EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

A mis ejecutores

Escrito por José Miguel Ruiz Valls

A MIS EJECUTORES

Se me hace difícil empezar este escrito sin hacer referencia a la sentencia de la Audiencia de Barcelona, recientemente publicada en los medios, que condena a varios policías por la violencia que ejercieron sobre un joven que no quería usar mascarilla. La semejanza con mi caso es asombrosa (Incluso por el daño que le hicieron en la boca). La gran diferencia es que, a mi, me tocó la jueza chunga y el condenado fui yo.

En mi escrito anterior ya expuse las razones por las que no puedo hacer frente a la multa que me exigen: No puedo porque no tengo ingresos y además porque mi conciencia me lo impediría, de tenerlos. La verdad es que todo me ocurrió por no creer en la utilidad de las mascarillas y me juzgó una señora que sí creía; y ya sabemos, por la Santa Inquisición, lo que ocurre cuando un creyente juzga a un no-creyente. De nada valió que los propios fabricantes de mascarillas indicaran, en los envases, que no servían para proteger de ningún virus porque, contra las creencias, no suelen valer evidencias. Pero la verdad sigue siendo que fui condenado por no creer en unos “bichitos” que nadie ha demostrado que existan (El propio Ministerio de Sanidad reconoció que no tenía ninguna muestra ni sabía quién podía tener alguna) y lo único que hice fue defenderme, confiando en el derecho a creer o no creer que reconoce nuestra Constitución. ¡Soy pues un preso de conciencia en un país en el que, en teoría, no existen los presos de conciencia!

Por tanto, no puedo más que reiterar lo dicho: Me resulta imposible pagar en los diez días de plazo que me dan. Quizás podría pedir la paguita que nunca he pedido y dedicar, lo que me pague el estado, al pago de las multas que me imponga el estado. Al menos así no tendría la sensación de estar financiando el veneno con el que nos fumigan. ¿Es más importante para la justicia perseguir a los antivacunas que a los vacunadores que matan (Ya lo dice hasta la tele) y a los fumigadores que impiden que llueva? ¡Claro que ustedes creen que la manipulación del clima es cosa de conspiranoicos! ¿A pesar de haber sido publicada en el BOE? Podría decirles que echen un vistazo al artículo tercero del Real Decreto 849/86 pero sin mucho convencimiento, pues ya sabemos que contra las creencias no suelen valer las evidencias.

En cualquier caso, siendo evidente que paguitas futuras no sirven para pagar la presente multa, propongo alguna de las siguientes soluciones:

a) Que declaren nulo todo lo actuado. Todos sabemos que el Tribunal Constitucional declaró ilegales los Estados de Alarma que vilmente decretaron nuestros gobernantes; y eso significa que la norma que me negué a cumplir era del todo ilegal y era yo, por tanto, el que actuaba al amparo de la ley. Entiéndase bien: El mío no es un caso de resistencia a la autoridad sino de resistencia a una orden absurda e ilegal (Algo parecido a lo que hicieron los primeros cristianos cuando se negaron a cumplir las normas de un imperio corrupto, amparándose en el derecho natural… ¿O no tenemos derecho los seres humanos a desobedecer normas corruptas?).

b) Para el caso de que no se anule, dejo interesada mi solicitud de amnistía. Si tal como dice la Comisión de Venecia, la redacción de la Ley de Amnistía es tan genérica que resulta aplicable a todo aquel que persiga la independencia, den por hecho que yo persigo mi independencia de esas autoridades corruptas que condenan a inocentes y libran a culpables.

c) En el supuesto de que no se me conceda la amnistía, dado que me es imposible pagar y también impedir embargos, hagan como dicen y embárgenme lo único que tengo en propiedad, que es una parte indivisa de un inmueble, no habitable, sito entre las calles San Ramón y Francisco Castaño de Yecla. (De hecho, si me tuvieron que detener para notificarme el requerimiento de pago fue porque, al carecer de domicilio fijo, no pudieron hacerlo por correo).

d) Y si entienden que todo lo dicho no vale para enmendar un juicio chungo, aplíquenme la pena de prisión sustitutoria; y dado que la pena sería inferior a los dos años y no tengo antecedentes penales (De hecho, ni siquiera me habían quitado nunca un punto del carnet) procedan a suspender el cumplimiento.

e) Y si entienden que no se me puede conceder la suspensión del cumplimiento de la pena, por entender que los criminales condenados a dos años de prisión están en mejor situación que los multados, métanme en la cárcel. ¡Igual me toca ser encarcelado por deudas en un país en el que no existe la cárcel por deudas! Siendo la multa de 1776 € con cuota diaria de 6 €, me sale que serían 147 días los que tendría que estar ente rejas, a los que deben descontar los tres meses que me adeuda el estado por el encierro inhumano al que nos sometió con su alarma ilegal e infundada. Todo ello por ser de justicia lo que pido en Valencia a 8 de mayo de 2024. 

Suscríbete
Notificar sobre
guest
1 Comentario
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Josu
Josu
10 días

“Cuando las Leyes son Injustas, hay que Desobedecerlas” decía M.Gandhi, con toda razón…Y, cuando a una Torpe, Estúpida Ignorante, como a esa “jueza”, le das Poder , se vuelve muy peligrosa y tu ENEMIGA de facto…èsto lo decía Confucio, hace mucho, y con total acierto, tambièn… Habrá que hacer lo que ha hecho J.Pamiès, hacerse POBRE, para que ,esos ladrones legales, no puedan quitarte el esfuerzo de tu trabajo, de esa forma tan MISERABLE como lo están haciendo..Sólo nos queda la AUTODEFENSA, que es un Derecho Natural del individuo…mientras llega el Meteorito o la Bomba, como dice el Dr.J.Luis Sevillano…

error: Content is protected !!
2
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x