OPINIÓN

«El lenguaje divino» – José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

EL LENGUAJE DIVINO

Al goglear «Harry Potter» he obtenido más de cuatrocientos millones de resultados. Al goglear «cimática», menos de cuarenta mil. Son datos que me permiten barruntar que, esto que estoy escribiendo, no se hará viral, ni mucho menos. Es evidente que, la mayor parte de la gente, no tiene por costumbre leer y que la mayoría de los que leen, siguen prefiriendo la fantasía a la realidad, la mentira a la verdad. Pero eso no es algo que asuste a este escritor (Si acaso a los editores) que, ya hace tiempo, se propuso escribir para ese pequeño porcentaje de lectores realistas.

La «cimática» es la ciencia que estudia cómo interactúa el sonido con eso que llamamos «materia»;  es la ciencia que nos permite «ver el sonido» y comprobar si, por ejemplo, con un «do de pecho» se puede romper una copa de cristal. El experimento más sencillo de cimática consiste en espolvorear un poco de arena sobre una placa metálica y, con una sierra, hacer un movimiento rápido, de arriba a abajo, como si se quisiera aserrar la placa. Con eso se puede observar que los granos de arena se reorganizan, en un instante, formando un dibujo, según la frecuencia de sonido producida. ¿Cómo pueden miles de granos inertes, eso es, sin vida, organizarse en una única composición, en un único patrón? ¿Cómo «sabe», cada grano, qué lugar preciso debe ocupar, para dar forma al dibujo? Un experimento un poco más complejo es poner un recipiente con líquido (Agua por ejemplo) encima de un altavoz. Así se consigue ver el dibujo en tres dimensiones. Si añadimos un espesante al agua y aumentamos la frecuencia del sonido que sale por el cono del altavoz, veremos formas que bien podremos confundir con esas formas que llamamos «seres vivos».

La cimática es la ciencia que intenta comprender el principio de la vida, es decir, qué es aquello que al interactuar con materia inerte produce formas en movimiento. ¿Cuántas formas se pueden producir? ¿Cuán complejas pueden llegar a ser esas formas? ¿Podría ser nuestro mundo un simple experimento de cimática? ¿Podríamos serlo nosotros mismos?

La cimática es aquello a lo que se refería Tesla, cuando decía «Si quieres entender el universo piensa en energía, frecuencia y vibración». Es «el verbo hecho carne» al que se refiere la Biblia. Es el «Om» de los budistas. Es el conocimiento más secreto, más oculto. Es la ciencia con la que la élite espera obtener un control total sobre la materia, sobre los cuerpos y también sobre las mentes, pues ¿Qué son las mentes sino emisiones de ondas, de frecuencias? (Alfa, beta, gamma, delta, thera, así las llaman). Es la posibilidad de alterar pensamientos, de infundir sentimientos, deseos, necesidades, y mucho más.

La geoingeniería, en general, no es más que un experimento de cimática a gran escala. Para manipular el clima necesitan espesar el aire (Y eso hacen, espolvoreando diferentes materias desde aviones) y aplicar al aire espesado una determinada frecuencia de sonido (Que no tiene por qué ser audible). Son los «chemtrails», es HAARP, es el CERN, son «tantas antenas», es el «5G». Es la tan buscada «partícula de Dios». Es el intento de generar una frecuencia que pueda oponerse a la frecuencia divina, de encontrar una voz que pueda suplantar, anular, la voz de Dios. Es la intención de cambiar lo natural por lo artificial, la creación por la fabricación. Es el Nuevo Orden Mundial. Es el futuro que nos están preparando, mientras nos mantienen entretenidos con Harry Potter y tantas fantasías más. Es la locura de unos hombres que pretenden destripar a Dios, desintegrarlo, reduciéndolo a partículas. Toda su alquimia no les ha servido para comprender que Dios es Amor, esa energía insuperable, a la que solo se puede acceder amando.

7 COMENTARIOS

  1. Vaya, un artículo muy interesante. La Cimatica. Nunca escuché esta palabra, pero puede y dice tanto que me quedo picueto. Si, creer en Dios solo es para personas muy inteligentes, porque los lerdos, solo se quedan en lo superficial y es tanto lo que hay detrás. Aunque Tesla pensó que podría entender el Universo como un ente científico, jamás lo consiguió y estos psicópatas de hoy tampoco, por qué? Simplemente porque si entendíesemos a Dios seríamos como él, y ya les gustaría a muchos!! Si la Cimatica puede estudiar el alma, entonces el camino de la verdad está servido, pero solo el camino porque llegar a ella, sólo se podrá hacer cuando estés muerto y entonces se revelará ese intento soberbio de querer ser Dios y la ignorancia del querer entenderlo.

  2. De acuerdo en todo, salvo en las conclusiones sobre Harry Potter. Su autora, además de publicar un cuento infantil online en plena cuarentena desvelando las claves del engaño, en la famosa serie nos fue preparando precisamente para lo que está pasando.

    • Vilma: Los niños no distinguen entre la mentira y la verdad. Son almas puras, no desconfían. Si de pequeños les haces creer en la magia, después no te costará que crean en dioses y en virus. Si su obra se hizo famosa es porque el poder promociona aquello que le interesa al poder. De todas formas, buscaré ese cuento. Siempre estoy dispuesto a dejarme sorprender.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!