EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

RAYAS EN EL CIELO – José Miguel Ruiz Valls

La opinión de José Miguel Ruiz Valls

Ya no recuerdo cuando empecé a verlas pero seguro han pasado más de quince años. Verás: yo fui un típico abogado, de esos que comían habitualmente en buenos restaurantes y visitaban habitualmente el “Club del Gourmet”. Tal vez, la única cosa atípica que hacía era cultivar una huerta ecológica; no por comer más saludable sino porque, al morir mi padre, recorrí un montón de tiendas buscando frutas y verduras tan sabrosas como las que él producía y no las encontré. La huerta me servía pues para procurarme esos manjares a los que mi paladar estaba acostumbrado y también para “airearme” cuando los pleitos agobiaban.

El caso es que un día cualquiera de escarda, alcé la vista al cielo, y vi unas estelas que nunca antes había visto: eran persistentes, se cruzaban unas con otras y algunas trazaban curvas. ¿Qué era aquello? Me propuse seguir fijándome, en los días venideros, para tratar de averiguarlo. Desde entonces no he dejado de verlas. Fue otro día cualquiera aquel en el que se me ocurrió buscar en internet. No sabía con qué palabra empezar. Puse en Google “rayas en el cielo” y no me salió nada digno de interés, pero seguí buscando y con el tiempo di con un blog llamado “Observatorio de Geoingeniería en España”. Había tanta información allí, y tan técnica, que se me hacía difícil colegir que pudiera ser el fruto de alguna mente calenturienta. Lo que allí se decía era tan gordo que no era cuestión de creerlo o no, sino de comprobarlo.

Comprobando di con la Resolución 31/72 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que prohíbe la geoingeniería desde 1978, que entró en vigor. ¿Hace falta prohibir lo imposible, lo que no puede hacerse? ¿Al prohibir la manipulación de la atmósfera no estaba admitiendo la ONU que la manipulación es posible? Con el tiempo encontré el informe A4-0005/99 del Parlamento Europeo, en el que se habla de HAARP, y las piezas empezaron a encajar: Lo que estaban haciendo era calentar una franja de la atmósfera, que llaman ionosfera, con potentes emisores de microondas, y para aumentar la eficacia del calentador esparcían aluminio pulverizado desde aviones, con lo que conseguían una pantalla reflectante, que al reflejar las ondas que emitía HAARP desde tierra, lograba el deseado efecto invernadero. El aluminio es altamente reflectante, es abundante (y por tanto, barato) y es liviano (por lo que se mantiene, en suspensión, mucho más tiempo que otros materiales más pesados). Cuando leí el Artículo 3 del Real Decreto 849/86, en el Boletín Oficial del Estado, dí por acabada mi investigación: ¡Regula la modificación del régimen de lluvias! ¿Desde cuándo se regula, por ley, lo imposible, lo que no se puede hacer?

Para mí, la pregunta pasó a ser ¿Desde cuando lo están haciendo? El Real Decreto mencionado es de 1986 y la Resolución de la ONU empezó a fraguarse en 1972, con lo cual, cabe inferir que lo están haciendo desde hace, al menos, medio siglo (He visto estelas hasta en una película de James Bond, de las antiguas, de las que protagonizó Sean Connery). En realidad la fumigación desde aviones ya fue utilizada en la Guerra de Vietnam, y mucho antes en la Segunda Guerra Mundial, y mucho antes en la Primera. En realidad, la fumigación es tan antigua como la aviación. Eso sí, ha mejorado mucho la técnica desde entonces.

-¡Bien, ya lo sé!- Pensé cuando no me cupo duda -¿Y ahora qué? ¿Qué se puede hacer?- Pedí una cita con el Alcalde y se lo expliqué -¿Por qué me lo dices a mi si no soy competente?- Me dijo. -Si lo eres– Le respondí –La salubridad del aire que respiramos es competencia municipal ¿Por qué sino mides las emisiones de los coches?- También fui a la Policía Nacional y a la Guardia Civil pero lo único que logré es que, como el Alcalde, se rieran de mí. ¡Ya se sabe que los tontos suelen reírse de aquello que no les entra en la cabeza!

Hoy tan solo se ríen algunos “disidentes” qué viven instalados (cómodamente) en la negación. Negar por sistema es su máxima. Han convertido el “negacionismo” en una profesión. Si les preguntas -¿En qué te basas para decir que todo es un cuento?- Te responden -Me baso en que lo sacaron en el programa de Iker- ¿No recuerdan un poco a Echenique cuando dijo que “Ellos (Podemos) se ocupan de lo que sale en el Telediario y no en Cuarto Milenio? ¿Acaso no conocen la estrategia de Iker? Un anticuario me dijo una vez que si pones una pieza de poco valor al lado de una pieza muy valiosa, consigues que ambas parezcan quincalla. En el programa de Iker ponen grandes verdades al lado de historias ridículas para crear en la mente del espectador la percepción de que todo lo que tratan es igualmente ridículo. Televisión basura lo llaman.

Yo no te pido que me creas. Nunca se lo he pedido a nadie desde que sé lo que es creer. Tanto “creer que sí” como “creer que no” son formas de “No saber”. Para saber hay que comprobar, hay que investigar. Comprobar la información que he expuesto te llevará pocos minutos de búsqueda en Google pero te sugiero que, antes, alces la vista al cielo y observes las rayas que lo traspasan, a veces cruzándose, a veces trazando curvas ¿Por qué trazaría curvas un avión si el camino más corto es, siempre, una linea recta? ¿Por qué unos aviones las trazan y otros no? ¿Por qué hay días en los que no hay rayas aún habiendo el mismo tráfico aéreo? ¿Por qué, cuando hay rayas no hay nubes algodonosas, consistentes, y cuando hay nubes no hay rayas? Los profesionales del negacionismo no tienen respuesta para estas preguntas. Tan solo insisten en decirnos que, mientras nos entretenemos con estas cosas de Cuarto Milenio, nos siguen robando a manos llenas. Al parecer, lo que más les preocupa es el dinero. ¿Por qué no nos dicen qué hacen ellos para conservarlo? ¿Cómo combaten la inflación “galopante”? ¿Cómo contrarrestan el aumento de los usurarios intereses bancarios? ¿Cómo hacen frente a las confiscatorias subidas de impuestos? En eso sí podrían darme una gran lección pues he de reconocer que, pese a largos años de investigación, nunca conseguí averiguarlo. Es por eso que dejé preocuparme de las cuestiones monetarias y empecé a ocuparme de las espirituales.

José Miguel Ruiz Valls

Suscríbete
Notificar sobre
guest
2 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Edw
Edw
10 días

La verdad de este caso, de la crueldad de la geoingeniería, ya no la pueden tapar.

El programa de TV basura de Iker, vergonzoso. Ha generado el efecto contrario, ahora más gente duda después de :

  • la chapucera presentación del tema,
  • la evidencia de sus incoherencias y sus mentiras,
  • y que los defensores de la evidencia fueron más serios y veraces!

Esos programas sobreviven al estilo Newtral, del miedo y la ignorancia de las masas.

Parace que por mucho Troll que suelten por las redes, la Verdad les está eclipsando.

Enhorabuena!!! como siempre!!!

y a ocuparnos de las cuestiones espirituales.

Gracias Jose Miguel!

iulen Lizaso
iulen Lizaso
8 días

Muy clarificadora la información sobre las fumigaciones.

Es de agradecer ese mapa literario tan detallado que nos permite entrar en el atajo que nos has descubierto y regalado José Miguel, ya que era una de las tareas que tenía pendientes, para poder tener respuestas a todas las preguntas que me hago sobre el tema de las fumigaciones aéreas, siendo la penúltima ¿que pretenden conseguir con ello?….que a tenor de las consecuencias visibles sobre la atmósfera y la ausencia de precipitaciones es fácilmente deducible

Ahora me queda descubrir por mi mismo, y desde otra mirada más individual e íntima, ¿cual es la pretendida última consecuencia que pudiera interferir dentro del programa evolutivo que traíamos los humanos como Pan debajo del brazo al nacer?……así, me quedo con el final del tu artículo.

Milesker lagun

error: Content is protected !!
2
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x