EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA TV / REDES

Jose Mari Esparza escribe un artículo sobre la inmigración y el entorno ‘abertzale’ estalla en cólera

Jose Mari Esparza Zabalegi estudió en los Salesianos de Pamplona. Trabajó en la fundición Luzuriaga durante 20 años, entre los 17 y los 37 años. Activista sindical y social, durante las primeras elecciones municipales de la Democracia, en 1979, fue elegido concejal de su localidad natal, Tafalla, en la lista Agrupación Electoral Popular.

En 1980 editó sus primeros trabajos sobre historia local y colaboró con José María Jimeno Jurío en investigaciones de la comarca. En 1985 fundó con otros Altaffaylla Kultur Taldea y publicaron varios libros sobre la guerra civil. En 1988 se convirtió en director y editor de la editorial Txalaparta. Miembro fundador de diversas asociaciones, ha mantenido siempre su activismo social, sobre todo en relación con la edición independiente, la prensa local, la cultura vasca, la memoria histórica y el patrimonio inmatriculado por la Iglesia católica.

Autor de cientos de artículos, Esparza ha publicado más de 20 libros, además de otros de forma anónima o colectiva, entre los que se cuenta en sus inicios la obra Jotas heréticas de Navarra (Altaffaylla).​ Destaca la obra colectiva Navarra 1936. De la Esperanza al Terror, editada en 1985, pionera en el tema de la memoria histórica, que ha tenido gran trascendencia dentro y fuera de Navarra. También destaca su Historia de Tafalla / Tafallaren Historia, en dos tomos (tanto en euskera como en castellano). Sus temas más habituales son el costumbrismo navarro (cancionero, jotas, léxico, fotografía); la Historia (¡Abajo las Quintas!PotosíNuestro pueblo despertaráLa Sima…); el ensayo político-histórico, (Réquiem para sordosCien razones por las que dejé de ser españolMapas para una NaciónVascosnavarros…) y, últimamente, la cartografía vasconavarra. La mayoría de sus libros han tenido varias ediciones.

Tras leer todo lo mencionado hasta esta línea, cualquier persona que no tenga problemas cognitivos entiende que Jose Mari Esparza es una persona muy respetada en el entorno abertzale. Bueno, puede que lo haya sido, pero a lo mejor ya no tanto. Y es que, hoy en día, no es posible tocar un tema taboo en las familias abertzales, tanto la jeltzale como la vinculada a la izquierda abertzale, ambas sumisas hasta más no poder a la oscura Agenda 2030 que las élites intentan introducirnos hasta en la sopa. En este caso, hablamos de la inmigración.

Resulta que Jose Mari Esparza, colaborador en el periódico Noticias de Navarra (del Grupo Iparragirre, el del Deia), el segundo periódico más vendido en Navarra, ha escrito un artículo sobre la “migración”, la cual el no desea: “No, gracias”. De verdad, así se titula el artículo. ¡Y se lo han publicado! Es más, también se lo han publicado en Berria, el periódico líder en euskera. Increíble, pero cierto.

Y claro, esto ha causado un gran revuelo en el entorno abertzale. Bueno, de revuelo nada. Han ido a por él a saco. Tanto que ha tenido que pedir que “no le linchen” hasta Hasier Arraiz, ex líder de EH Bildu:

Pocos han sido quienes le han apoyado o al menos no se han sumado a ese linchamiento más propio de otras épocas. Uno de ellos ha sido Joseba Iturria, de GARA:

Pero, vamos al meollo del asunto. ¿Qué es lo que escribió Jose Mari Esparza? Eso es lo que importa. La verdad es que no estamos de acuerdo en algunos de los argumentos que expone en el artículo, pero como estamos en contra de todo tipo de linchamiento, sobre todo el que viene acompañado de cancelación y censura, nos vemos en la obligación de apoyarle. Aunque seguro que no desea nuestro apoyo, algo que a nosotros nos importa más bien poco. Pero, como decimos, lo importante es que lo leáis y que saquéis vuestras propias conclusiones, sin tener en cuenta ni nuestros comentarios, ni opiniones como las de los tweets que hemos compartido.

A continuación reproducimos (sin tocar ni una sola coma) el artículo en cuestión (con enlaces en euskera y castellano incluidos). Creemos que es lo mejor. Sin leerlo, no se puede criticarlo. Asimismo, si tras leerlo queréis dejar vuestra opinión al respecto, os recordamos que podéis hacerlo a través de la sección de comentarios que os facilitamos al final de la presente noticia. ¡Vamos con el artículo!

¿Migración? No, gracias

Escrito por Jose Mari Esparza Zabalegi (Original en NoticiasdeNavarra y Berria)

No hace mucho, en un acto electoral de la izquierda en mi pueblo, una mujer pidió la palabra y dejó una pregunta en el aire: “¿Qué vamos a hacer con la inmigración?”. Creo que toda la sala se incomodó en los asientos ante una pregunta tan políticamente incorrecta. Como nadie le respondía, la mujer siguió exponiendo que toda la vida había votado a la izquierda y apoyado sus reivindicaciones; que había trabajado siempre en limpieza a domicilio y, casi a las puertas de la jubilación, debía trabajar por la mitad de salario o su trabajo lo harían los inmigrantes. No tuvo respuesta adecuada y la mujer se quedó sola y malvista, víctima del tabú que impide en este país hablar del tema sin complejos. Lo políticamente correcto, socapa de la hipocresía.

Digámoslo claro: la migración masiva es una lacra que hipoteca a los pueblos que vacía; que lastra y desarticula a los pueblos que la reciben, sobre todo a los que, como el vasco, no tienen libertad para decidir sus políticas migratorias; que esclaviza a los parias que abandonan sus hogares; que desarma a los trabajadores locales y hace peligrar sus conquistas sociales. Felices sobre el tablero del mundo, los más ricos se ríen de todos nosotros y con sus resortes mediáticos nos inyectan una moralina barata y una catequesis dizque humanista, para que todos los progres aplaudamos la migración masiva como un nuevo maná y no como el cáncer que es, inoculado por los dueños del planeta.

Una vez más traemos a las mientes la gran derrota que para las mayorías del mundo supuso el hundimiento de la URSS. Y no porque el soviético fuera el modelo ideal, sino porque para su neutralización, durante la guerra fría, los ricos, sobre todo en Europa, se vieron obligados a ceder a la clase trabajadora las ventajas del Telón de Acero: las 8 horas, jubilación, vacaciones, deporte, derechos a la mujer, guarderías, sanidad y educación, ayuda al desempleo, vivienda. Fue el estado de bienestar, la socialdemocracia, el auge del sindicalismo europeo que, sin restar mérito a sus luchas, no hubiera llegado tan lejos sin la referencia temida del hermano soviético.

Caído el muro, los capitalistas se abalanzaron como hienas sobre la URSS repartiéndose sus logros a dentelladas. Conseguida la hegemonía ¿por qué mantener en el mundo occidental unos derechos que encarecían la mano de obra y obstaculizaban la acumulación? La solución fue sencilla: unas cuantas guerras en África y Oriente Medio para robar dos cosas a un tiempo: recursos naturales y mano de obra barata. Esclavos del siglo XXI que además vienen solos, sin necesidad de barcos negreros. En el año 2015 la canciller Merkel decidió acoger hasta un millón de refugiados sirios, ante las protestas del gobierno de Siria que reclamaba esa gente para levantar su propio país, devastado por Occidente. ¿Alguien es tan necio como para pensar que Merkel actuó por solidaridad? Las grandes corporaciones alemanas ya tenían un instrumento ideal para la reducción de los costes y de paso, Europa destruía el tejido social y laboral de unas naciones emergentes y ricas en recursos naturales.

Y esa bárbara migración, dedicada a impulsar beneficios empresariales explotando al recién venido y estrujando más al nativo, es perfectamente compatible con el cierre de las fronteras del mar o las vallas de Melilla: los millones que se quedan fuera son el mejor escaparate de la precariedad y de lo que nos espera a los demás si no bajamos la cerviz. Durante generaciones, los recién llegados serán ciudadanos de segunda, bolsas en el límite de la exclusión social, con sus secuelas de marginalidad, delincuencia y choque de culturas. De mantenerlos ahí se encargarán los partidos de ultraderecha, fomentando el odio, el miedo al extraño y, de paso, incrementando policías y leyes restrictivas. Vox, perro de presa del gran capital, necesita los emigrantes para engordar, tanto como su amo.

Desgraciadamente, la izquierda vasca, y en general toda nuestra generosa Euskal Herria, nos hemos convertido también en cómplices de esa política criminal de los dueños del mundo. Hemos puesto más atención en atender a los recién llegados y a protestar por sus vicisitudes en el cruce del Mediterráneo, que atacar al mal en su origen.

Si se debe atender dignamente a todo el que venga –faltaría más– mucho más se debe procurar que no se vea obligado a venir. La defensa radical de los derechos de refugiados y migrantes debe ser pareja con la lucha por frenar la migración, de la misma manera que las ayudas a los parados o a los enfermos deben ir parejas con la lucha contra el paro y la enfermedad.

La solidaridad debe comenzar por el antimperialismo, por el rechazo a las guerras, por no robar los recursos de otros países, por pagar entre todos y todas, con nuestros impuestos, la reconstrucción de esas naciones. Hay muchas formas de ejercer la solidaridad que no pasan por fomentar la migración que promueven las elites. Por eso debemos denunciar a nuestras burguesías nacionales que mienten cuando hablan de la necesidad de importar mano de obra, cuando aquí seguimos teniendo paro y emigración. Ellos solo buscan precarizar y desmantelar una sociedad, como la vasca, con tradición social y recursos sindicales y políticos para defenderse. El inmigrante, su mayor explotado, se convierte así en su mejor instrumento. Detrás de las proclamas de solidaridad divulgadas por los grandes medios, solo hay una estrategia para la esclavización de los pueblos. La Iglesia, con su pretendida caridad, es otro mamporrero más. De algunas ONGs, mejor no hablar. Y las izquierdas, atrapadas por el tabú migratorio y lo políticamente correcto, hacemos de tontos útiles. Mientras, hoy día uno de cada tres nacimientos en Navarra ya es de madre emigrante. Mañana serán mayoría. Una bomba retardada. “Yo abriré las ventanas de mi casa para que entren los vientos, pero no permitiré que me tiren los muros”, nos advertía Gandhi.

Afortunadamente, hay brotes de esperanza. En Alemania y en Suecia los partidos de izquierda están planteándose su errática actitud ante las migraciones masivas. Se puede y se debe hacer política anti migración desde la izquierda, el internacionalismo y la solidaridad entre los pueblos. Ya basta de pintar de ética, caridad o solidaridad, las decisiones bárbaras del Gran Hermano.

Cuando desde la izquierda comencemos a hablar con claridad de todo esto dejaremos menos resquicios a la derecha y a las ratas de Vox. Y sin duda, convenceremos más a la vecina de mi pueblo, que no tiene porqué ganar ahora la mitad que antes.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
27 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
1812aliciarot@gmail.com
1812aliciarot@gmail.com
1 mes

Pues yo no le quitaría ni una coma. Alto y claro completamente de acuerdo con lo que expone. Que lejos de estar en contra del inmigrante o migrante, lo que resalta es que a estas personas deberían ayudarlas en sus países de origen. Que muchos sacan tajada política de estos desastres migratorios.

JASVOR
JASVOR
1 mes

No existen formas de ayudar al inmigrante en sus países de origen más allá de la fotito que se hacen los oenegetas en sus viajes pagados con dinero público. La tuya es una frase manida. Ya se han probado todas y han fracasado.

bruno
bruno
1 mes
Respuesta a  JASVOR

Con armas [la ONU admite la lucha armada en defensa de los propios derechos en ausencia de democracia], pero claro, las oenegés se dedican a la caridad, que bien entendida empieza por ellas mismas.

Última edición 1 mes por bruno
JASVOR
JASVOR
1 mes
Respuesta a  bruno

¿Pero no decís los izquierdosos que la guerra es una de las causas de las migraciones? ¿En qué quedamos?

bruno
bruno
1 mes
Respuesta a  JASVOR

Las guerras promovidas por el Imperio, no las de liberación.

Gorka
Gorka
1 mes

Lan bikaina! Ea immigrazioaren tabu hori apurtzen den behingoz!

JR Ramirez
JR Ramirez
1 mes

A mi me parece impecable.

JASVOR
JASVOR
1 mes

Tiene suerte de que no exista una Euskalherría marxista independiente al estilo soviético que el tanto añora, ya estaría purgado y eliminado físicamente.

Carmen
Carmen
1 mes

Buenísimo!!!! Con un par de cojones bien puestos y más claro que el agua. Quien se escandalice de este articulazo en un mierda y un miserable.

bruno
bruno
1 mes

Magistral. Soy de izquierdas y lo que he leído lo pienso y digo hace mucho tiempo, aunque mis cartas no son publicadas por la prensa corporativa. Nunca caeré en la trampa de votar a los infames e hipócritas PP o VOX, pero asqueado ya, quizás deje de votar a esta izquierda buenista y cipaya -en España todas lo son. Gracias, valiente José Mari!

Karlo Txal
Karlo Txal
1 mes
Respuesta a  bruno

Joxe Mariren iritziak, benetako internazionalismoa irekitzen du !
Ni ere migrantea, etorkina.

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
1 mes

Estoy claramente muy apartado ideológicamente de este hombre, pero en general no ha dicho ninguna tontería en ese artículo. La inmigración masiva es un cáncer social. No sólo por los motivos socioeconómicos que ya comenta sino porque la multiculturalidad devenga en fricción social y la dilución y desaparición de algunos valores de la cultura autóctona. O sea, que es un suicidio social. Al final sólo quedan esclavos baratos demasiado asustados para moverse o decir nada.

En general no comparto obviamente su zurdismo ni veo ninguna necesidad de solidarizarse con otras naciones, ni mucho menos de aceptar responsabilidades por daños imaginarios atribuidos.

ONGs no sé si se salvará alguna.

Nagore
Nagore
1 mes

Zure izenkusten du ergel totala zarela.

Juanitabanana
Juanitabanana
1 mes

Más claro agua!.
Quien manipula sus palabras haciendo entrever que son racistas es que no ha entendido nada. Muy defiviente en comprensión lectora vaya….
Siempre he votado izquierda pero la abertzale de euskadi se ha dejado engañar por el discurso 2030 y va en el mismo carro que aquellos a quienes siempre ha dicho “combatir”. En vez de salir ahora alzando la voz por éste artículo ( en el que no dice lo que dicen que dice)… dónde están defendiendo nuestros derechos y libertades?

Uzturre
Uzturre
1 mes

100 % de acuerdo con el magnífico artículo de Esparza Zabalegi.
Aquellos que afirman que no se puede ayudar en su propia tierra a los inmigrantes mienten como bellacos , sicarios paniaguados del estado profundo mundial orweliano que se pretende implantar arrasando las naciones y culturas naturales no emanadas de la violencia .
Tenemos una deuda con los pueblos masacrados y explotados de todos los continentes , especialmente Africa y América Latina , y una parte de nuestras rentas deberían financiar su desarrollo económico y la emancipación de los pueblos de los sicariatos de psicópatas urdidos por la autoproclamada ” élite ” mundial , cábala de psicópatas vesánicos perversos , que deberá acabar en la horca más pronto que tarde , antes de que provoquen el holocausto nuclear.
Abomino de todas las ideologías que sustentan la división entre los pueblos y las naciones naturales , urdidoras de todos los estados-nación europeos abusadores , esclavizadores , explotadores de la humanidad.
El nacionalismo de Esparza Zabalegi es un nacionalismo de respuesta a la brutalidad de los regímenes del mundo como el fascismo del genocidad Franco y la camariilla que lo instrumentalizó , Iglesia Católica Romana incluida.

bruno
bruno
1 mes
Respuesta a  Uzturre

Txapó, del francés chapeau. 😉

Juantxo
Juantxo
1 mes
Respuesta a  Uzturre

Entiendo y comparto tu apoyo a los paises pobres que hemos esquilmado, pero pedir ahora el desarrollo económico de esos paises, es aumentar el cambio climático que nos lleva a todos al desastre.

Marcos
Marcos
1 mes

Izquierda y derecha sirven a los dueños del cortijo, el Nuevo Orden Mundial de las élites globalitarias transnacionales, necesitamos un sistema sin políticos, con gestores independientes, y si no cumplen a la calle. Lo explica genial Un Abogado Contra la Demagogia, en Youtube. Los políticos son la nueva nobleza que nos están matando.

sabin
sabin
1 mes
Respuesta a  Marcos

Antes se decia QUE CADA UNO HAGA LAS AMERICAS EN SU CASA ,llaman racistas a cada uno que diga algo contra el imperialismo globalista de las supuestas elites a las que sirven,cuando uno es de izquierdas y consecuente deberia hablar como Esparza en este momento

el ogro cabreado
el ogro cabreado
1 mes

Si bien pasa en todas partes, es en especial en la izquierda, donde el talibanismo pro ecologico, pro inmigratorio, ha tomado especial fuerza.

Y al que se desvie medio milimetro de la ortodoxia, dese por jodido. Es lo que tiene alimentar al monstruo, que te acaba devorando si no cantas como le gusta.

Pero hay que romper las cadenas de miedo y hablar a las claras. No solo respecto a la inmigracion.

Konkano
Konkano
1 mes

Me parece muy bien lo que dice. Aunque se olvida mencionar por su nombre a sus correligionarios fascioizquierdistas, esto es: detritus rojos.

Juantxo
Juantxo
1 mes
Respuesta a  Konkano

Amen…

ni neu
ni neu
1 mes

Ezker abertzaleko militante guztiek amen egiten diote goitik beraien “buruek” esaten diotenari, eta goitik agindutako legez jarduten dute arlo guztietan (ardiak bezala). Ez dute pentsatzen, ez dute ausnartzen, ez dute debatitzen, goitik esandakoari amen esan eta aurrera. Eta ez bazaude ados Euskal Herriaren etsaia zara, arrazista edo denadelakoa. Bazen garaia ezker abertzalean ere konturatzeko hainbeste inmigrantek ez duela ezer honik ekarriko. Hasteko, afrika iparraldetik etortzen diren batzuk ez dute lanik egiten eta laguntzetatik bizi dira urte luzez, eta horietako beste batzuk lapurretak egiten dituzte eta agresio fisikoak ere. Egia da agian lana bilatzen zaila dutela, baina ezin litekeena da hemen familia osoak mantenitzea 20 urtez (eta kontraprestazio moduan ezer egin beharrik ez). Zenbat inmigrante “Mantendu” ditzakegu trukean ezer esaktu gabe, 100.000, 300.000, 1.000.000? Lanerako ez da inmigrante beharrik oraingoz, langabezian 100.000 pertsonatik gora baitaude. Zergaitik ez jarri lanean furgonetarekin “txatarra” (eta txatarra ez dena) “biltzen” ibiltzen diren guzti horiek, RGI kobratzen egon ordez bizi guztian?

Bestalde, euskal kultura eta nortasunaz ahaztu urte gutxiren buruan, zeren hainbeste inmigranterekin orain gipuzkoako herririk txikienean ere erdera gora doa. Etortzen dira baina euskera ez dute ikasten gehienek (beltzak, saharakoak, txinoak eta beste batzuk kenduta). Hemendik 50 urtera Euskal Herria musulmana izatetik gertu egongo da martxa honetan.
Bukatzeko, hainbeste “buenismo”rekin nazkatuta nago, edozein gai eztabaidatu behar da, eta hori galerazten duena bera da nazia. Norkberak bere iritzia du, eta bere iritzia emateko eskubidea ere. Errezena “ardi zintzoa” izan eta goitik esandakoa behin eta berriz errepikatzea da (beeeee), hori da ezker abertzalean askok egiten dutena.
Animo Espartza jaunari bere iritzia emateko “potroak” izateagatik! Orain dela 20 urte Aralarrek biolentzia ez zela bidea esan zuenean Bilduko guztiak gainera joan zitzaizkien, mehatxatuz, atakatuz eta abar. Gero, 10 urte beranduago Aralarrek bere garaian esan zuen berdina egin eta biolentzia alde batera uzteko. Eta orduan, 10 urte beranduago, denak amen egin zuten goitik etorritako aginduari (nola ez, ardi txintxoek hori egiten dute).

Aitor
Aitor
1 mes

Jajaja. Qué divertido. El nacionalismo vasco que nacio de la mano de Sabino Arana como un alegato racista hispanófobo hasta extremos delirantes en ocasiones, ahora, pese a no haber cambiado en el fondo, se ve obligado, por ser politicamente correcto, a defender una emigración infinitamente más ajena a la cultura vasca que la que venía de Castilla o Andalucia. Una emigración de negros y musulmanes que en el fondo desprecia pero a la que tiene que poner buena cara “porque es lo que se lleva.”

Es la venganza de la historia contra Sabino Arana y los chicos del RH- y del “nosotros no datamos.”

Uzturre
Uzturre
1 mes

Aitor , si entras aporta algo, bobalicón , que lo que nos ocupa no tiene nada de gracioso.
Sabino era un meapilas , un católico apostólico romano , con todos los defectos de esa secta.
Yo le he oido decir a la inefable Esperanza Agirre , mencionando el supuesto gorronismo de los andaluces , ” pitas , pitas . . .” los topicazos de siempre de la burguesía castellana de ” rancio abolengo ” y falta de conciencia.
El PNV es un invento del jesuitismo y Francisco , el gran maestre de la logía , te va a correr a gorrazos por meterte con su mafia más querida.

Juantxo
Juantxo
1 mes

Resulta tristemente sintomático, que Gara no le haya publicado la carta de opinión a José Mari Esparza. Ellos deciden que podemos leer y que no y eso no es democracia. Otra cosa que me llama la atención de ese medio, es que cuando un emigrante comete un acto punible, omiten la nacionalidad del ejecutor. Ya les vale…

moncho
moncho
13 días

De acuerdo con el señor Esparza, pásese por Catalunya, es irrespirable, no voy a entrar en detalles, pero los políticos catalanes que gobiernan históricamente Catalunya, Conver. hijos predilectos de Fomento de Trabajo de C. ERC, nuevos corruptos han encontrado el nuevo Dorado con la acogida masiva de los Menas, y las CUP, los tontos útiles llegaron a manifestarse en Ripoll junto A. es Satty.

error: Content is protected !!
4
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x