EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

El ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi cree que “la izquierda necesita inocularse la vacuna de la autocrítica y el sentido común”

  • Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi
  • Enlace a su blog: El Dato Mata el Relato

Cuando la izquierda necesita inocularse la vacuna de la autocrítica y el sentido común

El neoliberalismo transforma una gran crisis capitalista como la actual en continuar con un capitalismo de élite, mientras que al resto de la población la convierten en los nuevos esclavos de la sociedad contemporánea.

Como ya he comentado alguna vez esta pandemia nos ha llevado de un fracaso científico a un fracaso sociopolítico, donde la izquierda ha dejado de ser izquierda, el soberanismo ha dejado de ser soberanista, donde ha reemplazado con las ONGs a la caridad propia del conservadurismo y la derecha, y, en cambio lo que ha calado tanto en el progresismo y la izquierda estatal como la independentista, es el gusto por pisar moqueta, la falta de autocrítica, el abandono de una ideología verdadera de izquierdas donde no tenga cabida el postureo y en el caso de la independentista la renuncia a la soberanía, al igual que ya lo hicieron hace muchos años los jeltzales aunque el Sr. Ortúzar nos venga diciendo que defiende una Euskadi basada en la libertad para ser y para decidir, cuando habría que recordarle que han tenido una ocasión inmejorable para haber ejercido esa soberanía durante la pandemia, no dejando de ser el latiguillo de siempre del PNV que lo saca según se van acercando elecciones. A los feligreses de los jeltzales soberanistas de buena fe habrá que decirles que la soberanía del PNV es algo parecido a lo que les prometen a los católicos, con todo respeto a su creencia, les prometen de la vida eterna, pues esto de la soberanía por parte nacionalista es algo semejante.

La derecha y ultraderecha están haciendo su papel como siempre ha sido de defensa de la riqueza, pero dejando de lado la tranquilización de sus conciencias, con la que siempre se habían escudado, como es la caridad cristiana concepto de aire conservador y que, en estos momentos, igualmente y para tranquilizar sus conciencias por la renuncia a defender los derechos y libertades individuales y colectivas durante la pandemia, les ha sido arrebatado por la izquierda a través de la s ONGs.

Una de las expresiones del virus inoculado que ha dinamitado el sentido común y la capacidad ideológica ha sido la renuncia que desde la izquierda se ha dado en el Congreso de Diputados, por una parte, con el tema del Sahara donde la izquierda y, con mayor gravedad para la independentista catalana y vasca, al aceptar que no se haga referéndum de autodeterminación, no dejando de ser una forma implícita de aceptar que esos referéndums no se llevarán a cabo en ningún momento en Catalunya y Euskadi, viéndolo claro en Catalunya con la actitud de ERC, al estar traicionando al independentismo con su famosa mesa bilateral que en ningún momento se va a celebrar, y si así fuese, en ningún momento se planteará el derecho de autodeterminación en la misma y menos ahora después de lo acontecido con lo del Sahara.

Otro elemento de los efectos de esta inoculación ha sido el que se haya aplaudido al Sr. Zelensky, el cual, como persona tanto inteligente como cercana al pensamiento nazi, hizo la demagogia de citar el bombardeo de Gernika, y nuevamente la izquierda, y en especial la independentista demostró que ese virus pandémico inoculado les ha dejado muy enfermos por no decir inutilizados para hacer una verdadera política progresista y soberanista, aplaudiendo a este señor con el que al menos debemos tener el beneficio de la duda.

Lo peor de todo es que lo ocurrido y aceptado por la izquierda estatal e independentista, era una enfermedad que ya venía, por desgracia de antes de la pandemia, y es el famoso eslogan de nos opondremos siempre a que no venga el trifachito, claro que los soberanistas y de izquierda no queremos que gobierne el trifachito, pero este eslogan, que parece que venía incluido en la inoculación de la vacuna, es una trampa perversa en si misma ya que con ello se hace renuncia a la ideología entendida en toda su esencia y no como religión, porque ese eslogan de que no venga el trifachito es lo que precisamente, transforma la ideología en etiquetismo, hooliganismo y, en definitiva en religión, además de establecer un golpe a la verdadera democracia, al convertirse ese voto de la izquierda en un voto cautivo solo para que no venga una determinada opción política, cuando a quien se le apoya con el voto se le está dando rienda suelta a que gobierne como quiera, como se ha podido ver con temas como lo del Sahara, Zelensky, reforma laboral, ley mordaza, etc, y, por otra parte, en dejar el campo libre de la demagogia de los derechos y libertades al albur de la ultraderecha como ya ocurrió con la socialdemocracia en la UE.

Esto mismo lo estamos viendo en las elecciones francesas donde porque no llegue la ultraderecha, la izquierda le dará el voto al liberal Macrón exponente máximo del globalismo neoliberal culpable esencial de los despropósitos y medidas antidemocráticas acontecidas durante esta pandemia, en la que el Sr.Macron se ha permitido durante esta pandemia, el insultar y amenazar a los no vacunados, ¿es que Francia con este sistema para mi, por mucho que se diga no democrático, la izquierda va a seguir con ese voto cautivo para que no llegue la ultraderecha?, si es así lo mejor que podría hacer la izquierda en Francia es no presentarse a las elecciones porque la realidad es que su voto, al final, no deja de ser un voto basura.

Con la agenda 2030, y el cambio climático, la izquierda y el ecologismo cercano a la izquierda y, en el caso de Euskadi, en el entorno de la izquierda independentista, han vuelto a comprar el discurso neoliberal, mediante eslóganes medioambientalistas y de sostenibilidad que en el fondo van dirigidos a llevar adelante cambios en lo que se va a considerar lo que son energías verdes, como ya lo estamos viendo, con esta crisis energética actual, al considerar que la nuclear, la extracción de gas, el fracking puedan ser consideradas como energía verde, o bien que se eleve la producción de alimentos transgénicos, es decir todo lo contrario a lo defendido por la izquierda y el ecologismo hasta el momento actual, estando tan enfermos con el virus inoculado, que no se dan cuenta que la estrategia de esta agenda 2030 es la de, creando y utilizando una gran crisis económica y energética, empobrecer a la población de forma que sea necesario el subvencionismo para su subsistencia, de forma que además de ser la transformación del voto libre en cautivo, el poder neoliberal consiga que ante este reto de subsistir a cambio se acepten temas de índole ambiental, alimentario, etc, que en situación anterior no se estaba dispuesto a aceptar. En resumen el neoliberalismo lo que hace es transformar una gran crisis capitalista como la actual en continuar con un capitalismo de élite, mientras que al resto de la población la convierten en los nuevos esclavos de la sociedad contemporánea, además de laminar su capacidad de protesta y revueltas al haber engullido a la parte ideológica de la sociedad, que podría haber avalado el elemento esencial reivindicativo de la población, pero que no ha sido, ni será así, por la inoculación del virus que han experimentado en sus mentes y en su ideario político el cual les ha laminado por completo.

Es por todo ello, por lo que, creo que va siendo hora de que la izquierda estatal e independentista se inocule la vacuna de la ideología en toda su esencia, de la autocrítica y del sentido común, ya para ello la única inoculación posible en este momento es la de la propia sociedad vasca mediante su empoderamiento a través de plataformas cívicas locales, batzarres, auzolan de forma que se vaya retirando esa forma de concebir la política de forma piramidal y no horizontal, donde el apego a la moqueta y a vivir de ella tienen que desaparecer por el bien de nuestra sociedad, y donde se puedan establecer nuevos esquemas socioeconómicos de vida.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
9 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
el Ogro Cabreado
el Ogro Cabreado
1 mes

Que poco me gusta Jon Ander cuando se mete en politiqueos de baja estofa. LA izquierda (tanto socialdemocrata como comunista ) fue la primera en subirse al barco del NOM. No esta sola, comparten barco con la presunta derecha clasica (vease PP por ejemplo, pero hay mas en Europa) . Hablar de neoliberalismo en una economia controlada por oligopolios como Himalaya, a pachas con los estados, lo siento pero me suena a broma pesada

En fin, sigue pensando en los viejos ejes izquierda-derecha, y asi no vamos a ninguna parte. De hecho, estamos asi, por pensar precisamente de esa forma.

Peter
Peter
1 mes

Izquierda y derecha son parte de la agenda psicópata.
Arte y parte ambas. No existe tal polaridad cuando su dueño es el mismo. Son estrategias para que la gente se posicione y no vea a su enemigo que no es otro que quién dirige esa agenda.
2030, agenda, nom, genocidio, despoblación, QR, control de masas, estabulación de seres humanos.
Eso es izquierda y derecha.

Isaac
Isaac
1 mes
Respuesta a  Peter

Exacto. Eso de izquierda y derecha dejó de existir hace años. Los malditos globalistas quieren destruir las Naciones y a sus sociedades para luego reconstruir su maldito “Nuevo Mundo” y crear un “Hombre nuevo”, y no lo digo yo, lo dicen ellos. Y ni la izquierda, ni la derecha nos defenderá. Un saludo Peter.

Marcos
Marcos
1 mes

Mientras siga esperando algo de la izquierda o de la derecha, vendidas ambas al NOM, mal vamos. Este estado fallido debe ser demolido de arriba abajo y sustituído por gestores capacitados al servicio del pueblo y no por partidos políticos corruptos, que no sirven al pueblo.

Jabitxu
Jabitxu
1 mes

Iba a escribir algo, pero el compañero de página “El Ogro Cabreado” se me ha adelantado.

Es por ello que hago mías sus palabras, y añado, de mi cosecha, este poquito más.

-Esos tres que aparecen en la foto están a sueldo de los globalistas.

-Esos tres (y los de su calaña) hace tiempo que olvidaron a la Clase Trabajadora, y, por supuesto, la Lucha de Clases.

-Esos tres (y los de su calaña) son el mecanismo más potente que tienen los anglosionistas para implantar su agenda.

-Dejemos de llamar “izquierda” a quienes apoyan al nazismo ucraniano, los pinchazos, los bozales… y, en general, al machaque de la clase trabajadora europea, y hasta la propia dilución de Europa considerado bajo un punto de vista demográfico.

Otros caminos son posibles… e imprescindibles.

(Es curioso: el propio Jon Ander señala estos caminos en el último párrafo de su escrito… que queda malogrado -me refiero a este último párrafo- por su primera línea, esa línea en la que sugiere que estas nulidades se vacunen. Si consideramos esta primera línea del párrafo y lo que viene después… ¿no estamos ante un caso de pseudo oxímoron?)

Dr.fin
Dr.fin
1 mes

Yo entiendo que el autor hace una reflexión dirigida a la izquierda vasca, a las personas… no a los partidos, que de momento sí existen.

Entiendo también que no sólo se dirige a los conscientes sobre la agenda globalista…

Dentro de este contexto el escrito me parece perfecto… como todos los de su autor, incluídos los políticos. Rebosan sensatez por los cuatro costados.

Remedios
Remedios
1 mes

Para mi es la primera persona que da un indicio de cordura. Concentrense en las nueve lineas finales de su escrito. Nos concierne a todos. Gracias una vez mas Jon Ander.

Piltzo
Piltzo
1 mes

No me gustan nada las metáforas, el juego de metáforas que utiliza el autor.
“virus” como causa de enfermedad (globalismitis agenditica).
“vacuna” como solución a esa enfermedad.
Supongo que lo hace para dirigirse a gente que cree en esos conceptos. Pero me parece erróneo reforzar tales ideas. Ni los virus causan enfermedades. Ni mucho menos las vacunas tienen por objetivo curarlas, sino otros mucho más siniestros.
Tal vez las izquierdas ya estén vacunadas y por eso se han vuelto estériles, apáticas, onanistas y patéticas.

Última edición 1 mes por Piltzo
sabin
sabin
1 mes

Lo que pasa es que todos los representantes politicos estan en nomina de los verdaderos PODEROSOS

Ahi queda la famosa ley de la “faraona” MARIA ARANZAZU TAPIA OTAEGI consejera del GV que se ha propuesto inundarnos de DIOXINAS Y FURANOS con las plantasde produccion de toxicos deBergara y Zumarraga

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x