EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

Los verdes nunca han sido verdes

El Futuro de la Socialdemocracia: LOS VERDES NUNCA HAN SIDO VERDES

No son un caso único en la clase política europea, pero sí son un caso muy evidente. Los verdes en general –y los verdes alemanes en particular- nunca han sido verdes y, en realidad, han sido un instrumento bastante directo de la oligarquía corporativa y de la OTAN para manipular la opinión pública y las políticas europeas.

Como otros sectores de la política europea, los verdes han basado su peso electoral en apelar a determinados sentimientos de los ciudadanos, convenientemente alimentados por los medios de comunicación para, en último término, posicionarse a favor de los intereses oligárquicos en prácticamente todas las cuestiones de importancia y en todos los momentos decisivos.

Particularmente llamativa –por lo descarada- ha sido la política internacional de los Verdes alemanes, obsesivamente otanista y obsesivamente belicista. El que esto fuera radicalmente contradictorio con lo que los propios verdes proclamaban en sus orígenes –y siguen proclamando sin pudor cuando piensan que les interesa- no ha supuesto el más mínimo obstáculo para lanzarse una y otra vez de forma furibunda al ataque de todos los países y de todos los movimientos que se han atrevido a enfrentarse a la OTAN y a la oligarquía financiera de Wall Street.

La evidencia es tan clara y tan repetida que sonroja ya no la realidad de los verdaderos objetivos de los Verdes, sino la ausencia de denuncia de los mismos por fuerzas políticas que se autoproclaman como “progresistas”, “de izquierda” o “defensoras de los intereses populares”. Una ausencia de denuncia que, a medida que transcurre el tiempo, se convierte en sí misma en reveladora del verdadero posicionamiento de estas mismas fuerzas políticas que “miran hacia otro lado”.

En realidad, es sabido que la oposición real desapareció hace décadas en Europa y que el conjunto de fuerzas políticas con presencia parlamentaria está, de hecho, controlado por la oligarquía corporativa, ya sea de forma directa –como sucede con Los Verdes- o indirecta. También somos conscientes de que, finalizada la Guerra Fría, mantener posiciones antioligárquicas se ha vuelto cada vez más incompatible con la actividad política y con la presencia electoral, pero ésta es –evidentemente- otra cuestión. Los Verdes –y los verdes alemanes en particular- son sólo una expresión descarada y ridícula de estas radicales contradicciones del conjunto de la clase política europea.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
5 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Antonio
Antonio
24 días

Si lo fueron en principio hasta que fueron totalmente infiltrados y prostituidos por el sistema. Fue facil. porque salvo pocos, era el partido de las Almas Cándidas.
Petra Kelly y Gert Bastian, desolados por el siniestro viraje que llevó al Partido verde al infierno, arrojaron por la borda sus ya imposibles ilusiones. De lo que fueron testigos durante el asalto al Partido, poco se publicó, pero de tal magnitud que los llevó al suicidio.Hoy los “verdes” son pura escoria al servicio de los poderes tenebrosos.

Última edición 24 días por Antonio
Patxiku
Patxiku
24 días
Respuesta a  Antonio

Suponiendo que se suicidaran…

tronchacadenas
tronchacadenas
24 días

Los idealistas cuando se meten en politica acaban convirtiendose en todo lo contrario de lo que predicaban, es curioso pero cierto.

sabin
sabin
24 días
Respuesta a  tronchacadenas

Son mejores los estomagos agradecidos y pragmaticos
La politica sin ideales es CORRUPCION

Manu
Manu
24 días

Acertado análisis de Ekai Center sobre la auténtica realidad y el verdadero rol que juegan hoy en día los Verdes en la política europea. Acertado y muy necesario por cuanto todavía hay mucha gente que sigue creyendo en los valores ecologistas, pacifistas y progresistas de un movimiento que ha sido totalmente infiltrado y controlado por las élites dominantes para ponerlo al servicio de sus intereses. No obstante, estoy de acuerdo también con la puntualización que realiza Antonio. En sus orígenes, la creación del Partido Verde fue un soplo de aire fresco en el panorama político europeo, fundamentado en unos ideales que pronto fueron traicionados y prostituidos por la penetración de los topos del sistema, que asaltaron la dirección del partido y lo desviaron por completo del rumbo que guió sus primeros pasos.

error: Content is protected !!
1
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x