MUNDO

Muere un anciano en otra residencia que sufre un brote 10 días después de poner la segunda dosis de la vacuna

Según informa el diario El Comercio, la residencia de mayores Cimadevilla, un centro privado gestionado por la parroquia de San Pedro (Gijón), sufre desde la semana pasada un brote del virus chino que hasta ayer afectaba a 22 personas: 17 de sus 34 residentes y cinco empleados. Uno de los internos ha fallecido, según ha informado la Consejería de Salud.

Según ha podido saber EL COMERCIO e información de la que nos hacemos eco en euskalnews.com, el brote se detectó el 29 de enero, y afecta en su mayoría a mujeres de edad muy avanzada. De los 17 contagiados, 16 han sido trasladados al hospital de la Feria de Muestras, denominado H144, aunque también hay usuarios en Cabueñes, Jove y Cruz Roja. Solo una usuaria permanece aislada en la residencia: se trata de una mujer de 102 años que es asintomática, según dicen.

A pesar de que fuentes del centro señalan que la mayor parte de los internos no muestra «síntomas graves», la realidad es que ya hay uno que ha fallecido. Todos los internos y los empleados fijos habían recibido las dos dosis de la vacuna. En concreto, la segunda inyección se administró el 19 de enero.

Se supone que, según los ensayos médicos, a la semana de recibir el segundo pinchazo se obtiene ya una inmunidad casi total al virus. Sin embargo, en el caso de Cimadevilla el brote se localizó diez días después. ¿Otra ‘pipa’ que nos han colado?

El brote en este geriátrico no está exento de cierta polémica. Fuentes cercanas al personal laboral del mismo señalan que al menos dos trabajadoras temporales no han recibido la vacuna, y personas estrechas a las mismas también han dado positivo por covid y están en cuarentena. Sin emabargo, nadie señala a la vacuna a pesar de que hay indicios que pueden apuntar a ello…

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!