MUNDO

Soros está absolutamente indignado con Merkel por su cooperación con Hungría y Polonia, dos países que no puede controlar

El multimillonario especulador internacional, George Soros, expresó su frustración ante la negociación en la que la Canciller Alemana, Angela Merkel, concilió sobre el presupuesto de la Unión Europea (UE, por la sigla) con Hungría y Polonia.

“Pero el compromiso al que llegó con Hungría y Polonia es el peor de todos los mundos posibles”, escribió Soros sobre la decisión de Merkel, según un artículo publicado el 10 de diciembre.

Budapest y Varsovia bloquearon la aprobación de un presupuesto en noviembre, tras acusar a la Unión Europea de “chantaje político”, al exigir a los estados miembros la adhesión a sus regulaciones estatutarias, expresadas como para “garantizar el estado de derecho”. Por su parte Merkel convino en suspender temporalmente el mecanismo propuesto por la UE durante dos años, lo que fue celebrado por el Primer Ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki y por el Primer Ministro húngaro, Viktor Orban.

“Y podríamos decir modestamente, por supuesto, que salvamos la unidad de la unión”, declaró Orban de acuerdo con Euronews. Agregando: “Y nadie puede eludir las intenciones y la voluntad de los gobiernos electos de ninguna nación ni del Parlamento Europeo ni de la Comisión, nadie, porque [la] Unión Europea es la unidad de las naciones”.

Tanto Polonia como Hungría defienden una Europa cristiana y la soberanía de los estados ante los intentos de Bruselas de forzar la migración masiva por las “gargantas de las naciones”, según reportó el medio húngaro Kormany.

“La burocracia de Bruselas está librando una campaña de venganza contra estos dos países [Polonia y Hungría], pero no nos rendiremos”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores y Comercio húngaro, Péter Szijjártó, en una conferencia

“Hungría y Polonia están defendiendo sus propios intereses nacionales y representan un punto de vista honesto y directo en los debates internacionales, además de que ambos están defendiendo la necesidad de proteger la herencia cristiana europea”, agregó. 

Los intentos de Soros de des configurar las sociedades nacionales a través de las oleadas de inmigrantes suscitan el rechazo de varios países europeos de los cuales Polonia y Hungría son los abanderados. En un artículo de opinión publicado el 21 de noviembre, el comisionado de Cultura de Hungría, Szilard Demeter, calificó a Soros como “el Führer liberal” y acusó al financista globalista de tratar a Europa como una gran “cámara de gas”.

“El gas venenoso fluye desde la cápsula de una sociedad abierta multicultural, que es mortal para el estilo de vida europeo”, escribió Demeter, un comisionado ministerial y director del Museo Literario Petofi en Budapest.

Por otro lado, Soros es acusado de financiar a los movimientos de izquierda radical que tienden a desestabilizar los gobiernos tradicionalmente democráticos de muchos países. Al parecer Soros estaría vinculado a los fraudes masivos que entorpecen el proceso electoral en Estados Unidos, y de mediar una pronunciación judicial ante las demandas presentadas por los abogados de la campaña Trump, podría afrontar consecuencias legales.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!