OPINIÓN Uncategorized

«Los más muertos» – La opinión de José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

La corrupción (No solo la económica) es, obviamente, un proceso que afecta a los muertos pero ¿qué es la muerte? Pues obviamente, una falta de vitalidad, de fuerza, de poder, de energía. Al menguar la energía vital, uno va muriendo y se va corrompiendo. Mantenerse vivo implica disponer de suficiente energía para vibrar alto. Cuando baja la energía y, por tanto, la vibración, uno queda expuesto a la parasitación de otros seres que vibran bajo. No estamos hablando de creencias «new age» sino pura física. Todos los que saben algo de electricidad entienden la diferencia entre «ondas en fase» y «ondas desfasadas».

Lo dicho resulta obvio, si nos enfocamos en el cuerpo físico pero ¿qué ocurre con la mente? ¿Y si fuera precisamente la corrupción de la mente la que ocasiona la corrupción del cuerpo? A día de hoy, una gran parte de la población cree que necesita sedantes, ansiolíticos, antidepresivos y demás drogas psiquiátricas para «ir tirando». ¿Qué tienen en común todas ellas? Pues su constatable efecto desvitalizante. Cuando uno se percibe nervioso, inquieto, agitado, estresado, se toma una sustancia desvitalizante y acaba con la agitación pero ¿qué es un desvitalizante sino algo que quita vida? ¿Y qué es algo que quita vida sino un veneno?

«Virus» es una palabra latina que significa, exactamente, veneno. Todo virus es un veneno y todo veneno un virus. En el pasado, los usurpadores encargaban venenos a los alquimistas (O químicos) ¿Cuántos gobernantes han muerto envenenados a lo largo de la historia?. La mayor preocupación de unos y otros siempre ha sido producir venenos con efectos diferidos, para hacer más difícil establecer una relación causa-efecto y, consecuentemente, hacer más imperceptible el delito. Los desvitalizantes de última generación producen un efecto tan lento que bien podemos llamarlo «muerte en vida».

Usualmente, a los muertos en vida los llamamos «zombis». Son seres que se mueven con cierta dificultad, que se sienten incapacitados para realizar cosas que los vivos hacen fácilmente. También es usual que los llamemos «vagos». De igual manera, la desvitalización produce una falta de «agilidad mental», de lucidez. Al muerto en vida le resulta difícil enfocar su atención, analizar, discernir. La desvitalización de la mente tiene como efecto un estado de «pereza mental» que impide al zombi comprender, y por tanto evolucionar, cambiar, dejándolo a merced de otros seres que lo parasitan y esclavizan.

Obviamente, con este método, el usurpador obtiene servidores débiles (tanto física como mentalmente) ya que un ser que vibra alto nunca se dejaría esclavizar. El usurpador puede elegir tener esclavos torpes o no tener esclavos pero nunca tener esclavos de «alta gama» ¿Por qué pues se empeña en tener servidores? Pues porque necesita que alguien le haga lo que él siente que no puede hacer, por falta de vitalidad. La buena noticia es que, obviamente, la muerte es un proceso reversible (Ya lo decía Jesús de Nazareth) aunque, es verdad que los corruptos tienen cierta dificultad para entenderlo.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!