EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

EL QUE CALLA, OTORGA – Fernando López-Mirones

  • Escrito por Fernando López-Mirones, biólogo y divulgador científico
  • Enlace a su canal de Telegram

EL QUE CALLA, OTORGA

Apreciados aulladores:
Una y otra vez estoy viendo que los familiares de personas fallecidas o enfermas por repentinitis NO RELLENAN ni piden a sus médicos que RELLENEN los impresos que existen para reportar posibles efectos adversos de las “vacunas” Covid.

Si no se hace esto, se queda en nada, no figurará en estadística alguna, y así muchos se seguirán pinchando.
Es una obligación social y solidaria notificar estos posibles efectos adversos.
Es importante saber que NO HAY QUE DEMOSTRAR NADA, esos impresos son solo para SOSPECHA o POSIBILIDAD, por tanto no hay excusa.

Si todo el mundo lo hiciera saltarían las alarmas en el oficialismo, pero si seguimos obedeciendo a nuestra comodidad porque “es un rollo” pedirlo, rellenarlo, entregarlo y exigírselo al médico, estamos haciendo dejación de un derecho y de una obligación.

Los familiares de fallecidos se amparan en la pena y en el lío de su pérdida para no notificarlo; los que son dados de alta quieren olvidarlo (hasta la próxima) y tampoco miran atrás.

Es como sufrir una violación y no denunciarlo por pereza o por no revivir el trauma, es una mala idea , ese delincuente volverá a hacerlo con otra pobre víctima, y la denuncia podría evitarlo.

Cientos de miles de efectos adversos graves y letales NO SE ESTÁN NOTIFICANDO por comodidad; a veces me dan ganas de pensar que nos merecemos lo que nos ocurre por dejación, pereza o miedo a las verdades que nos incomodan.
Estos datos son esenciales en la lucha contra las farmacéuticas.

Son muy listos, por eso crean protocolos incómodos que exijan a los pacientes y médicos un esfuerzo extra; si no lo hacen ustedes, por defecto NO HA EXISTIDO tal patología o éxitus con posible relación post vacunal.

Les pediría un pequeño acto voluntario a todos los que tengan la desgracia de sufrir un posible efecto secundario en ellos o en algún familiar o amigo, que ayuden a la humanidad, que su tragedia no sea en vano, para evitar otras muertes o enfermedades.

Mirando hacia otro lado se convierte usted en cómplice de un delito de genocidio. Si no hace nada, su ser querido no tendrá lo más sagrado, justicia para los culpables de su sufrimiento.

Unos minutos de su vida para rendir el último homenaje a quien probablemente debería estar todavía con usted.

No eluda su responsabilidad, notifique y exija a los médicos que rellenen los IMPRESOS de posibles efectos adversos de las inoculaciones Covid-19.

Si usted calla, otorga poder a los que nos envenenan.
Un aullido.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
0 Comentarios
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
error: Content is protected !!
1
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x