EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

LIBROS Y NIÑOS VIEJOS – Fernando López-Mirones

  • Escrito por Fernando López-Mirones, biólogo y divulgador científico
  • Enlace a su canal de Telegram

LIBROS Y NIÑOS VIEJOS

Apreciados aulladores , en estos tiempos leer u oír a alguien libre de la nefasta corrección política es extremadamente raro.

Por eso les aconsejo ir a la biblioteca del abuelo o comprar libros de segunda mano que hayan sido impresos antes de que el Globalitarismo operara.

Algunos cuestan dos euros, libres de la Titania digital que permite cambiar las palabras o suprimir páginas enteras, en ellos no han podido retocar ni suprimir nada, los volúmenes físicos acabarán siendo prohibidos.

Lean a los clásicos como Clarín o Pereda, y ensayos de profesores eminentes a los que nadie conoce ahora cuya erudición es refrescante.

Escriben lo que quieren, son cultos, referencian a otros autores, nos abren un mundo nuevo de cuando éramos libres intelectualmente.

Es uno de mis secretos.

Incluso libros de Zoología y Antropología cuya obsolescencia es deliciosa porque estudian sin complejos cuanto les dio la gana antes de que David Rockefeller lo controlara todo.

Los autores españoles desde el Siglo de Oro si quieren literatura inmejorable o ensayistas científicos y políticos de los años 60 les van a sorprender por lo modernas y revolucionarias que parecen ahora sus reflexiones.

Atesoro cuántos puedo.

Siempre que algún conocido debe vaciar la casa de un anciano familiar fallecido, algo que por desgracia es ahora muy frecuente, me ofrezco para revisar los libros de sus anaqueles de toda una vida y encuentro joyas, no por su valor económico, que es cero, si no por sus contenidos que me abren otros mundos antes de que todos escribieran lo mismo.

Visiten con cariño la librería de un fallecido, ahí está lo que él decidió leer toda su vida.

Cuando se podía hablar de mujeres malas y hombres cobardes, cuando se mencionaba el honor como motivo de afrenta o satisfacción, cuando ser un caballero era deseable, cuando se hacían sacrificios por los demás, cuando ser una dama no era ser idiota.

Hoy Netflix y Hollywood han domado incluso a Batman o James Bond, que son tipos blandengues siempre bajo el yugo de sus co protagonistas femeninas que desafían a las leyes físicas porque con un bíceps diminuto manejan espadas enormes con destreza.

La esencia de la realidad alterada que causa varias generaciones de jóvenes sin identidad de ningún tipo a los cuales les han quitado incluso su sexo.

Por eso hace dos años empecé a leer libros de Julio Verne, llevo unos veinte y aún me faltan muchísimos, pero es maravilloso volver a lo que siempre fuimos y salir de esta época de transtodo de niños anulados.

Pero no podrán con el primate que llevamos dentro por mucho que se empeñen; siempre habrá niños que jueguen con palos a la guerra y niñas que preparen comiditas con la arena porque les sale de las narices, sin saber que están siendo transgresores y podrían ser tildados de fachas retrógrados. Un aullido

Suscríbete
Notificar sobre
guest
5 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
tronchacadenas
tronchacadenas
2 meses

Muy cierto, lo antiguo es moderno y viceversa, recuerdo cuando la censura parecia ser algo del pasado y se permitian opiniones diferentes sobre casi todo, si esto de ahora es el progreso, no me convence para nada.

Enrique
Enrique
2 meses

El Sr. López-Mirones, siempre dando en la diana. Un aullido.

Liliana
Liliana
2 meses

¡Gracias!! Leer este tipo de reflexiones son un bálsamo para el alma.

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
2 meses

Lo de la espada me ha matao xD

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
2 meses

Ni el hombre es idiota por ser caballeroso, ni la mujer por aceptar su caballerosidad. No sé si “cortesía” vendrá de “cortejar”, pero me parece que si la galantería se da en casi todas las.culturas habidas, tendrá más de consecuencia natural que de arbitrariedad impuesta e impositiva. Tampoco quiere decir que cada gesto cortés sea una invitación al cortejo, ni una pretensión de conseguir nada, ni mucho menos una transgresión o violación (que habrá mentes tan trastornadas que lo vean así), sino una parte fundamental de la socialización entre ciertos roles, que aunque no quieran nada de uno ni de otro, se prestan a ello por costumbre y por amor a su cordura (socializar estimula el sistema límbico, que es cuasi-esencial para mantener el buen juicio).

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x