EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

LA SOCIEDAD DEL AMOR – José Miguel Ruiz Valls

LA SOCIEDAD DEL AMOR

La antropología oficial nos dice que, cuando el ser humano dejó de recolectar frutos silvestres y se hizo agricultor, pudo acumular excedentes con los que empezó a comerciar. Los antropólogos vinculan así agricultura y comercio como si lo segundo fuera consecuencia natural de lo primero, lo cual es ya, de por sí, una explicación engañosa y, en cualquier caso, insuficiente. ¿Cómo podrías comerciar con tu vecino, teniendo él tantos excedentes como tú? Necesariamente tuvo que influir algo mas pues el comercio se basa en la idea de que yo tengo algo que tú no tienes y necesitas tener (Se basa en la desigualdad).

Siendo adolescente ayudé, muchas veces, a mi padre, en las labores del campo. Una vez presenciamos algo que nos dejó atónitos. Resulta que la plantación de patatas de mi tío, colindante, se heló completamente y la nuestra se salvó toda. Medio metro de desnivel que había entre las parcelas fue determinante. Ese año le dimos muchas patatas a mi tío. Con esto quiero decir que, para comerciar, no solo hace falta disponer de un excedente; también hace falta que el otro esté necesitado. Para que pueda haber comercio, no solo me hace falta tener una buena cosecha; también necesito que la del vecino sea mala. Heladas, pedriscos, sequías y lluvias torrenciales fueron providenciales para el auge del comercio pero todavía tuvo que haber algo más ¿Qué más? Egoismo -Si yo tengo comida en exceso y tú no tienes ¿Qué no estarás dispuesto a pagar para poder alimentar a tu familia?- El comercio se basa pues en aprovechar la debilidad ajena, lo que es, ya de por sí, una falta de amor. Dice la principal ley del comercio que es la escasez la que aumenta el valor de las cosas.

¿Estoy insinuando que todos los comerciantes son malas personas? No, éste sistema de escasez forzada nos vino impuesto, y todos lo vivimos como algo natural. A todos se nos “educó” en las bondades del comercio (También a los antropólogos) pero ¿Qué bondad hay en negar el pan y la sal a quién no puede pagarlo? Cuentan que fueron los fenicios los que lo inventaron (el comercio) y también el dinero, la banca y hasta los números y las letras. ¿No se basa nuestra sociedad actual en esos mismos inventos? ¿No podemos decir que seguimos siendo rehenes de los fenicios, que seguimos pensando lo que ellos nos enseñaron a pensar? Si no nos enseñaran a leer y a escribir, no podríamos firmar los contratos que los banqueros-fenicios nos proponen, y no podrían quedarse con todo, utilizando ese engaño matemático que llaman “interés”. El quid está en enseñarnos pero no demasiado, en enseñarnos lo justo para poder alegar ellos ante un juez, si se presenta el caso, que tenemos suficientes conocimientos para entender lo que firmamos, aun siendo evidente que la inmensa mayoría no sabe interpretar su hipoteca, y ni siquiera su nómina.

No es ningún secreto que les falta poco para quedarse con todo. Por medio de sus representantes han dicho públicamente que, en el año 2030 no tendremos nada y eso significa que, para entonces, esperan haberse apropiado, no solo de todas las cosas sino también de todas las personas. Cierto que hay quién lo percibe y piensa en revertir la situación, en crear una nueva “sociedad del amor” que sustituya a la sociedad de la escasez, del miedo, que ellos inventaron pero esos disidentes ¿Son capaces de comprender que acoger el amor implica eliminar el comercio?

La idea de abolir el comercio no es nueva. Jesús la expuso, hace cientos de años: -Da sin esperar nada a cambio- decía. Dar es lo opuesto a comerciar. Dar es una prueba de amor y comerciar, lo que demuestra, es codicia. ¿Qué empresa no tiene, como fin, crecer y crecer? ¿Hasta cuándo? ¿Hasta dónde? ¿Crecer como han crecido esas multinacionales fenicias que pretenden quedarse con todo?

Jesús expuso el problema y también la solución. Antes que él lo hicieron otros, y también después. Amor es lo que se siente al dar sin esperar nada a cambio pero eso no lo puede saber quién piensa comercialmente, y quién no puede saber lo que es amar ¿Cómo va a contribuir a desarrollar “la sociedad del amor? Quién se siente incapaz de dar, da fe, con ello, de su “miedo-a-que-le-falte”. ¿A qué puede contribuir un miedoso sino a mantener la sociedad del miedo?

El Evangelio demuestra que todo esto que estoy diciendo se sabe desde hace mucho; que la humanidad arrastra, desde hace cientos de años, este problema que, hasta ahora, no se ha atrevido a resolver (En él se puede leer que solo los intermediarios financieros, los cambistas, los que se lucran con el interés, lograron sacar de sus casillas a Jesús, que la emprendió, a latigazos, con ellos). Pero las cosas están cambiando, pues si durante mucho tiempo pudimos dar puntapiés al problema, con la intención de desplazarlo hacia adelante, hacia el futuro, ahora ya no podemos. Entiendo que, algunos de los que se dedican al comercio, se ofendan por mis palabras, pese a que no digo nada nuevo. Entiendo que los que piensan comercialmente se enfaden. Yo también pensé de esa manera y sé que el enfado es lo que permite “mirar hacia otro lado”. Yo también me enfadé, alguna vez, con los que me daban argumentos que chocan con lo que nos “enseñaron” en las escuelas fenicias.

Hubo un tiempo en el que los fenicios se conformaban apropiándose de nuestras cosas y cuando ya no tuvimos cosas, nos obligaron a trabajar para ellos. Pero el caso es que ahora tienen máquinas que pueden hacer casi cualquier trabajo y ya no les servimos, ni como esclavos. Es por eso que nos quieren eliminar de este mundo, que están haciendo suyo, gracias a ese engaño matemático que llaman “interés”. Ya les falta muy poco. Ya no se puede confiar en que se solucione el problema en el futuro. Ya no no hay futuro que valga, y eso mismo me permite concluir que, esa sociedad de amor, de no-miedo, que todos ansiamos (También los fenicios) está a la vuelta de la esquina.

José Miguel Ruiz Valls

Suscríbete
Notificar sobre
guest
11 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
CLOWNWORLD
CLOWNWORLD
1 mes

Otra sarta de tonterías.

Por qué hablas en tercera persona y no en segunda plural? No está el que suscribe contribuyendo a esta sociedad? No ha acumulado y registrado a su nombre casas cuentas bancarias planes de pensiones? No te engañes todo el mundo comercia sin ser comerciante a las órdenes de la pirámide de la banca central. Un maisu que enseña que si te cortas el pito puedes ser mujer es igual o más repugnante comerciante que el prestamista lo mismo con doctores policías que arrestan sin pruebas y la lista se extiende a todas las profesiones y formas de ganas dinero porque no depende de la forma en si sino de lo que subyace.

Imaginémonos por un momento que el autor es pensionista (generación langosta), que es lo que ha hecho durante toda su vida? Agachar las orejas mientras le robaban con la Esperanza de que en el futuro le robaran a la generación de sus hijos para dárselo a el. Acosta de cualquier cosa de endeudar a los nietos y lo que haga falta.

Jesús dijo no acumules riquezas aquí en este mundo. puede que el autor no sea un magnate como Bill Gates o un Hitler pero es un mini Bill Gates en potencia o Mini Hitler con su pequeño terruño o parcelita de poder dispuesto a defenderla para el a costa de lo que sea. Incluso (imaginémonos por un segundo que el autor ha llevado bozal durante dos años) de ir con un bozal de perro a 40 grados o mandar a los hijos o nietos con bozal a la escuela pork eh lo k hay.

Piltzo
Piltzo
1 mes
Respuesta a  CLOWNWORLD

No me parece justo comparar a quien tiene unos medios de vida conseguidos trabajando con quien pretende adueñarse de todo lo de los demás y someterlos.
Yo tengo mi casa, mi huerta, mi coche, mis libros y poca cosa más y por supuesto que voy a intentar defenderlos cuando me los quieran quitar para que no tenga nada y sea feliz. Y no acepto que me llamen minirotschild por ello.
Creo que es esencialmente distinta la propiedad privada de lo que uno necesita para vivir y el acumulamiento desmedido expoliando.a los demás. Lo primero es un derecho, lo segundo un crimen.
Si no sabemos distinguirlos y atacamos a quien justamente defiende lo suyo estamos haciendo el.juego a la agenda que ya sabemos.

josé miguel ruiz valls
Respuesta a  CLOWNWORLD

¿Crees que porque tú no puedes hablar en tercera persona, nadie puede hacerlo? ¿Crees que debo sentirme un mini-Gates solo porque tú te sientes así? ¿Crees que yo he llevado bozal, solo porque tú lo has llevado? Crees mucho y sabes muy poco. Crees, como buen ladrón, que todos son de tu condición.

CLOWNWORLD
CLOWNWORLD
1 mes

Curiosamente la mayoría de la gente piensa como tú. No soy yo, siempre es alguien diferente quién hace las cosas indebidamente o lo que tú llamas “sin amor” a saber lo que tú quieres decir con esa palabra en comparación con lo que pudo querer señalar Jesús.

Empezar a darse cuenta que uno está contribuyendo a la causa es solo el primer paso.

Pero nada se puede hacer si uno quiere seguir durmiendo

josé miguel ruiz valls
Respuesta a  CLOWNWORLD

Tienes razón. Algún día darás ese primer paso. Todos estamos llamados a ser sabios.

CLOWNWORLD
CLOWNWORLD
1 mes

Nada hace uno, todo ocurre. Pero en el sueño se olvida esto

josé miguel ruiz valls
Respuesta a  CLOWNWORLD

Entonces ¿Uno no está contribuyendo a la causa? ¿En qué quedamos?

CLOWWORLD
CLOWWORLD
1 mes

buena pregunta, es como lo de si se tiene libre albedrio, existe la confusion de que se tiene un libre albedrio separado del todo, pero cuando se observa se ve (parcialmente) que tal cosa no existe, y despues vuelve el estado de confusion.

No queremos verlo totalmente, queremos soñar que hacemos y conseguimos

Última edición 1 mes por CLOWWORLD
josé miguel ruiz valls
Respuesta a  CLOWWORLD

Bueno, pues lo dicho, un día dejarás de soñar y darás el primer paso (Supongo que cuando QUIERAS verlo totalmente). La pregunta que yo me haría es ¿Si no ahora, cuando?

Marcos
Marcos
1 mes

Ojalá, difícil lo veo pero ojalá la sociedad del amor venza a la sociedad del miedo. El miedo es la sociedad de los débiles, por mucho dinero que tengan.

Uzturre
Uzturre
1 mes

Para mi la diferencia entre tirios y troyanos en este foro estriba en que unos se muestran amargados , perdida la esperanza y otros aún no la han perdido.
Otra sociedad es posible , una sociedad de cooperación y concordia , una sociedad sin acaparadores egoistas , sin impulsores del odio ( OTAN ) sin embaucadores y envilecedores de almas , sin pueblos que se impongan a otros , que quieran dominar a otros , etc.
Eso es en lo que tenemos que pensar y ponernos manos a la obra.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x