REDES/TV/GOSSIP

Los retoques estéticos que se ha hecho Urkullu no contienen la amargura que proyecta su rostro

Urkullu es un soso y su cara transmite amargura. Eso es un hecho irrefutable y que no podrán negarlo ni los jeltzales más groupies del Dictador de Ajuria Enea. Pero eso no es lo peor de todo. Es mucho más grave la situación de amargura en la que vivimos la mayoría de los vascos gracias a las incomprensibles decisiones que toma cada semana el tirano de Alonsotegi. Sin embargo, hoy no vamos a hablar de las últimas de sus barbaridades restrictivas propuestas o sobre ese Decreto ilegal que presentará el próximo viernes, el cual ya hemos dejado claro que no lo vamos a respetar bajo ningún concepto. Hoy no toca y menos aquí, en la sección REDES/TV/GOSSIP. Vamos con un poco de gossip vinculado a la política.

Resulta que según informa Vanitatis, Urkullusolini (no podemos evitarlo) se habría sometido el pasado mes de enero a una intervención para reducir las bolsas debajo de sus ojos y realzar sus párpados en una de las clínicas Dermitek, con centros en Bilbao y Barcelona. Estas acumulaciones de grasa terminan por dar de sí la piel, generando no solo una sensación de hinchazón sino también de descolgamiento. El rostro parece mucho más cansado y envejecido. Parece que esto, añadido a la amargura acumulada, tenía amargado al Lehendakari electo con la menor participación de la historia electoral vasca.

Ante la imposibilidad de ver correctamente el retoque en la mirada del pequeño tirano, Vaniatis pregunta al Dr. Ramón Calderón Nájera, cirujano plástico de Clínica FEMM (www.femmcirugiaestetica.com), que confirme la intervención: «Claramente se ha retocado los párpados superiores. Este retoque se puede realizar con procedimientos como el generador de plasma Plexr, pero para un grado como el que se aprecia en su caso, creo que ha sido a través de la cirugía plástica (blefaroplastia), un procedimiento relativamente sencillo y de rápida recuperación, que se puede hacer con anestesia local, con o sin sedación y no requiere excesiva inmovilización. Basta con estar 4-5 días apartado de la vida social, y la recuperación es bastante buena. Se realiza mediante una incisión que queda oculta en el pliegue del párpado superior, el que se nos forma cuando tenemos los ojos abiertos, por lo que se disimula muy bien», explica el doctor Calderón, que hace especial hicapié en la existencia de esta piel sobrante en el párpado superior, esas bolsas que, aunque son menos llamativas que las del inferior, también existen.

Iñigo Urkullu, en noviembre de 2020 y en febrero de 2021. (EFE vía Vaniatis)

Vaniatis también consulta al médico estético Leo Cerrud, que coincide en la blefaroplastia, pero amplía el área: «Se ha quitado 20 años del rostro realizándose una blefaroplastia bilateral tanto en párpado superior como en las bolsas de los párpados inferiores», afirma con rotundidad. Según nos explica el experto, la blefaroplastia es una de las operaciones de cirugía plástica más antigua, además de ser relativamente fácil de realizar y arrojar muy buenos resultados. Esta intervención quirúrgica consiste en retirar la piel sobrante del párpado superior o del párpado inferior. Las bolsas debajo de los ojos que tan fácilmente podemos identificar son en realidad acumulaciones de grasa o simplemente de agua por retención de líquidos, y es habitual que aparezcan con el paso de los años.

«En el caso del político está clarísimo que la alternativa ha sido la quirúrgica porque el resultado es espléndido y, a pesar de la mascarilla, sus ojos lucen liberados de la carga epitelial, esa especie de cortina que tenía en los párpados superiores, que ha desaparecido, y las grandes bolsas que tenía en las primeras fotos prácticamente han desaparecido también», describe Leo Cerrud. El efecto inmediato es el de una mirada más abierta. «Mi enhorabuena a el o los cirujanos puesto que el resultado no puede ser más natural y satisfactorio», confiesa el médico estético. Nosotros no pensamos lo mismo. Pero claro, no somos imparciales (nos tiene hasta los coj…).

Esta sencilla intervención tan solo dura unos minutos y tiene un postoperatorio relativamente corto, aspectos clave para su popularidad, que además se ven beneficiados por el uso de la mascarilla. Como curiosidad, “entre los hombres, suele representar el segundo tratamiento quirúrgico más demandado”, apuntaba haces unos meses el doctor Pagano, de la Clínica Golden. Una alternativa a la blefaroplastia es el citado tratamiento con láser Plexr, con resultados más rápidos y sin incisiones, aunque sí con pequeñas costras que se caen a los pocos días. Este electroplasma, según explica Leo Cerrud, es bastante menos invasivo y barato, pero también menos efectivo.

Todo lo anteriormente mencionado está muy bien y la verdad es que los resultados son visibles: parece que la cara del pequeño Dictador de Ajuria Enea ha rejuvenecido. Pensabamos que era porque disfrutaba cada vez que imponía una nueva incomprensible restricción digna de épocas de guerra, pero no. Ha sido la cirugía estética. Sin embargo, por mucho que le haya rejuvenecido el rostro, hay algo que ni la cirugía ha logrado conseguir: quitarle esa cara de amargado.

Redacción de euskalnews.com

1 COMENTARIO

  1. como la va a contener, un esbirro que se tiene que poner un bozal todos los dias y salir a que todo el mundo le vea con un bozal/tapabocas de esclavo le es irrelevante los retoques que se haga, tiene el alma cagada meada y derroida de por vida, JAMÁS PODRÁ OLVIDAR NI NADIE OLVIDARÁ SU CONDICION DE ESCLAVO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!