OPINIÓN

«Cuando no se sabe cómo acabar el relato» – Jon Ander Etxebarria

Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi

Cuando no se sabe cómo acabar el relato

El Sr. Lehendakari nos ha anunciado el final del estado de alerta unos días después que en el estado español se hayan dado por terminado todas las restricciones excepto la mascarilla en interior. También nos ha anunciado la disolución del LABI, pero todos estos anuncios son la crónica de una muerte anunciada a la que no se le ha sabido, al igual que durante toda la pandemia, con imposición de restricciones de una forma coercitiva, darle un final digno en el que la humildad y el reconocimiento de haber restringido derechos y libertades sin base legal alguna, como se ha demostrado en los tribunales al declararlos ilegales, lo requería. Pues bien, no solo no han sido humildes, tanto Vd como su equipo de gobierno con el LABI a la cabeza, han estado durante todo este verano chantajeando a la población con el tema de la vacuna cuando Vds mismos han dicho que no era obligatoria, pero luego actuando con el puro chantaje, presionando tanto a jóvenes como a mayores para que se vacunen.

Primero a la franja de edad de los jóvenes de 19 a 30 años, con los viajes de fin de curso, con los botellones, con el ocio nocturno, a las franjas de edad de mayor edad diciéndoles que los jóvenes aunque lo vayan a pasar de forma leve, les podrían contagiar cuando esas personas mayores resulta que teóricamente estaban inmunizados, cosa que hasta ellos mismos han reconocido, parece que no inmuniza, entonces Sr. Urkullu si no inmuniza, ¿para qué les han dado la vacuna?. ¿por qué no sería mejor que los jóvenes se inmunizasen naturalmente ya que como con la gripe sería un cierto porcentaje el que se contagiase?, ¿no es mejor ese porcentaje de contagios con inmunización natural que una proporción mayor con la inoculación de la vacuna?, ¿no se evitarían efectos secundarios con una inmunización natural frente a la que te daría supuestamente, ya vemos que la misma administración reconoce que no es así, la vacuna?,¿como se les protege más a los mayores con la inmunización natural o la llamémosle » artificial»?

Otro chantaje más y en declaraciones de la Sr. Gotzone Sagardui es que comentó que el ocio nocturno y las lonjas de los jóvenes no se abriría hasta que no se suba el porcentaje de vacunación en los jóvenes. La Sra. Gotzone Sagardui volvió a incurrir en su contradicción ya que primero nos dice que la vacuna no es obligatoria y luego nos dice el chantaje sobre el ocio de los jóvenes, originando el problema de los macrobotellones que como se lo han dicho los propios jóvenes, con muy buen criterio, esos macrobotellones no se darían en la medida que se han dado si este ocio nocturno se hubiese abierto.Sra. Gotzone Sagardui, reflexione y analice si su posición es de verdad considerar que la vacuna no es obligatoria ya que sus palabras vienen a decir lo contrario desde el momento que utiliza el chantaje.

Pero es que resulta que el Sr. Jokin Bildarratz Consejero de Educación nos dice hoy que lo de las mascarillas para las ikastolas en primaria es porque esa franja de edad todavía no se han vacunado. Sr. Urkullu como máximo responsable del Gobierno Vasco, ¿defiende realmente que la vacuna no es obligatoria?, porque si es así deberá poner orden en su gobierno.

Lo que confirma como no se está sabiendo salir del relato, es que por darnos a entender que el pueblo vasco ejerce su soberanía deja sin efectividad el estado de alerta con el prurito de diferenciarse, como siempre más restrictivo, con el 80% en eventos de más de 5.000 personas, mientras que en el resto del estado, quitando la mascarilla en interior, todas las demás medidas de restricción se han anulado. Sr. Urkullu deje de demostrarnos esa falsa soberanía y empiece de una vez por todas a demostrar que es ser soberano, que durante esta pandemia ha tenido cantidad de ocasiones para hacerlo y con toda seguridad a los vascos nos hubiese ido mejor copiando lo que han hecho otros estados del norte de Europa porque su desmarque de considerarse más soberano por ser más restrictivo nos ha dado incluso peores ratios de letalidad y mortalidad que el resto del estado.

La traca final nos la ha dicho una persona que nada más y nada menos ha sido coordinador del LABI, el Sr. Jonan Fernández que nos dice que solo se puede consumir agua durante los eventos, dando unas explicaciones que si yo fuese miembro del LABI me darían vergüenza ajena ya que adolecen de un total criterio científico. Así que Sr. Urkullu al no haber LABI no puede destituirle pero haría bien en cesarlo en su puesto, porque alguien que ha dado las explicaciones que ha dado para que solo se consuma agua, por ponerle un ejemplo es como si en los bares solo se puede consumir agua y no tomarte un pincho de tortilla, son de tal nivel de falta de criterio científico y de insustancialidad que acumula motivos más que suficientes para que no siga en su puesto.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!