EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

¡Brutal artículo del astrólogo Robert Martínez! ¡Tienes que leerlo hasta el final!

Estamos en medio de una guerra espiritual. Y a quienes le rechinen los conceptos metafísicos admitirán que, como mínimo, nos hallamos inmersos en una operación psicológica entre cuyos múltiples objetivos está el de desgastarnos y hundirnos emocionalmente.

Cuando nuestra psique colapsa basculamos entre la rabia y la resignación, conduciéndonos a elaborar planteamientos cortoplacistas, radicales y, a menudo, inútiles o directamente irrealizables. Y ese estado de ánimo calamitoso no tardará en contagiarse en quienes nos rodean, desactivando sus iniciativas y propuestas constructivas incluso antes de que empiecen a gestarse en sus mentes. No existe engranaje humano, por lo tanto, que pueda operar con eficacia y de manera sostenida con la moral de sus integrantes por los suelos. De ahí que la mafia internacional tenga tanto interés en fomentar el terrorismo informativo. Para mantenerse en el poder tratan de proyectarse a sí mismos como omnipotentes, generando en nosotros sentimientos opuestos que contribuirán a sabotear cualquier respuesta eficaz por nuestra parte.

Todos estamos de acuerdo en nuestro rechazo frontal a la agenda psicopática de los titiriteros que gobiernan desde las sombras. Y para aportar alternativas sólidas a este sistema macabro y abusivo tendremos que ser especialmente impecables a la hora de cooperar entre nosotros si no queremos caer en los mismos vicios del sistema que aborrecemos y que legítimamente aspiramos a reemplazar. Del igual modo que hemos podido comprobar qué sencillo resulta anular a un ser humano mediante la confusión y el trauma, también podemos generar el efecto inverso en un individuo alentando a que progresivamente vaya desplegando una mejor versión de sí mismo.

Para organizarnos de manera inteligente entre nosotros resulta imperativo aprender a lidiar con las inevitables trampas con las que vamos a toparnos. La llamada “disidencia controlada” es una de esas armas arrojadizas que el sistema nos lanza y que podemos aprovechar a nuestro favor si operamos con suficiente astucia. Existen varias categorías de disidencia controlada. Por una parte tenemos a los agentes infiltrados desde los servicios de inteligencia que fingen formar para de la disidencia y cuyo objetivo es sabotearla desde dentro malmetiendo, desinformando y boicoteando las acciones que puedan ser efectivas. También tenemos a otros falsos disidentes entre políticos y celebridades que, al estar aparentemente de nuestro lado, relajan nuestra implicación, ya que podemos acabar proyectando en ellos la responsabilidad de liderar un cambio al considerarlos más capaces y mejor posicionados para influir en el devenir colectivo. Y finalmente están aquellos verdaderos disidentes que, sea por torpeza o ignorancia, ralentizan la hoja de ruta común al enredarse en discusiones peregrinas o embarcarse en objetivos estériles. En todos los casos podemos canalizar esa energía del mismo modo: extrayendo lo positivo y empleándolo a nuestro favor. Los infiltrados nos están señalando mediante sus críticas e intentos de sabotaje el camino a seguir. Es evidente que sólo van a intentar torpedear aquellas iniciativas que realmente sean útiles. Las celebridades visibilizan nuestra causa y permiten que más individuos tibios o contrarios a nuestras reivindicaciones reflexionen sobre la naturaleza de lo que está sucediendo. Además de que generan una breve ventana de oportunidad pública para poder esgrimir nuestros argumentos ante un sector mayor de la población. Y en cuanto a los verdaderos disidentes que, a nuestro juicio, desvirtúan el colectivo por los motivos que fueren, siguen siendo compañeros de trinchera con los que compartimos objetivos nucleares y con los que estamos condenados a entendernos si realmente queremos mejorar el mundo en el que vivimos. Todos estamos o podemos estar eventualmente en esta categoría y la manera más rápida de salir de ella es fomentando un clima de intercambio de ideas constructivo y respetuoso.

El origen de casi todas las cuitas entre disidentes son malentendidos o discrepancias en cuanto al diagnóstico de la situación y la estrategia a seguir. Los malentendidos se suelen resolver fácilmente hablando directamente entre los implicados y sin intermediarios que distorsionen el mensaje. Y en cuanto a las discrepancias basta con decir que son deseables y necesarias cuando se ejercen con respeto hacia los demás puntos de vista, máxime cuando estamos frente a un enemigo que trata de aniquilar toda forma de debate y uniformar el relato para que no quede el más mínimo resquicio de pluralidad intelectual, más allá de las ideologías envasadas que nos ofrecen para generar una ilusión de libertad.

Por eso quiero expresar mi más sincero agradecimiento hacia todos los miembros de la resistencia por todo lo que estáis haciendo tanto en lo público como en lo privado para poner fin a esta distopía. Para mí sois todos mis amigos y camaradas con absoluta independencia de vuestras opiniones, creencias o grados de implicación y me siento muy afortunado de poder compartir mi periplo vital con vosotros. Estoy convencido de que nos esperan muchas alegrías por celebrar juntos en el futuro.

Y si eres de los pesimistas que creen que exagero te pido que observes atentamente la parte de ti que aún tiene ánimo para resistir, porque esa porción de tu alma nunca ha dejado de creer en la victoria.

👇 Video del brillante discurso de Robert Martínez durante la manifestación del pasado sábado en Barcelona, disponible en euskalnews.tv:

Suscríbete
Notificar sobre
guest
10 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Julio Suárez
Julio Suárez
2 meses

Muy bueno. El futuro no es para los cobardes. No es que seamos disidentes, es que no se puede admitir que unos criminales te estafen o modifiquen tu ADN o te envenenen hasta morir o todo junto. No digamos del resto, derechos, libertades, patrimonio, trabajo, activos, familia, etc.

Alan
Alan
2 meses

¡¡¡Bravo!!!

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
2 meses

No puedo leerlo. Es un tipo muy inteligente y está en el lado correcto pero sus predicciones no se han cumplido a tiempo. Entiendo que a muchos les insufle positividad pero a mí así me genera desconfianza. Me molesta bastante que un tipo con esa inteligencia y capacidad comunicativa pase por poco menos que un charlatán. Me molesta porque creerle supone depositar temporalmente confianza y que luego falle después de haber asegurado algo es como una traición.

Sara
Sara
2 meses

Hola Eneko, en qué casos predijo erróneamente, si tienes a bien citar un par. Muchas gracias
Un saludo

Luis Ángel
Luis Ángel
2 meses
Respuesta a  Sara

Te voy a decir un par de cosas constatables de Robert Martínez. 1 Como consecuencia de su exposición pública desde hace algunos meses ya tiene reservadas consultas astrológicas hasta 2024. A 180 euros cada una . Gran negocio para el y para la escuela Cosmograma. 2. Siguiendo con el tema de monetizar la conspiranoia , esta misma escuela ha sacado un curso , pregrabado, obvio, sobre “energías sutiles” y otras lindezas infalsables a 200 euros. El curso obviamente impartido y enlatado para todos los públicos por obra y gracia de Robert Martínez.

jorge
jorge
2 meses
Respuesta a  Luis Ángel

muy buen dato , yo flipo cuando veo a este tipo que era descnocido para mi en todos los canales sea youtub telegram twict odysee que eran canales quye yo pensaba que era disidencia ,ahora me doy cuenta que estamos solos y detras de todo y digo todo estan los mismos ,

Atiqueteimporta
Atiqueteimporta
2 meses

Mucho dices que ha fallado, pero responde por favor cuándo ha fallado, me parece que se te vé el plumero.

Jordi
Jordi
2 meses

Coincidimos en gran parte con la parrafada, aunque no aporta ninguna novedad. Pero según que personajes, astrólogos, frikis disfrazados de Spartanos en Barcelona, con discursos monolingües, opacos y populistas, me parece ridículo de vergüenza ajena y a estás alturas dudo mucho que alguien se lo tome en serio y sirva para sumar, es más estando en la mani me mantendría al margen, restan credibilidad a toda la verdad científica que si hay, para estar en contra de la dictadura sanitaria, la política globalista, el poder mercantilista que domina el mundo y la corrupción y miseria que conlleva.
En definitiva nos tendemos que vender mejor y estos personajes no suman nada y són parte de una ignorància endèmica de la sociedad española

jorge
jorge
2 meses

alguien me pùede explicar a que se debe que este tipo este hasta en la sopa en todos los canales de la mal llamada disidencia ? da que pensar que no hay nada sin el control del nom

Juan
Juan
1 mes

O sea, la crítica a este sujeto es que gana dinero? No puede ganar buena pasta? Por qué?
Por otro lado, se le acusa de promocionar cursos con contenidos “infalsables”. Bueno, ¿todo debe pasar por el filtro del divinizado método de conocimiento llamado ciencia?
¿Cómo saben sus críticos que lo que este sujeto enseña es falso? Lo han puesto a prueba? Sí? Desde qué paradigma y con qué método?

error: Content is protected !!
4
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x