ECONOMÍA EUSKADI OPINIÓN

Bilbao entra en un nuevo horizonte de paro estructural en torno al 15%

BILBAO ENTRA EN UN NUEVO HORIZONTE DE PARO ESTRUCTURAL EN TORNO AL 15%

Esto es lo que parece tras un examen somero de las estadísticas de empleo que figuran en la página web de Expansión. En el mismo apartado se presentan las cifras correspondientes a otras poblaciones importantes del territorio de Bizkaia. El gráfico de larga duración (desde el 2007 hasta la actualidad) parece poner de manifiesto una situación de estancamiento cuando no de declive económico e industrial. Tras la crisis financiera mundial del 2008 y la subsiguiente recesión, los niveles de empleo tendieron a recuperarse con lentitud hasta el año 2020 en que sobrevino el colapso del Covid-19. Con posterioridad a ese momento, sin embargo, el descenso del paro parece haberse estancado en la cota del 15%, con pocos visos de tender hacia los niveles anteriores al año 2008, que fluctuaban entre un 8 y un 10%.

Tras 15 años de empeoramiento progresivo y fracaso en los intentos de recuperación del empleo, esto apunta a una situación de claro declive de la economía de Bizkaia -atestiguada por los numerosos cierres de empresas industriales durante la última década-. Nos hallamos ante un fenómeno contra el que nada han podido las políticas industriales del Ejecutivo Vasco -basadas en soluciones espectaculares pero poco efectivas como Industria 4.0, los programas de internacionalización, etc.- y que debería recabar nuestra atención. Quizás los políticos y las instituciones vascas no lo estén haciendo bien.

Expansión facilita -con cierta mala leche imposible de pasar por alto- el dato hasta cierto punto innecesario de los partidos políticos que gobiernan en los municipios aquejados por el paro. No hace falta decir cuáles son porque lo sabemos. Sin embargo, se trata de un problema que en el fondo no tiene que ver con quién gobierna, sino con las políticas concretas y el dinamismo empresarial del territorio. Si este último es precario y aquellas poco efectivas, da igual de qué partido sea el alcalde de turno.

Llama la atención el comparativamente bajo nivel de paro de Getxo, del 9,62%. ¿Significa esto que en ese municipio las cosas están mejor o que se sigue una política económica más eficaz? Puede ser. Pero probablemente se trate de una distorsión estadística. Dependiendo de cómo sean los flujos de personas que se desplazan a otros municipios para trabajar, o del número de inmigrantes que estén empadronados, las cifras locales de empleo pueden fluctuar de un modo que no corresponde a las condiciones reales. Este es un fenómeno peculiar no solo de Bizkaia, sino de cualquier región industrial del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!