EUSKADI POLÍTICA

El Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi denuncia que el Gobierno Vasco «utiliza los datos a conveniencia» y lo demuestra

CUANDO SE CONTINÚA UTILIZANDO LOS DATOS A CONVENIENCIA SIN PROCESAR CON UNA MÍNIMA ESTADÍSTICA

Después de las últimas declaraciones que han ido realizando en navidades miembros del Gobierno Vasco, por supuesto con la presión habitual de catastrofismo de los medios de comunicación, el Gobierno Vasco nuevamente, toma sus decisiones, volviéndonos a demostrar su capacidad para utilizar, los datos del número de test de PCR y sus positivos como la herramienta más científica para el control del virus, cuando la realidad es que, además de ser
una herramienta fallida, ésta se utiliza sin tener en cuenta los mínimos criterios estadísticos que se deben tener para procesar los datos con el fin de llevarlos a índices que de verdad nos puedan decir la evolución de la pandemia.

Gráfico 1.

Si nos referimos al número de test realizados desde el 22 de diciembre 2020 fecha de las medidas para las navidades hasta los realizados a fecha actual con nuevas medidas a partir del 12 de enero (Gráfico 1), volvemos a observar, como reiteradamente ha ocurrido en otras ocasiones que se tomaban medidas, que el valor medio de test realizados desde el 22 de diciembre al 6 de enero período navideño ha sido de 6.776 mientras mentras que desde esa fecha hasta la actualidad el valor medio de test de de 11.096, es decir un 64% más sobre los que se estaban realizando, ¿es que en las navidades se han hecho menos test porqué hay que respetar los derechos de los funcionarios, como dijo el Sr. Erkoreka?, ¿es que no nos están trasmitiendo a la población que la crisis es de suma gravedad como para que no se trabaje fuera del horario establecido?. Que yo sepa cuando tuvimos las inundaciones o cuando hubo la sequía trabajamos bastantes más horas que el horario que teníamos por convenio. Por lo tanto, el Gobierno Vasco vuelve a utilizar la estrategia que ha venido empleando en esta pandemia para utilizar a su albedrío la IA acumulada a 14 días y con ello justificar las medidas que adopta.

Gráfico 2.

Si tenemos en cuenta el Gráfico 2, tanto UCIS como hospitalizados los porcentajes de ocupación de UCIs a fecha de 13 de enero son del 26,10% cuando el 22 de diciembre eran del 27,04%, y, de hospitalizados pasamos de 4,69% a un 5,66%, es decir, en ambos casos con este período navideño no ha habido prácticamente alteraciones significativas, estando los valores por debajo de los valores referencia establecidos por la misma administración sanitaria, y, sin embargo, nos están continuamente diciendo que por culpa de las navidades y del mal comportamiento de algunos se están disparando los ratios, y de ahí la justificación de las nuevas medidas más restrictivas.

Además de utilizar este estadístico de IA a 14 días, que no deja de ser los positivos en valor absoluto calculado por 100.000 habitantes, sabiendo que a más test más positivos en valor absoluto pero no necesariamente en porcentaje, no se normaliza el valor de la IA teniendo en cuenta que se podría hacer un seguimiento más lógico y real si lo calculásemos en base a la normalización de esos positivos en función de un valor fijo de test realizados diariamente, de forma que se pudiese utilizar el porcentaje como herramienta normalizada con una mayor lógica para controlar la evolución de las infecciones, y, se podría establecer que dicho porcentaje tuviese como valor referencia el 10% teniendo en cuenta que cuando se supere durante al menos 3 días consecutivos ese valor (lo que propongo es algo que se viene
utilizando en seguimientos de contaminación, potabilidad de aguas,etc), se pueda utilizar adecuadamente el estadístico para la toma de decisiones.

Gráfico 3.

Realizando el ejercicio de normalizar los datos de positivos en base a un número de test fijo diario, para el que he utilizado el valor promedio de todos los test que se han realizado, 6.128 test, se procede a recalcular nuevamente esos positivos pero con una referencia a un mismo valor de test realizados por lo que la evolución de los porcentajes es mucho más significativa
para hacer un seguimiento.

Gráfico 4.

Como se observa en el Gráfico 3 y Grafico 4, en el primero (Gráfico 3) se realiza la comparativa del cálculo de la IA a 14 días utilizado por el Gobierno Vasco y el cálculo de la IA a 14 días normalizado como se ha comentado anteriormente, en el período octubre a fecha actual, observando que la IA a 14 días normalizada en ningún momento habría superado el valor referencia de los 500 casos por 100.000 habitantes, luego en ningún caso se podrían haber
tomado decisiones en base a este ratio.

Si ese cálculo lo realizamos a lo largo de toda la pandemia se observa algo mucho más significativo como es, que curiosamente en marzo-abril en pleno apogeo de la pandemia, la utilización de la IA como la realiza el Gobierno Vasco no hubiese servido para tomar ninguna decisión ya que en ningún momento hubiese superado el valor referencia de 500, mientras que el cálculo que propongo, en esa fecha desde mediados de marzo a finales de abril se hubiese superado ese valor referencia, con el cual si se hubiesen justificado ciertas decisiones. Es cierto que a nivel de hospitalizados y ucis los valores eran elevados y de ahí que se tomasen decisiones, que como siempre me he expresado no tendrían que haber sido necesariamente las del confinamiento.

Gráfico 5.

Si ahora relacionamos la IA a 14 días con el % de positivos del Gráfico 5, vemos como la IA utilizada por el Gobierno Vasco en marzo-abril no se corresponde con el porcentaje de positivos, ocurriendo algo parecido en los meses posteriores ya que la IA ha ido aumentando o decreciendo en base al número de test realizados de forma, en mi opinión, interesada, mientras que los porcentajes se han mantenido de forma reiterada desde el mes de mayo por debajo del 10%.

Gráfico 6.

Si realizamos estos cálculos con una IA a 14 días normalizada en base a un número de test fijo (Gráfico 6) se observa con claridad que esa IA se corresponde bastante mejor con el % de positivos que hubo en marzo-abril, es decir la IA hubiese servido de índice para decidir, al igual que hubiese servido para no haber tomado decisiones, por lo menos a ese nivel de restricciones, desde may a la fecha actual, como así se demuestra también con el % de positivos con valores continuamente inferiores al 10%.

Con esto lo que quiero explicar que utilizando la IA a 14 días sin criterios estadísticos, es, como hemos visto, una herramienta no válida, que no hubiese servido para tomar decisiones al principio de la pandemia y que, por lo tanto, no es útil para imponerle a la población decisiones que inciden tanto en las libertades individuales como colectivas.

Sin embargo si esa herramienta de la IA a 14 días la utilizamos de forma normalizada a un mismo valor de número de test diarios vemos, al igual que hemos visto en las gráficas, hubiese sido válida desde el inicio y que sobre todo tendría sentido la utilización del porcentaje de positivos, estableciendo un valor de referencia que como he comentado, en caso de superarse durante unos días serviría para la toma de decisiones, dando transparencia a la población y, sobre todo credibilidad a la administración y al gobierno de cara a que cuando realmente se tuviesen que tomar decisiones la gente tendría claro la razón de porque se toman y no por elucubraciones de ciertos profesionales que se basan en supuestos colapsos hospitalarios, lo cual no deja de ser lo que normalmente suele ocurrir con las epidemias de gripe, y, por ello no dejamos de seguir con nuestras vidas de una forma normal.

Mi impresión es que las organizaciones médicas colegiales deben de dejar de hacer política con el fin de centrar sus esfuerzos en la sanidad en todo su conjunto, pidiendo encarecidamente que se establezca al 100% la atención primaria siendo reforzada si fuese necesario, diagnosticar como siempre se han diagnosticado las enfermedades como siempre se han diagnosticado dejando poco a poco la herramienta de los test de PCR que la misma OMS nos dice que no sirven para diagnosticar una enfermedad, y no dedicarse a hacer predicciones de futuros colapsos (¿que diríamos si el colectivo profesional de bomberos ante la posibilidad de temperaturas extremas en verano propusiese que la población se abstuviese de ir al monte y la naturaleza como medida preventiva de los incendios?), a proponer incluso, en algunos casos, con obligatoriedad la vacunación de la covid, y, por supuesto a no emplear métodos de otras épocas con la discrepancia dentro de su colectivo profesional llegando hasta el levantamiento de expedientes sancionadores, ya que todas las opiniones tienen que ser respetables y más dentro de una misma profesión, y con mucha mayor razón cuando con este virus, como mínimo hay que plantearse una duda razonable.

Si de verdad queremos realmente acabar desde un punto de vista sanitario con esta crisis, establecer una total transparencia en nuestros actos, investigar esa duda razonable, creo que se debería empezar a realizar más test de la gripe, incluso en mayor medida que en años anteriores y menos test de la covid, por supuesto reforzando los recursos humanos y materiales para poder llevarlo a cabo, que se debería, y ante los datos que hemos tenido de fallecidos en residencias, informar del número de fallecidos que se habían vacunado de la gripe, y, por supuesto y, ante las dudas que puede plantearse una nueva vacuna donde se han acelerado los protocolos de una manera vertiginosa y se ha desarrollado de una manera diferente a las vacunas tradicionales, dar la información de los contagiados y fallecidos que se vacunen de la covid, siendo además una información imprescindible para el sector sanitario, ¿no es de obligación, tanto para el sector sanitario como del científico, el conocer los efectos secundarios y la efectividad de esta vacuna cuando todavía se está en fase de experimentación?

En mi opinión, y ante mucha gente que practica una total falta de crítica y duda sobre el discurso oficial, creo de absoluta necesidad y obligación el que se nos trasmita la información más transparente posible a la población, de forma que poco a poco nos podamos ir haciendo un criterio alejado de conspiraciones y de oficialismos con el fin, y, en base a esa información, de poder decidir como sociedad hacia donde queremos dirigirnos en un futuro, con humildad si, pero también con dignidad.

Finalmente decir que le recomendaría al Gobierno Vasco y, en especial a la Sra Gotzone Sagardui que se plantase ante los medios de comunicación (aquí incluyo a todos) por el modo y sentido catastrófico al dar las noticias con el ingrediente de miedo exagerado, por culpabilizar a ciertos grupos de la sociedad, por dar los datos interesadamente destacando a su interés el valor en positivos, en otros momentos el porcentaje, y, en otros los fallecidos y ucis, siempre en base a lo que sea más impactante, que por cierto con un % de positivos normalizado a estos medios se les acabaría la utilización de los datos a su libre albedrío. Por otra parte da la impresión que son ellos los que van marcando la pauta de las medidas del LABI, estableciendo continuamente suposiciones de las medidas que se van a tomar, curiosamente siempre más duras, actuando como lobby de presión hacia este organismo.

Jon Ander Etxebarria Garate
Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi

Redacción de euskalnews.com

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!