EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

EL PROBLEMA DEL EGO

Escrito por José Miguel Ruiz Valls

EL PROBLEMA DEL EGO

Sobre el ego se ha hablado y se ha escrito mucho (Yo mismo escribí algunos libros). El ego se ha abordado desde la óptica de la religión, la psicología, la economía, la política… Pero olvidémonos, por un momento, de todo lo que hemos aprendido sobre el ego y quedémonos solo con que, ego es lo mismo que egoísmo. ¡Así lo entendemos todos!

Unos y otros solemos llamar egoísta, despectivamente, a quién quiere beneficiarse en perjuicio de otro, a quién busca aumentar su poder desapoderando a otro; y aquí es donde viene el problema: El egoísta pone su interés personal por encima del interés del otro pero también por encima del interés común. Para el egoísta, ver el último árbol del último bosque no sería motivo de aflicción porque, lo que él vería, sería una mercancía de valor incalculable.

El egoísmo es el problema más grande que tenemos. Es lo que ha causado que una minúscula parte de la población, que llamamos “la élite”, quiera apoderarse del mundo entero pero ¿Quién tiene suficiente con lo que tiene? El egoísmo es lo que ha causado que muchos “mandos intermedios” y muchos “profesionales” estén colaborando en este despropósito, en esta locura. Nada menos que doscientos mil millones de euros se han repartido los egoístas de nuestro país con la excusa de la “pandemia”.

El egoísmo es lo que, lógicamente, separa a las personas: Si tu quieres imponerte sobre otro ¿Puedes entender que otro haga lo mismo? ¡Pues ya tenemos el conflicto armado! El problema es que todo egoísta da por supuesto que el otro quiere imponerse sobre él (Cree, como buen ladrón, que todos son de su condición). Ser egoísta y ser conflictivo es, por tanto, lo mismo.

¿Por qué siente, el egoísta, esa necesidad de sobresalir? Porque siente la necesidad de compensar el complejo de inferioridad que padece: Se siente menos que otro, se siente desequilibrado, e intenta compensar el desequilibrio, añadiendo cosas a su persona con las que poder impresionar a otros (Vestidos, una joyas, coches…). Cree que si no añadiera esas cosas nadie se fijaría en él (o en ella). Es por eso que los egoístas son superficiales, porque lo que más les preocupa y ocupa es el adorno de su superficie. Para ellos lo único que tiene valor es lo material. Egoísmo es, siempre, materialismo.

Hay quién dice que el egoísmo es bueno para la supervivencia del individuo, e incluso para la supervivencia de la especie pero ¿No es “Piensa mal y acertarás” la frase más egoísta que existe? Si todos pensamos mal y acertamos ¿Cómo podremos sobrevivir?

El egoísmo lleva a acaparar sin límite porque el egoísta nunca puede encontrar satisfacción en aquello que va acaparando pues es imposible compensar la inferioridad que siente, en su interior, con “cosas” traídas del exterior. La única diferencia entre los egoístas y los que padecen “Síndrome de Diógenes” es que los egoístas acaparan objetos considerados “de valor”, pero ni siquiera es una diferencia significativa pues ¿No es cierto que, de vez en cuando, se encuentra un “Stradivarius”, un pergamino, un “mapadeltesoro”, entre los escombros? ¿Diríamos que los arqueólogos sufren Diógenes? Si hoy se invirtiera la cotización del oro y del latón ¿No pasaría el Diógenes a ser considerado un potentado y muchos potentados a ser considerados “Diógenes”?

Nada de lo que acaparan los egoístas puede satisfacerlos, nada puede tranquilizarlos, nasa puede proporcionarles la Paz (Y ese es su castigo), porque la insatisfacción la tienen dentro.¿Se puede superar ese complejo? Por supuesto que se puede pero no superando a otros sino superándose a sí mismo. ¿Quién no ha actuado, alguna vez, desinteresadamente, sin egoísmo? ¿Quién no ha actuado alguna vez, con amor?

Se ha escrito y hablado mucho sobre el amor (Incluso yo he escrito algunos libros). El amor lo ha abordado la poesía, la filosofía, y como no, la religión. Pero olvidémonos por un momento de todo lo que aprendimos sobre el amor y quedémonos con que es, simplemente, ausencia de ego.

José Miguel Ruiz Valls

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Betsy
Betsy
1 año

La mente es para las ideas y el amor para no sufrir las consecuencias.

josé miguel ruiz valls
Respuesta a  Betsy

Buena fórmula: Idea sin amor = Mala consecuencia.

Betsy
Betsy
1 año

Buena fórmula son las 2 palabras que vienen a mi mente cuando pienso en ti, y en mi, juntos ; ) ja

error: Content is protected !!
1
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x