EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

ECONOMIA MUNDO

Disminuye considerablemente la superficie mundial dedicada a la producción de alimentos

Uno de los postulados básicos del malthusianismo siembre ha sido que la población mundial crece exponencialmente, mientras que los recursos para alimentarla no siguen ese ritmo. Por eso la superficie mundial dedicada a la agricultura también estaba aumentando exponencialmente, lo que supone una “explotación de la naturaleza” y una destrucción de los ecosistemas según los seudoecologistas.

Así ha sido durante cierto tiempo, aunque no por los motivos que dicen los partidarios de la doctrina del “planeta finito”, sino porque los colonialistas expulsaron de las mejores tierras a los nativos, que se vieron obligados desbrozar los bosques para roturar nuevos terrenos cultivables, según informa mpr21.

Desde los años sesenta la superficie mundial dedicada al cultivo de alimentos disminuye entre 11 y 12 millones de hectáreas anuales. México es un ejemplo reciente. En 2015 comenzó a reducirse la superficie cultivada, que el año anterior había alcanzado a la cifra máxima de 22.2 millones de hectáreas. En 2020 fueron 4 millones menos.

Este cambio “marca un momento histórico en la relación de la humanidad con el planeta”, dice Our World In Data: el desarrollo de las fuerzas productivas ha logrado alimentar a una población creciente sembrando menos cultivos. En 1961 eran necesarias 0,45 hectáreas de tierra cultivada para alimentar a una persona. En 2011 esa superficie se ha reducido a 0,20 hectáreas.

Una agricultura intensiva empieza a sustituir a otra extensiva. En lugar de cultivar tierras vírgenes en todo el mundo, se han invertido cantidades masivas de capital en una explotación cada vez más intensiva de las tierras agrícolas existentes.

El planeta no es finito por la geografía, porque tenga una superficie limitada, sino por la economía. Hay tierras que no son rentables para las empresas capitalistas en un momento del desarrollo de las fuerzas productivas y, a lo máximo, se destinan a cultivos de supervivencia y autoabastecimiento de la poblacion local.

Ahora bien, unas tierras que ahora no son rentables, pueden serlo en el futuro y las que son rentables pueden serlo aún más. La producción agraria puede aumentar con menos tierras, alimentando a una población creciente.

Tras la Segunda Guerra Mundial, las grandes potencias capitalistas empezaron a subvencionar a la agricultura para reducir los salarios de los trabajadores de la ciudad. El dinero público permitió alimentar a los trabajadores urbanos por muy poco dinero. Al reducirse la parte de salario dedicado a la subsistencia más básica, permitió otro tipo de gastos, creado así la leyenda del “estado de bienestar”.

Los agricultores cobraban más subvenciones cuanto más producían, lo que provocó un efecto típico de superproducción, el intento de buscar salidas al exceso en el mercado mundial y, en consecuencia, la caída de los precios que perjudicó, principalmente, a los países periféricos, que luego han seguido el mismo camino que el centro.

La superproducción agraria es el desmentido más contundente a las falacias del malthusianismo. Demostraba que el hambre en el mundo no era cosecuencia de una producción agraria insuficiente para alimentar a la población mundial. Es al revés: el hambre aumenta a medida que aumenta la producción mundial de alimentos.

La agricultura se ha vuelto cada vez más dependiente de las subvenciones públicas y de la industria de los fertilizantes y pesticidas. Ya es una rama de la industria química y, finalmente, con los transgénicos, de la bioquímica. Si la superficie cultivada de forma tradicional se reduce, la de transgénicos aumenta.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
el ogro cabreado
el ogro cabreado
29 días

Bienvenidos a la agenda 2030. Vean quienes son los grandes terratenientes, quienes compran terrenos validos a toda pastilla (Gates, Turner…..) , y todo se ve muy clarito. Añadan las nuevas prohibiones para ganaderos y agricultores.

FRANCISCO
FRANCISCO
13 días
Respuesta a  el ogro cabreado

Muy de acuerdo contigo . HAMBRE CERO otra gran mentira de la genocida agenda 2030 .Nos atacan a muerte por todos los frentes : con venenos transgencicos para la estafa sanitaria covid 19 , crisis , desempleo , guerras regionales , mas guerras y por supuesto el arma estrella para la despoblacion : hambruna generalizada . Los nuevos nazis de la falsa democracia del siglo XXI quieren exterminar a mas de un 90 % de la poblacion mundial a medio plazo . Segun estos psicopatas dementes, solo somos simple ganado condicido al matadero , simple materia prima para sus macabros negocios . Juntos podremos detener la agenda criminal 2030 . O ellos o nosotros . . . Saludos

Juantxo
Juantxo
29 días

Creo que “patinas” en tu opinión de que “la producción agraria puede aumentar con menos tierra”. Olvidas lo que ya está pasando ahora en muchos lugares y es que para que amente la producción, también tiene que aumentar los aportes de agroquímicos a la tierra.

En julio de 2020, la Comisión Europea emitió un dictamen previo a llevar a España al Tribunal de Justicia Europeo por incumplimientos de la Directiva de Nitratos, en el que se incluye a Navarra por no cumplir los puntos de la Directiva. Según el informe, esas malas prácticas agro-ganaderas, ocasionan que la superficie de las Zonas Vulnerables por contaminación por nitratos haya aumentado un 76% en el periodo 2016-2019 y un 317% respecto a la superficie existente en el periodo 2012-2015.

Por tanto, deberemos ser mas cuidadosos con los espacios dedicados a la producción de alimentos, porque el producir más nos lleva a arruinar los suelos por contaminación.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x