OPINIÓN

«Cumbre del clima» – La opinión de Fernando Abad

CUMBRE DEL CLIMA

Sánchez ha inaugurado pomposamente la cumbre del clima. Lo primero que ha hecho es lamentar que haya todavía posiciones recalcitrantes que no aceptan los principios del catecismo climático. Ni siquiera ha considerado la posibilidad de que haya posturas críticas con la visión ampliamente impuesta del cambio climático.

Está claro que nos encontramos en una situación hostil con cualquier forma de discrepancia expuesta incluso de forma racional. No se puede por tanto esperar que una cumbre así concebida sea un encuentro científico porque si algo caracteriza a la ciencia es que recibe con
curiosidad, incluso con cordialidad, el contraste de posiciones, pues son estas las que garantizan el avance desprejuiciado del conocimiento.

Cuando, poco después, nuestro presidente por accidente ha enfatizado que las conclusiones presentadas por el panel del cambio climático son científicas ha dejado bien claro que no sabe lo que dice. Y, para dejar patente que habla por boca de ganso, ha repetido muy campanudamente este adjetivo como cuatro o cinco veces como si acabara de descubrirlo.

Que un señor que falsea una tesis doctoral presente una cumbre sobre el clima es sintomático de la situación en que se encuentra el debate científico en nuestra sociedad. Hace muchas décadas que la investigación científica y en general cualquier debate cultural está fuertemente
contaminado por la ideología. El encuentro de hipótesis o teorías defendidas con pasión racional ante un auditorio crítico dispuesto a ponerlas en entredicho con franqueza ha desaparecido.

Lo que ahora predomina es una refriega desde trincheras entre posiciones cerradas donde el que habla busca sólo asentimiento y aplauso y el que oye (no he dicho escucha) está solo pensando en lo que va a decir cuando le toque su turno. No se puede esperar, consecuentemente, que un encuentro así sea algo más que propaganda.

Excluida toda discrepancia lo único que queda es un desolador dictado de ineptos. Hoy más que nunca es cierto lo que dijo el cardenal Newman: «muchos creen que discrepan de los demás y lo que pasa es que no tienen valor para hablar unos con otros».

Fernando Abad

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!