EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

El biólogo Fernando López-Mirones se pregunta “qué fue del SarsCovDos”

  • Escrito por Fernando López-Mirones, biólogo y divulgador científico
  • Enlace a su canal de Telegram

¿QUÉ FUE DEL SARSCOVDOS?

¿Por qué nadie menciona ya al SARS-CoV-2? ¿Se han dado cuenta de la importancia de las palabras? Han eliminado de la percepción de la gente al supuesto virus culpable de todo y cuyo nombre es SARS-CoV-2 y ahora lo llaman “el COVID” que parece la mascota de los a juegos Olímpicos de Barcelona. Está descatalogado.

¿Por qué? Porque metieron la pata y lo saben. SARS-CoV-2 fue un nombre fallido y prefieren usar la palabra COVID cargada de connotaciones psicológicas, pues es un constructo que produce miedo, como “cáncer”, “muerte”, etc.

Negar el SARS-CoV-2 es ya fácil, hasta los más covidicios lo admiten; sin embargo negar “el Covid” es anatema “¡Con todo lo que ha pasado” arguyen, como si “todo lo que ha pasado” no hubiera sido creado por personas deliberadamente con la colaboración de quien dijo la frase.

El artefacto quimera que crearon en Wuhan ha quedado ya tan desacreditado que incluso sus autores lo ningunean, no interesa revolver ese asunto; sirvió en su momento para someter al mundo y punto, caso cerrado, no quieren hablar más de él porque apesta a mentirusco descomunal. Se fue con el pangolín a mejor vida, ahora lo que mola es “EL COVID”, que casi tiene cara, y cuernos.

Siempre en singular, como todo lo importante. Se ha asumido esa sinécdoque errónea de llamar al “síndrome” con el nombre del “virus” que se supone que lo produce, o lo produjo.

Ni siquiera al NOM le interesa enredar con ese tema, mejor que la gente olvide al sarscovdos no vayan a atar cabos. También lo han tuneado quitando el 19, que suena obsoleto. Ya no es Covid-19, ahora es simplemente EL COVID, en masculino singular. Casi nadie supo nunca lo que es ni lo que no es, pero ya todos lo asumen como parte de sus vidas y su vocabulario sin dudarlo.

La mitología COVID haría palidecer al mismísimo Tolkien, pues se trata de un universo propio de seres, sucesos y mapas inventados que parecen reales pero nunca lo fueron.

Como los hobbits, elfos, trolls o la Tierra Media, los guionistas del NOM, que son los mejores del mundo, llenaron nuestras vidas de creaciones literarias fascinantes como el enfermo sano (asintomático), la prueba mágica (PCR), los pinchazos élficos, los malos de Sauron (negacionistas), los enanos (biólogos) y las tropas salvadoras de Gandalf (Fauci) que no son otras que los sanitarios de la Comarca o los oompa-loompa con bata.

“Ha cogido el Covid” es la frase más usada. Y mientras tanto sigo viendo señoras con mascarilla y abanico a la vez, dos dispositivos contrarios, uno retiene el aire y el otro lo disemina. Cada vez que veo esta combinación entro en un breve colapso mental tratando de entender a esa persona.

Veamos: tengo miedo a aspirar virus que hay en el aire y por eso me pongo un pañal en la cara, pero a la vez tengo calor y uso una pala eólica portátil para echarme encima el aliento infecto de cuantos me rodean ¿qué puede salir mal? Si uno quiere diseminar microorganismos aéreos nada mejor que un abanico, si además se lo pone uno frente a la faz, los atrae y lanza contra su nariz.

En el mejor de los casos abanico y mascarilla se neutralizan mutuamente, en realidad es un buen sistema de propulsión microbiana. Eso sin valorar que está lanzando sus miasmas a su alrededor contraviniendo sus propios miedos: que se jodan, tengo calor.

El otro día en misa me tocó sentarme junto al súmmum de la absurdez. Mujer de unos 30 con niño de 6 sentado en su regazo. El niño no paraba de toser mientras su madre me lanzaba directamente sus microbios con el abanico con el cual ventilaba al infante enfermo. El resultado era que el abanico de la madre me arrojaba los esputos de su hijo directamente a mi nariz mientras los alejaba de la suya.

El personaje señora con abanico y bozal me fascina, lo reconozco, casi tanto como el pijo con bermudas y manga larga. ¡Ay si el pobre sarscovdos levantara la cabeza! Si el NOM me contratara de guionista estaría muy tranquilo ¡la gente se lo cree todo! Este año toca El Retorno de Flu, la nueva temporada de NOMFLIX.

Tras La Rebelión de los Asintomáticos y Vacunación Infernal, de los autores de Wuhan, El Origen llega ahora un nuevo héroe al universo Marvel: Vacunaman que luchará contra Hulk, el cual ya conoce los efectos adversos y se ha hecho verdecionista.

En fin amigos, seguiremos con avidez estas nuevas temporadas y les mantendremos informados.
Un aullido.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
2 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Juantxo
Juantxo
2 meses

Ja, ja, genial

Gerard
Gerard
2 meses

Al menos me he reído un rato, que también hace falta.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x