EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

¿CÓMO SABER SI HAY ESCLAVOS? – José Miguel Ruiz Valls

¿CÓMO SABER SI HAY ESCLAVOS?

Los académicos de la lengua nos dicen que la esclavitud es una “sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación”. Vemos pues que, más que ofrecernos una nítida definición, su diccionario nos remite a lo que cada cual entienda por “sujeción excesiva”. Por su parte, los historiadores nos cuentan que, a lo largo de miles de años, una minoría de seres humanos pudo someter a la mayoría, utilizando el miedo y la violencia, pero que todo eso acabó en 1927, cuando la Organización de las Naciones Unidas (antecedente de la ONU) abolió definitivamente la esclavitud en todo el mundo. ¿Ya no hay pues “sujeciones excesivas”? Entonces ¿Cómo es que hay ONGs que denuncian que la esclavitud sigue vigente?

Podemos averiguar si todavía existen esclavos realizando una sencilla investigación: Vamos a suponer que, tanto tú como yo, tenemos trabajo y cobramos, por hacerlo, un salario de 1.500 € mensuales. Si lo multiplicamos por 14 (12 meses + 2 pagas extra) podemos decir que nuestro ingreso anual asciende a un total de 21.000 €. ¿Pero podemos gastar, realmente, todo ese dinero? Pues no porque, de esa cantidad, hay que detraer un 7%, que se nos descuenta en nómina, en concepto de cotizaciones a cargo del trabajador, más otro 30% que pagamos en concepto de IRPF, con lo cual, nuestro sueldo se reduce a unos 13.000 €, que es la cantidad que podemos utilizar para comprar aquellas cosas que necesitamos para vivir pero, como cada producto que compramos lleva su correspondiente IVA, todavía debemos restar un 21%, con lo que, realmente, solo podemos disponer de, más o menos, la mitad de nuestro salario.

Decir que el estado se queda con la mitad de nuestro ingreso anual es como decir que cada año trabajamos seis meses para el estado, es como hacer seis meses de mili al año. Puede que, algún puntilloso objete que hemos computado todo el IVA al 21% cuando existen tipos reducidos. Es evidente que lo que hemos hecho ha sido un cálculo simplificado, para obtener un resultado orientativo, y es por ello que tampoco hemos tenido en cuenta que se paga por visitar los monumentos públicos, por bañarse en la piscina pública, por aparcar en la calle, que cualquier documento notarial lleva un impuesto, que pagamos parte del precio de los medicamentos, cuando no todo pues, ciertamente, un cambio de sexo puede salir gratis pero no una visita al dentista. ¡Ni siquiera hemos computado el impuesto que cargan a la electricidad, ni al carburante! En realidad, la cantidad de dinero que nos queda después de las mordidas del estado es aún menor, aunque puede que, bien administrado, nos permita ahorrar lo suficiente para comprar un libro con IVA reducido.

Y así llegamos al final de nuestra pequeña investigación. Se trata, ahora, de observarnos a nosotros mismos, de ser conscientes de nuestros propios pensamientos: Si no tenemos ganas de ir a trabajar, pero vamos; si no queremos pagar esos impuestos confiscatorios pero los pagamos, si no podemos escapar de tantas obligaciones ¿No es porque sentimos que somos objeto de una “sujeción excesiva”? ¿No es porque consideramos que una minoría nos sigue sometiendo, a la mayoría, utilizando miedo y violencia?

José Miguel Ruiz Valls

Suscríbete
Notificar sobre
guest
2 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Ludwig V. Burkes
22 días

A partir de la invención de la agricultura por las mujeres de los cazadores-recolectores, estos se dedicaron a cazar esclavos para que cultivasen la tierra e hiciesen los trabajos auxiliares. Así nació la civilización. Siempre ha sido esclavista e inmoral y lo sigue siendo. Los cambios políticos no han sido sino maneras de convencer al esclavo de que es mejor que no se revele contra sus dueños y la aparente democracia es el último intento de engaño. Despertemos y decidamos coger las riendas de nuestras vidas. Viva el anarquismo de propiedad privada.

José Miguel Ruiz Valls
José Miguel Ruiz Valls
21 días
Respuesta a  Ludwig V. Burkes

Puede que la “civilización” empezara con la agricultura pero necesitó, además, de la usura, eso es, falta de amor. Tal vez, cuando a uno le fue bien la cosecha mientras que a otro le fue mal, el primero vio la oportunidad de aprovecharse.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x