EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

El biólogo Jon Ander Etxebarria cree “los políticos siguen un libreto que no tiene nada que ver con la ciencia”

  • Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi
  • Enlace a su blog: El Dato Mata el Relato

Cuando las administraciones y los políticos siguen un libreto que no tiene nada que ver con la ciencia y con su ideología

La profesión médico-científica y la sociedad vasca en su conjunto, nos tenemos que dirigir a la Administración Sanitaria Vasca y a todos los partidos políticos con el fin de exigir la moratoria y paralización inmediata de la cuarta inoculación.

Conocida la posición del Ministerio de Sanidad trasmitida por la Ministra Carolina Darias en la que nos informa de que se administrará una cuarta inoculación de la vacuna y en base a la documentación e información disponible con lo acontecido con las tres inoculaciones de la vacuna de la Covid, se puede apreciar que hay más que dudas razonables de la bondad de esta vacuna como para solicitar una moratoria y su paralización en la administración a la población de la cuarta dosis, como se desprende de las evidencias científicas obtenidas con los propios datos de la Consejería de Sanidad del Gobierno Vasco.

  • Las inoculaciones administradas no han conseguido frenar los casos positivos de covid como se puede observar con los propios datos oficiales, como así se demuestra con lo ocurrido durante todas las olas y, en especial, con la sexta ola, donde los casos positivos se han disparado incluso habiéndose administrado durante la misma una tercera inoculación. Se aprecia con claridad que según se va avanzando en las diferentes franjas de edad en las inoculaciones se da un aumento de los casos positivos en dichas franjas de edad.
  • Si hacemos una comparativa entre el primer cuatrimestre del año 2021 con el del año 2022 vemos que en el 2022, con pauta completa y 3ª inoculación se han dado casi un 300% de más casos positivos que en el mismo periodo durante el 2021 cuando se inició el proceso de vacunación, por lo que se puede deducir que las inoculaciones no han servido para frenar la expansión de la covid.
  • Igualmente las inoculaciones administradas tampoco han conseguido frenar las hospitalizaciones y ucis por covid, como también se desprende de estos datos oficiales. El promedio de camas ucis ocupadas en el verano de 2020, sin vacuna, con respecto al verano de 2021, en plena vacunación, es de un 61,48% más en el 2021, es decir, en vez de disminuir la ocupación uci con el proceso de vacunación, esta fue mayor.
  • El número de fallecidos contabilizados de covid es todavía más preocupante, si vemos los datos de las diferentes olas, y, sin contar lo ocurrido durante la primera ola, en las fases de ascenso el promedio del porcentaje de fallecidos fue de un 30,39% más, pero curiosamente y, aún con medidas restrictas impuestas en las fases de descenso, este porcentaje es algo más del doble que en dicha fase de ascenso, llegando a un 70,73% más.
  • Teniendo en cuenta que los fallecidos son el elemento esencial de una pandemia al definir letalidad y mortalidad y ateniéndonos a la comparativa del primer cuatrimestre del 2022 con respecto al de 2021, vemos que se ha dado un 41,63% de más fallecidos en el 2022 que en el mismo cuatrimestre de 2021, siendo la diferencia esencial que durante ese período de 2021 se iniciaba la vacunación y en el 2022 se había dado a más del 80% de la población la doble pauta y se estaba dando la tercera inoculación.
  • Si examinamos lo ocurrido con la 3ª dosis inoculada, en las franjas de edad de 0 a 19 años donde no se ha dado la 3ª dosis el nº de fallecidos no ha experimentado incremento alguno, en las franjas de edad de 20 a 59 años donde el porcentaje de inoculación de 3ª dosis está entre 30,10% y el 78,70% el nº de fallecidos experimenta un aumento significativo entre 4 y 36 según se va avanzando en las franjas de edad de acuerdo con el mayor incremento del % de la tercera dosis inoculada, y, si nos centramos en las franjas de edad de 60 a 99 años donde el porcentaje de inoculación de 3ª dosis está entre 91,10% y el 97,70% el nº de fallecidos experimenta un aumento importante entre 88 y 353 según se va avanzando en estas franjas de edad y acorde con el mayor incremento del % de la tercera dosis inoculada.
  • Estos datos oficiales se refieren a la covid, pero en ningún momento se nos está reportando los efectos adversos leves, moderados y graves ocasionados por las inoculaciones, efectos que se podrían comparar estadísticamente teniendo en cuenta los datos de ictus, miocarditis, pericarditis, trombos, cánceres agresivos, aceleraciones metastásicas de periodos anteriores a la vacunación y los que se han dado desde que se inició la vacunación.

Es por todo lo expuesto por lo que la profesión médico-científica y la sociedad vasca en su conjunto, nos tenemos que dirigir a la Administración Sanitaria Vasca y a todos los partidos políticos con el fin de exigir la moratoria y paralización inmediata de la cuarta inoculación debido a que existen, con los datos a día de hoy, dudas razonables más que suficientes, como para solicitar esta paralización de la administración de la cuarta dosis hasta que con el conocimiento médico – científico, una vez estudiados y analizados los efectos adversos de las vacunas, se pueda llegar a una conclusión de si realmente se debe continuar con la administración de la cuarta dosis de la vacuna.

Creo que la sociedad vasca debe despertar y plantearse que, ante la praxis antidemocrática de todos los partidos políticos en Euskadi, estamos obligados a recuperar estos valores democráticos los cuales solo será posible recuperando nuestros derechos y libertades.

Se da la circunstancia de que los partidos euskaldunes están cooperando con este despropósito antidemocrático y, que los árboles no les están dejando ver el bosque, de tal manera, que con el mantra de que no venga el trifachito, cuando la realidad es que coinciden con este trifachito más de lo que creen, como se puede constatar con las medidas de restricción de derechos y libertades implantadas durante esta pandemia o bien con la obligación de vacunarse, sólo hay que ver al Sr. Feijoo o a los Sres de Vox que aprovechan para hacer demagogia cuando la izquierda no sabe defender la esencia de lo que es propio de una democracia, pero que a fin de cuentas defienden la obligación de inocularse al igual que los supuestos partidos democráticos vascos que también lo hacen, eso si con la diferencia de que la imposición viene vestida de chantaje.

Los partidos PNV, EHBildu y Elkarrekin Podemos, con el miedo escénico a que venga el trifachito lo que están consiguiendo es potenciar al mismo con el apoyo a un partido como es el PSOE el cual tiene una credibilidad mínima y que está claramente alineado con el globalismo neoliberal y con lo que podría defender el trifachito como han sido, entre otras actuaciones, las recientemente llevadas a cabo con su actuación con Marruecos y la masacre de fallecidos recientemente en Melilla, que, por cierto, parece que para los medios de comunicación son de inferior categoría a los de Ucrania.

Igualmente los jeltzales y los bildukides están llevándonos a una renuncia a nuestra soberanía como pueblo, en el caso de los jeltzales era algo que ya lo venían haciendo desde antes de la pandemia, desde el momento que desde hace años solo van a Madrid a hacer mercantilismo para su clientelismo, pero en el caso de los bildukides la transformación de este grupo político es de tal calibre que se están colocando en una línea a lo que fue Euskadiko Eskerra partido que todos sabemos donde acabó su andadura, así como repitiendo de forma mimética a ERC, partido que se está cargando la soberanía catalana empezando a ser un cáncer para el propio país catalán, cáncer al que nos va a llevar, si sigue así EHBildu.

Es evidente que los jeltzales, bildukides y podemitas vascos, lo están haciendo a marchas forzadas con el apoyo al gobierno del PSOE y Podemos, donde, y, aunque de forma reiterada los socialistas hagan políticas neoliberales y de corte antisoberanista, éstos, por el miedo escénico al trifachito, siguen dándoles su apoyo, aunque ni tan siquiera hayan sido capaces de derogar una ley del trifachito como es la ley mordaza de la cual ha dado cumplida cuenta la Ertzaintza durante esta pandemia, y, mientras tanto estos partidos de la izquierda independentista y estatal lo único que han hecho es callar, pero el que calla otorga.

Antes de la guerra civil el gobierno de izquierdas de la República cometió el error de mirar con más dureza hacia lo que hacía su izquierda y aplicar dureza en sus medidas, frente a no mirar a su derecha y tener un talante blando con ella, de forma que para cuando se dieron cuenta ya fue tarde, y, todos sabemos cuales fueron las consecuencias.

Los partidos nacionalistas, de la izquierda estatal e independentista, están haciendo lo mismo que durante la República con la excusa de que no venga el trifachito, y cuando vayan a rectificar ya será tarde porque el trifachito estará instalado como estamos viendo con las últimas elecciones acontecidas, y, en mi opinión, es debido a que están bloqueados con este mantra, por una parte, por no darse cuenta que el PSOE es un partido neoliberal, al que la izquierda le queda grande, así como antisoberanista frente a cualquier territorio que no sea el estado español, y, por otra, por no darse cuenta que el trifachito es el unifachito ya que los señores de Vox no dejan de ser escindidos del PP, pudiendo con esa división llegar a gobernar, y con ello, haber tenido la izquierda la inmejorable ocasión de haberse aprovechado de esta división, pero la realidad es que no se ha sido capaz de hacer verdaderas políticas progresistas, así como de resolver el conflicto territorial, mientas que si se ha sido capaz durante esta pandemia de hacer políticas antidemocráticas de restricción de derechos y libertades propias precisamente de ese trifachito.

Volviendo al inicio del escrito y ante las conclusiones de los propios datos oficiales, los partidos PNV, EHBildu y Elkarrekin Podemos tienen una ocasión única para oponerse a esta cuarta inoculación y ejercer una verdadera soberanía del pueblo vasco y, alejándose de esa soberanía mal entendida a como la han llevado a cabo durante estos dos años de pandemia, ya que, en caso de no hacerlo, tendrá que ser la propia sociedad vasca quien se empodere y la ejerza no solo con respecto al estado español sino también con respecta a la propia Euskal Herria, recuperando la democracia que siempre tiene que pasar por la recuperación de los derechos y libertades individuales y colectivos para que se pueden tenerlos en definitiva como pueblo.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
5 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
El Ogro cabreado

Ya estamos con la baja politica, que si trifachito, nazionalismos… en fin, no aprendemos

Apuntad mas arriba. Los politicos, TODOS, entendieron con el tongo climatico, que podian comprar a los cientificos. Esa fue la piedra de toque que allano el camino al covid.

Ander
Ander
1 mes

Necesitamos un movimiento político nuevo para las próximas elecciones.
Con EH Bildu no hay nada que hacer.

Peter
Peter
1 mes

Ya te ha costado verlo crack.
Es una agenda de despoblación, muerte y esterilización porque les sobran 7 mil millones es sus planes satánicos.
Los títeres políticos creen ser los elegidos para poblar lo que quede y solo son el felpudo de sus amos que los mataran cuando dejen de ser útiles.
El demonio es mal pagador y la escoria política es el arma necesaria para este GENOCIDIO
La izquierda, la derecha y todo lo demás es humo : 2030 muerte y despoblación

Jose luis
1 mes

Y seguimos con la covid,el covid y las pcr + ,sin comentarios

error: Content is protected !!
2
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x