MUNDO VÍDEOS

Multitudinaria protesta en Melbourne contra los pasaportes de vacunas y una Ley Pandémica muy peligrosa

Siguen las protestas multitudinarias en una de las mayores Dictaduras COVID del planeta, es decir, en Australia. Concretamente en Melbourne. Resulta que este fin de semana un gran grupo de manifestantes se reunió alrededor del parlamento estatal en Victoria, Australia, para exigir el fin de un mandato de vacunación recientemente impuesto y protestar contra un proyecto de ley contra pandemias que otorgaría poderes draconianos a los funcionarios. Las fotos y videos que circulan en las redes sociales muestran una gran multitud frente al Parlamento en Melbourne, la capital del estado, el sábado, donde se vio a activistas sosteniendo carteles y pancartas.

También se escucharon cánticos similares pidiendo la renuncia del primer ministro Daniel Andrews entre la multitud, mientras que otros eslóganes incluían:  «Poner fin a los mandatos»,  «Detener el apartheid médico» y «¡Necesitamos una Declaración de Derechos!». Los activistas también dieron discursos en varios puntos, denunciando el mandato de vacunas para «trabajadores esenciales» que entró en vigor en Victoria a principios de este mes, así como un proyecto de ley que se abre paso en el parlamento destinado a reemplazar los poderes de emergencia relacionados con el Covid-19 actualmente vigentes.

El controvertido proyecto de ley enmendaría una serie de otras leyes si se promulga, introduciendo las multas más elevadas del país por incumplimiento de las órdenes de salud e incluso posible tiempo en la cárcel. Cualquier persona que haya infringido deliberadamente una regla y haya puesto a otra persona en riesgo en el proceso podría enfrentar hasta dos años de prisión, mientras que otros infractores podrían recibir una multa de hasta 90.500 dólares australianos (68.000 dólares estadounidenses). Las empresas que infrinjan las normas se enfrentan a multas de 452.500 dólares australianos, aunque el gobierno estatal ha prometido imponer las sanciones máximas solo «en raras ocasiones».

Presentado al parlamento el martes, el proyecto de ley también facultaría a los funcionarios de salud de Victoria a declarar nuevos estados de emergencia y volver a imponer los cierres y otras restricciones pandémicas, lo que generaría la condena vocal de los residentes cansados ​​del encierro.

Si bien Melbourne fue puesta bajo bloqueo en seis ocasiones separadas a partir de marzo de 2020, pasando casi nueve meses bajo órdenes de quedarse en casa de forma acumulativa, las restricciones de la ciudad se suavizaron nuevamente el viernes, con prohibiciones de viaje y mandatos de mascarillas para exteriores levantados, entre otras cosas. Victoria en su conjunto, sin embargo, permanece bajo algunas medidas Covid-19, incluidas las reglas de capacidad del 75% en lugares de entretenimiento en interiores y límites en reuniones al aire libre a solo 30 personas. 

FC 40wUVkAEzIi1

La manifestación del sábado en Melbourne pareció violar esta última regla dada su gran participación, sin embargo, a diferencia de las protestas anteriores en la ciudad, la policía no pareció tener una presencia contundente y no está claro si se realizaron arrestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!