MUNDO

Detienen en Madrid a un yihadista guineano: ex-presidiario, con antecedentes y sin trabajo

La Guardia Civil, en una operación del Servicio de Información (SIGC) ha detenido en Madrid a un individuo de Guinea Bissau que profería amenazas contra el Rey de España y otras instituciones. En las grabaciones, mostraba iconografía de Daesh (banderas, carteles) para dar un carácter yihadista a sus amenazas. Se trata de un individuo, que ya ha estado en prisión y donde se podría haber radicalizado, ya que en las grabaciones mostraba un elevado todo de agresividad. Otra de las instituciones que eran objeto de sus ataques era el Centro Nacional de Inteligencia.

Los servicios antiterroristas de la Guardia Civil han detenido a un simpatizante de Daesh en Madrid. Se trata de un inmigrante de nacionalidad guineana, de 48 años, que utilizaba las redes sociales para lanzar amenazas contra instituciones del Estado.

Según la nota pública del Instituto Armado, el detenido publicaba en sus perfiles de redes sociales (en Twitter básicamente) mensajes con contenido amenazante, injurioso y calumnioso contra instituciones del Estado o personalidades públicas. Entre ellos, representantes del mundo judicial y del Centro Nacional de Inteligencia. Asimismo, en estos mensajes también se incluían referencias expresas a organizaciones terroristas, concretamente Daesh. Introducía su iconografía y las banderas que representan al entramado terrorista. La Guardia Civil constata que se alentaba a la perpetración de atentados contra estas personalidades, incluyendo como objetivo al Rey de España, Felipe VI.

El detenido, originario de Guinea-Bissau, sin ocupación laboral conocida y que había obtenido residencia legal en nuestro país, contaba con numerosos antecedentes policiales en España, entre ellos delitos en los que se habría empleado la violencia, como robos con intimidación y lesiones. La Guardia Civil lo califica de individuo «peligroso e inestable», apuntando a los rasgos de lo que los especialistas definen como un posible lobo solitario. Estuvo en prisión y salió en 2015.

En la actualidad estaba incumpliendo de manera sistemática las medidas de confinamiento decretadas por el estado de alarma por el coronavirus. Los especialistas de la Guardia Civil alertan de que las tramas yihadistas, principalmente Daesh, han instrumentalizado la actual situación de alerta sanitaria instando a sus seguidores y simpatizantes a aprovechar este momento para cometer ataques en Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!