EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

El ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi considera que la sociedad debe “empoderarse” para exigir “responsabilidades”

  • Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi
  • Enlace a su blog: El Dato Mata el Relato

Contrarrelato pandémico

La existencia de dudas más que razonables como son los efectos adversos y fallecidos ocasionados por las inoculaciones, los fallecidos por/con covid, según los datos oficiales, que en este 2022 son superiores a los del año 2020, y en base a la información oficial de que la vacuna es experimental, nos llevaría a adoptar la decisión de paralizar las inoculaciones y poner todos los datos encima de la mesa para su estudio y sacar las conclusiones pertinentes.

Es evidente que si este virus ha hecho enfermar a las personas, esta enfermedad ha sido neuronal más que respiratoria, como podemos constatar con el posicionamiento tanto de políticos como de profesionales sanitarios, demostrándonos, de forma continuada, que lo que realmente han perdido es el sentido común, cuando no la honradez y la esencia que se deben exigir a los seres humanos.

Se inicia esta pandemia con una explosión de fallecidos en primavera de 2020, adoptando los políticos y la mayoría de los profesionales sanitarios una posición que iba más de virus bélico que de virus respiratorio, y utilizando, junto con los medios de comunicación, todas las armas neuronales posibles para llegar a infundir un miedo atroz a la población con los famosos contagios.

Este fue el primer paso, que luego se ha ido continuando durante estos 3 años, hasta la total pérdida de lo que es tener sentido común y de albergar como personas serias dudas razonables que en el relato que empezaban a construir, se iban presentando y que en ningún momento quisieron disipar; como fue la no realización de autopsias por parte de la medicina, para conocer mejor la propia enfermedad y, con ello, los tratamientos más adecuados para sanarla, y no los tratamientos equivocados que aplicaron durante esos meses. Igualmente, los políticos, abandonando el sentido común y las dudas razonables, nos llevaron a una sociedad del miedo con sus confinamientos, restricciones de movilidad y mascarillas, implantada e impuesta, en esencia, mediante un sistema punitivo sancionador (como si el virus se combatiese por recaudar más con las sanciones), donde lo que primó fueron las restricciones de derechos y libertades, dejándonos una sociedad desestructurada y más propia de lo que vienen a ser los sistemas antidemocráticos.

No contentos con lo ya realizado, continúan con su relato durante ele verano del 2020, cuando la realidad es que ya no había ningún virus, como se demuestra con sus propios datos oficiales, pero no lo hicieron, porque si hubiesen terminado con él no hubiesen tenido más remedio que estudiar lo que había ocurrido y con ello dar respuesta a las responsabilidades que ello les concerniera.

Continuaron, pues, con el relato, basándose en dos premisas: una, las epidemias estacionales de gripe, y otra, la llegada del “santo grial” de la vacuna. Para eso, adecuaron las olas de covid realizando más o menos test al albur de ir adecuando las olas con las epidemias estacionales de la gripe.

La irresponsabilidad, tanto de políticos como de profesionales sanitarios, contando con los medios de comunicación como tanque de inoculación del virus neuronal del miedo, alcanzó su punto culminante con la llegada de la vacuna y todo lo que alrededor de ella se derivó, como fueron los pasaportes covid y el querer vacunar a los menores para proteger a los mayores, incluso con 3ª inoculación. Esto dejó una sociedad totalmente distópica y desestructurada, siendo la mejor prueba de ello lo acontecido en las celebraciones de las navidades del 2022.

Continuaron (sin plantearse duda razonable alguna) con la creación de las olas no solo coincidiendo con las epidemias estacionales de la gripe, sino también enmascarando los problemas de síndrome covid ocasionados por las inoculaciones, como se ha podido ver con claridad durante este verano, donde con 3ª inoculación se dieron muchísimos más casos de covid y lo peor de fallecidos por/con covid, que durante el verano del año 2020, donde el virus prácticamente había desaparecido.

Ya en la actualidad y con su relato totalmente desprestigiado, continúan con la 4ª inoculación en plena época gripal como estamos, con el fin de intentar salir del mismo, encubriendo todo su fracaso pandémico; de manera que, según vaya llegando la primavera y con la desaparición de la gripe, nos den su epílogo de que la vacuna ha servido para frenar la covid, por cierto, vacuna de 4ª inoculación que está diseñada para la variante “ómicron” y no la “kraken”. Pero al oficialismo le da igual, porque lo que ahora necesita es salir del relato como sea, intentando evitar responsabilidad alguna.

Con esta postura, tanto políticos como profesionales sanitarios (existen excepciones) nos continúan demostrando que eso de tener sentido común no va con ellos y, por eso, son incapaces de tomar decisiones. La existencia de dudas más que razonables como son los efectos adversos y fallecidos ocasionados por las inoculaciones, los fallecidos por/con covid, según los datos oficiales, que en este 2022 son superiores a los del año 2020, y en base a la información oficial de que la vacuna es experimental (recordemos que en ciencia todo experimento tiene fecha de caducidad), nos llevaría a adoptar la decisión de paralizar las inoculaciones y poner todos los datos encima de la mesa para su estudio y sacar las conclusiones pertinentes.

Finalmente y, ante este relato fracasado, sin el más mínimo sentido común y, lo que es peor sin un atisbo de plantearse una mínima duda razonable (lo único que quieren en este momento, tanto políticos como profesionales sanitarios es salir del relato sin que se les exijan responsabilidades), la sociedad debe empoderarse y exigir todas las responsabilidades posibles desde el punto de vista tanto de la profesión sanitaria como de la clase política. Y aunque muchos de esa clase política nos quieran decir lo contrario, están todas las ideologías en un mismo barco pandémico, por eso el propio pueblo debe dar una respuesta en un sentido totalmente diferente a lo que hasta ahora ha sido la política al uso.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Jose luis
13 días

Nunca ha circulado el virus SARS-CoV-2 en la población es una cepa vírica artificial cultivada en un laboratorio y secuenciada en una base de datos genomica, es un invento del cual existe una patente registrada en el registro de patentes de los EEUU,después fabricaron la plandemia y le cambiaron de nombre a todas las enfermedades respiratorias de toda la vida,el miedo a través de los medios de comunicación hizo el resto

FRANCISCO
FRANCISCO
13 días

Solo el pueblo puede salvar al pueblo . Estamos solos ante estos psicopatas dementes y sus complices cobardes y corruptos . . .
Intentaran este año o despues de las elecciones generales , promulgar la vacunacion obligatoria contra esa estafa sanitaria llamada : la covid 19 .
El exceso de mortandad aumenta dia a dia y aun asi siguen inoculando mas y mas . . .
Que Dios reparta esperanza y fuerza que las vamos a necesitar .
Juntos podemos y debemos detener esta locura criminal .

Harri Haller.
12 días

El ex- decano que de biología sabe un rato, debería poner el foco en lo que podría estar originando ese fallo multiorganico en muchos inoculados. Algo que pareciese ser debido a una fatiga en el sistema inmunológico.
Infección o intoxicación ?
Proteína Spike o grafeno ?
Por qué no hay debate respecto a que pudiese haber grafeno en los inoculos covid ?
Podría ser por el generalizado conflicto de intereses y conflicto existencial que podría generar a muchos profesionales de la salud y respetados disidentes que siempre negaron o ningunearon la existencia de este ?
Para reflexionar profundamente.

Gracias Euskalnews por proporcionar está plataforma de expresión, una isla en estos tiempos de desinformación y dogmas.

error: Content is protected !!
1
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x