EUSKADI

Ingresa en prisión acusado del asesinato de un familiar en una finca de Amorebieta

El acusado habría golpeado a la víctima en la cabeza con un objeto contundente

El pasado sábado, 23 de mayo, ingresó en prisión un hombre, de 40 años de edad, por un presunto delito de homicidio. La relación que unía al presunto responsable de los hechos y a la víctima era de sobrino y tío. La Ertzaintza continúa con las investigaciones para determinar cómo y porqué se produjo la agresión cuyo desenlace fue el fallecimiento de la víctima, de 66 años de edad, después de ser trasladado al hospital de Cruces, según ha informado el Servicio de Prensa de la Ertzaintza.

El incidente se registró  sobre las cuatro y media de la tarde del pasado miércoles, 20 de mayo, en una parcela rural ubicada dentro del barrio de Boroa de la localidad bizkaitarra de Amorebieta. A esa hora, la Ertzaintza tras la llamada telefónica realizada por un varón de 40 años tuvo conocimiento de unos hechos que pudieran constituir un accidente en la realización de las tareas agrícolas.

Al lugar se desplazó una dotación sanitaria y una patrulla de agentes uniformados adscritos  a la comisaría de Durango. El recurso policial fue recibido por el varón que había realizado la llamada de auxilio, que se identificó como sobrino de la víctima y el cual manifestó que su tío, de edad avanzada, había sufrido un accidente mientras trabajaba en la zona de invernadero, labrando la tierra con la rotavator. Al llegar los componentes de la patrulla a la altura de la víctima, observaron que el herido se encontraba consciente y boca abajo sangrando de la parte trasera de la cabeza pero sin poder articular palabra alguna. Los servicios sanitarios desplazados al lugar estabilizaron al herido y ante la gravedad de las heridas decidieron su traslado, en un helicóptero medicalizado de Osakidetza, al hospital de Cruces. Posteriormente, la víctima falleció en el centro hospitalario.

La Ertzaintza abrió entonces una investigación para aclarar las circunstancias de lo sucedido. El personal encargado de las pesquisas encontró incoherencias e indicios de criminalidad en el testimonio del sobrino de la víctima. Finalmente, en la tarde-noche del jueves, día 21 de mayo, la Ertzaintza procedió a la detención del acusado de 40 años por un presunto delito homicidio.

La Ertzaintza continúa con las investigaciones para tratar de esclarecer totalmente lo ocurrido. El pasado sábado el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Durango, donde se decretó el ingreso de la persona en la prisión de Basauri.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!