EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

ECONOMIA MUNDO

Macron solicita la suspensión de las regulaciones verdes europeas para reindustrializar Francia

Corren malos tiempos para la Agenda 2030. La semana pasada Macron instó por dos veces a la Unión Europea a dejar de imponer más normativas medioambientales, afirmando que Europa ya ha hecho mucho más que otras potencias industriales, tal y como adelantan nuestros compañeros de mpr21.

El Presidente francés lanzó su petición al presentar su plan para la reindustrialización del país, que incluye créditos fiscales y otras medidas para promover las industrias verdes, pero también vehículos y baterías fabricados en Europa.

También pidió una “pausa” en la regulación europea en materia de restricciones medioambientales, afirmando que la Unión Europea ha hecho más que todos sus vecinos y que ahora necesita estabilidad.

“Estamos por delante, en términos de regulación, de los estadounidenses, los chinos y todas las demás potencias del mundo”, dijo Macron. “No debemos hacer nuevos cambios en las reglas”, añadió, subrayando que ello supondría riesgos para la financiación de los proyectos.

Macron ha expresado en repetidas ocasiones su preocupación por las políticas proteccionistas del gobierno estadounidense para apoyar a la industria y la transición energética.

Instó a Europa a defenderse de esta competencia, así como del auge de China. Los planes reindustrializadores de Macron siguen la pauta marcada por el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, hace unos días de entrar en la economía de guerra: reforzar el papel del Estado, acabar con la deslocalización industrial y el predominio de la economía financiera.

Macron aclaró que la “pausa” debería producirse tras la aprobación del New Deal Verde. La aclaración pretendía tranquilizar a los europarlamentarios, preocupados por un posible acercamiento de Francia a las posiciones del PPE, el principal grupo del Parlamento Europeo.

Las movilizaciones de los agricultores en Holanda han lanzado la voz de alerta sobre las políticas verdes de Bruselas. El PPE pide una “moratoria” para determinados proyectos ambientales. El New Deal Verde es el principal paquete de medidas climáticas de la Unión Europea, la mayoría de las cuales (reforma del mercado del carbono, fin de las ventas de coches con motores de combustión interna) ya han sido aprobadas, pero otras (envases, emisiones contaminantes de las explotaciones ganaderas) siguen siendo objeto de arduas negociaciones en los pasillos de Bruselas.

Naturalmente, se ha montado una gran revuelo y el sábado la Primera Ministra, Elisabeth Borne, ha tenido que matizar: “No hay pausa alguna en las ambiciones climáticas de Francia”, dijo. “Francia no defiende en absoluto una moratoria […] No hay ningún cambio de rumbo”, dijo Pascal Canfin, que preside la comisión de Medio Ambiente en el Parlamento Europeo.

Macron “tuvo una frase desafortunada que no refleja lo que hace Francia», concedió finalmente en Le Monde. «La expresión ‘pausa’ es una bomba retórica, claramente torpe”, dijo Thomas Pellerin-Carlin, director del Programa Europa del Instituto de Economía del Clima (I4CE).

Suscríbete
Notificar sobre
guest
1 Comentario
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
bermatzaileak
bermatzaileak
9 meses

Macron tiene por costumbre hacer todo lo contrario de lo que dice, con la aquiescencia muy bien disimulada de toda la oposición y de todos los sindicatos. Es por ello, que nos encontramos ante una política de lo previsible. Macronistan, antiguamente llamada República francesa, ha puesto todos sus “efectivos” a las órdenes de los diseñadores del Green Reset. Hecho extensible al resto de los países que orbitan entorno al occidentalismo. La respuesta popular a esta distopía es desiguale dentro del llamado mundo occidental. En el caso de Macronistan, nos encontramos con una movilización sin precedentes, no tanto por su capacidad de convocatoria -que muchos países así todo quisieran para sí mismo- sino por su especificidad organizativa e inquebrantable resistencia al paso del tiempo que no logra desactivar esa determinación de la parte más concienciada de la población que sigue, erre que erre, dando la batalla a pie de calle. Esta especificidad se traduce en que el pueblo ha quedado a los pies de los caballos, sin que ninguna “estructura” partidista o sindical se quiera implicar y sumarse al combate, apareciendo puntualmente en temas como la reforma de las pensiones y callando como bellacos ante el mal llamado confinamiento de toda una población que no fue otra cosa que decretar prisión domiciliaria permanente y revisable, silenciosa ante los toques de queda, la ruina económica planificada, la inyección de sustancias venenosas a toda una población que perdió su condición humana para pasar a ser cobayas de un experimento “médico”, ante el pase nazitario y demás imposiciones que tienen preparadas en el campo biológico, económico, energético y climático dentro de esta dictadura numérica a la que piensan arrastrar a todas las poblaciones bajo su dominio. Esa autonomía popular que constata con hechos que puede prescindir de órganos directorios y organizarse desde la base y para la base, restringe las posibilidades de poder ser recuperados, asimilados y engullidos por el sistema, acostumbrado a utilizar sus caballos de Troya para desactivar cualquier rescoldo de resistencia que pudiese amplificarse y poner patas arriba el orden establecido y la subsistencia misma del propio sistema. Cuando un pueblo se da cuenta de que no solo no necesita de “direcciones colegiadas”, sino que éstas quedan al descubierto por su toxicidad para con el interés popular y realiza que es capaz de coger su destino en mano por medio de la articulación operacional de su virtualidad asociativa, es entonces cuando nos podemos encontrar ante un cambio de paradigma político que deje obsoleto al propio sistema imperante. No sé si la cosa llegará a eclosionar hasta tal punto pero no cabe duda que un embrión en esa dirección se está gestando.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x