EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

ECONOMIA MUNDO

Alemania, contra las cuerdas: Obligada a gastar 3.000 millones de euros para gasificar en alta mar debido a la presión de Estados Unidos

Cuando no hay tuberías para transportarlo, el gas se licúa para trasladarlo en buques cisterna porque ocupa menos espacio. Una vez llegado a su destino, debe volver a gasificarse, lo cual encarece el precio considerablemente, tal y como explican nuestros compañeros del muy recomendable mpr21.

Alemania siempre ha acarreado el gas directamente a través de conductos que tienen su origen en Rusia, por lo que carece de plantas de gasificación, por lo que si se quiere liberar del gas ruso, debe construirlas, lo que lleva bastante tiempo.

Pero Estados Unidos no permite esperar, por lo que una alternativa consiste en alquilar buques capaces de gasificar en alta mar. Es lo que va a hacer Alemania al precio de 3.000 millones de euros por tres o cuatro terminales flotantes. Una auténtica locura, sobre todo para un gobierno que quiere llevar a cabo una “transición ecológica”.

Los buques gasificadores se situarán en puertos del Mar del Norte o del Báltico, y algunas de estas instalaciones podrían entrar en funcionamiento el próximo invierno.

Pero hace falta que logren alquilarlos porque no abundan y hay muchos países presionados por Estados Unidos para hacer lo propio.

Los buques deberían permitir a Alemania aumentar su capacidad de importación de gas licuado y reducir su dependencia del gas ruso lo antes posible, a la espera de la construcción de su primera terminal en tierra.

A principios de marzo el gobierno de Berlín anunció la construcción de su primera terminal de gas licuado en tierra, que no estará terminada hasta dentro de varios años.

Mientras tanto, el gobierno ha aprobado un presupuesto de casi 3.000 millones de euros para alquilar tres, o incluso cuatro, terminales flotantes para importar gas licuado. Los enormes buques desempeñarán el mismo papel que la terminal terrestre, procesando el gas licuado importado por barco. Sin ellas, Alemania tiene que depender actualmente de las terminales terrestres de otros países de la Unión Europea, lo que limita su capacidad de importación.

En total hay unos 20 países que exportan gas licuado, que se transporta por barco y cuyos tres mayores proveedores son Australia, Qatar y Estados Unidos.

En los últimos años, Alemania ha importado una media del 55 por cien de su gas de Rusia a través de gasoductos terrestres. Esta cuota se ha reducido al 40 por cien a finales del primer trimestre de este año, en favor de mayores importaciones de Holanda y Noruega.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
1 Comentario
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Marcos
Marcos
7 meses

La UE debe desaparecer porque no representa a los pueblos, sino que está en manos de políticos corruptos al servicio de los tecnócratas globalitarios: Agenda 2030.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x