EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

LOS DE DENTRO SIEMPRE NIEGAN – Fernando López-Mirones

  • Escrito por Fernando López-Mirones, biólogo y divulgador científico
  • Enlace a su canal de Telegram

LOS DE DENTRO SIEMPRE NIEGAN

Los primeros negacionistas sobre cualquier escándalo son, precisamente, los más próximos al colectivo donde tiene lugar. Cuánto más dentro, menos saben y más confían. Curiosamente, su argumento es el contrario, suelen aducir “yo trabajo ahí desde hace años, lo sabría…” olvidando que sus compañeros corruptos se lo ocultan, lo primero, a sus iguales.

Ayuda que sean entornos profesionales endogámicos en los cuales el sistema de creencias sea muy sólido y extremadamente emocional. Dudar de compañeros, de amigos, de padres, abuelos, jefes… de un ambiente laboral que los rodea desde hace años es muy difícil. Por eso entre médicos honrados la gran mentira vacunal caló hondo, creyeron. Toda una vida en eso, quizá con generaciones de médicos detrás, tu padre, dos de tus hijos, toda la pandilla de la universidad…

¡Úf! hay que tener muchas agallas para hacer preguntas incómodas. Muchos las tuvieron, creo que casi todos son mis amigos ahora, pero la mayoría no fueron capaces. Entornos similares son el ejército, la iglesia, los docentes, los pilotos, los ingenieros, los financieros… todos son vocacionales, aman a su gremio, adoran sus trabajos, viven bien de ellos, tienen prestigio social, buen nombre… ¿perder todo eso a causa de la verdad?

Sin embargo, el público en general ignora esto, y da más crédito a quien está dentro de una disciplina, justamente a los que, o no lo saben, o si lo saben no lo van a contar. La autocrítica y la honradez se ven como traición.

Por eso en una conspiración, en realidad los corruptos son muy pocos, son apenas los mandos, los de más arriba de la pirámide, a menudo ni siquiera el ministro de defensa es militar, ni el de sanidad es médico.

El globalitarismo no solo los ha elegido muchos años antes entre aquellos a los que veía ambiciosos y propensos a cooperar, sino que los ha financiado para que lleguen a lo más alto con el fin de que ayuden a dominar a sus propios compañeros.

Si surge algún peligroso arrepentido por el camino, si uno de ellos tuviere un ataque de honestidad, será apartado, amenazado, desacreditado o simplemente comprado. Los de abajo obedecen por amor a la medicina, a la patria, a la ciencia, a Dios, a su familia… mirando hacia otro lado cuando una pregunta incómoda llega a sus oídos.

Es muy fácil juzgarlos duramente desde fuera, pero uno no sabe qué haría en su lugar hasta que le toca. Estoy viendo a ingenieros que fueron muy duros con los médicos en el tema vacunal, pero que ahora hacen lo mismo que ellos con la energía y las estelas: silbar poniéndose de perfil.

Somos todos muy valientes con los trabajos de los demás, hasta que nos toca a nosotros dar el paso al frente. Denunciar a un compañero es un acto heroico de primer orden muy mal valorado que mejora el mundo mucho más que cualquier otro, porque exige un coraje que pocos tienen. Lo cómodo es no meterse en líos; lo fácil es consolarse pensando que uno no lo hace, y que lo que hacen otros no es culpa tuya ¡pero los estás encubriendo, eres cómplice por omisión de tu deber!

Los noquierolios son ese 60% de la población gracias a los cuales el 10% corrupto gana siempre. Pasa como en algunas parejas amorosas, la última persona que se entera de los cuernos es el que los luce. Estar dentro del bosque no te deja ver más que una docena de árboles alrededor, cualquiera desde un helicóptero ve mucho mejor que tú lo que pasa. Por tanto, un militar honrado tenderá a negar que en el ejército haya corrupción, igual que a un sacerdote pío le costará ver cosas feas en su curia; los médicos honestos no pueden creer que lleven decenios rodeados de podredumbre farmacéutica, simplemente se niegan a creerlo, como una madre piensa que su hijo es el único de sus amigos que no se droga.

Somos primates gregarios que necesitamos sentirnos integrados en nuestro entorno social, nos cuesta ver que estamos rodeados de oscuridad. Y cuánto más buena es una persona, menos se da cuenta, tiende a pensar que todos los demás son como ella.

Por eso esta es la respuesta a la gran pregunta que me hacen muchos de los que todavía creen el relato oficial, me dicen que no pueden creer que tanta gente en el mundo esté implicada, que sean “malos”, corruptos, deshonestos.

Y en efecto tienen razón, los corruptos son ese 10%, los demás son una amalgama diversa formada por los que no lo ven por fe en su gremio, los que lo intuyen pero se niegan a verlo porque les conviene, los egoístas, los noquierolios, y los que se callan porque necesitan su sueldo. Entre unos y otros, forman esa masa enorme de silencios que permite a los malos salirse con la suya.

Conclusión, si quiere usted destapar una conspiración, busque siempre a los perjudicados, pero nunca a los colegas de los implicados, los que trabajan honradamente en el mismo negocio, ni los expertos que viven beneficiándose de ella. Un aullido.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
5 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Maite
Maite
3 meses

!Que bien te explicas Fernando Mirones!Me ha encatado lo de los noquierolios.

Estoy de acuerdo con lo que has explicado.Gracias.

Piltzo
Piltzo
3 meses

SdA mi me fascina el argumento de “no puedo creer que haya gente tan mala”. Según eso no se creerán que ha habido guerras, gulags, auschwitzs, genocidios, inquisiciones, esclavitud, explotación… porque, claro, la gente no puede ser tan mala.
Mao, Stalin, Hitler, Franco, Gilles de Rais, Neron, etc debieron ser unos buenazos incomprendidos. Como Gates, Soros, los Rothschild, Schwab, Harari, Lagarde… Buena gente en el fondo.

josé miguel ruiz valls

¿Denunciar a un compañero es un acto heroico? Eso decían los de la STASI. Para lo que hace falta coraje es para aplicarte, lo que has dicho, a ti mismo: Darwinista y cristiano es como aceite y agua.

mrsm4b
3 meses

Anda mira el microscopio KULTURETA

Uzturre
Uzturre
3 meses

Sencillo y narcisista patológico , lo mismo

error: Content is protected !!
3
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x