado de una información objetiva, porque los medios oficialistas solo ofrecen “sensacionalismo” al respecto, y por tanto, aún no tengo una opinión que considere “fiable”. 

            Me siento legitimado para opinar sobre la pandemia, (ya que aunque no soy uno de esos “expertos”, “vendedores de enciclopedias”, pagados por los medios oficialistas, para vender un “guión único”, como buenas y expertas “marionetas”); si que lo he vivido en primera persona, al igual que otros “no expertos”, que tampoco siguen el guión, y a los que, algunos trabajadores de ese “ministerio de la verdad”, (en forma de “TROLL”), acusan de falta de rigor.

            Parece mentira, que después de cambiar multitud de veces la versión y vender únicamente “sensacionalismo”, puro y duro, se atrevan a acusar de falta de rigor a nadie.

            Tengo que confesar que al principio de todo esto, yo era de los que me creía a “pies juntillas”, la versión oficial, fue a partir del verano de 2020, cuando empecé a despertar lentamente, a base de “garrotazos”, y cuando al fin desperté del todo, por tanta contradicción y que me trataran como “un niño de infantil”, me di cuenta que me habían convertido en “UN PARIA”, (un bicho raro), por no querer inocular una sustancia experimental, que no sabia que efectos podía tener sobre mi y mi familia a corto, medio y largo plazo.

            Fue entonces cuando intenté buscar, no se si “información” o “consuelo”, a través de Internet, pero cual fue mi sorpresa cuando me dí cuenta, que el “medio libre”, también estaba censurado.

            Como no soy persona que se rinda fácilmente, seguí buscando hasta que di con la “disidencia”, (tengo que reconocer, que me sentí aliviado), y el leer la opinión de gente con la que no tenía nada de ver, pero con experiencias y opiniones similares a la mía, me ayudó a superar una de las fases más duras en mi vida y cuya experiencia nunca había sufrido, “la exclusión social”.

            Por eso señores “expertos de la verdad”, todos estamos legitimados a opinar sobre esta cuestión, porque la hemos sufrido en “nuestras carnes”, y ni ustedes ni nadie nos puede quitar “Este Derecho”.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
jongarmendia10@gmail.com
jongarmendia10@gmail.com
2 meses

Muchas gracias troncha cadenas.
Gran reflexión.

Enrique
Enrique
2 meses

Suscribo todo lo redactado en este articulo por “Tronchacadenas”, y no puedo entender como la mayoría de la población sigue con los ojos vendados.

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
2 meses

Buen artículo, Tronchacadenas. También yo me identifico bastante contigo. La exclusión puede ser muy dura para las personas con un perfil, que digamos, se esperaría fuera más o menos el de alguien con estabilidad y moderado éxito social y económico, que suele ser el del hombre blanco de mediana edad. Otros perfiles están más acostumbrados a sufrir las injusticias de los prejuicios, que no digo que sea justo. Tal vez sea más duro no solo por razones de costumbre, sino que haya algo en nuestra constitución que lo haga así.

Yo, en general, he tratado de mantener un perfil bajo durante la plandemia, haciendo lo que se espera que todos hagan, porque sencillamente no puedo permitirme confrontaciones con todos y por todo, todo el tiempo. Sobre todo porque entiendo que los tragacionistas no tienen la culpa de no ver más allá y de esperar que los otros cumplan las insufribles restricciones o escandalizarse. Eso lo entiendo y sé que no voy a dar ejemplo a nadie desobedeciendo sino una mala impresión. Pero, como digo, sobre todo es por mi propio bienestar. A mí las putadas ajenas contra mí se me quedan grabadas a fuego y las revivo a menudo en episodios como una tortura mental durante meses y años, por lo que intento evitar el conflicto, aunque precisamente por lo anterior, también me enciendo rápido, porque si me siento atacado no quiero que me quedé un mal recuerdo que me torture indefinidamente y prefiero recordar que fui yo el que jodió al otro (que tampoco es agradable) que lo contrario. Pero bueno, volviendo al tema, si no fuera por eso, no dejaría de cantar las cuarenta a todo quisqui, sobre todo por llevar el filtro de café sobre la boca en la calle, y lo peor, en bici.

A los trolls ni puto caso. Vienen siempre con datos sesgados (mal categorizados, mal contados, mal interpretados…) o tratando de ridiculizar sin aportar absolutamente nada de valor. Los únicos que no tienen rigor son ellos, ni tampoco conocen el valor del honor. Son gente pagada o gente vaga que no investiga o con pocas luces que solo se hace eco de la mierda que rumian de los medios oficialistas. Cero valor.

error: Content is protected !!
1
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x