EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

MUNDO OPINION

La OMS y la paradoja del miedo pandémico: Contrarrestando las políticas basadas en el temor

Escrito por la Dra. Natalia Prego Cancelo

La OMS y la paradoja del miedo pandémico: Contrarrestando las políticas basadas en el temor

En el año 2011, el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un artículo titulado “La salud es más que la gripe”. Sorprendentemente, este artículo contiene afirmaciones que contradicen las posturas actuales de la OMS en relación con la gestión de pandemias y el enfoque basado en el miedo. Por ello es lícito y necesario  examinar estas contradicciones y cuestionar las políticas impulsadas por el temor catastrófico.

En el artículo reseñado, se dice que la cultura del miedo que rodea a las pandemias conduce a una valoración desequilibrada de los riesgos. Que la creencia en un peligro catastrófico inminente puede motivar acciones precipitadas antes de contar con información suficiente. Que esta reacción impulsiva puede llevar al desperdicio de recursos en medidas preventivas ineficaces, erosionando así la confianza del público en las autoridades de salud.

El artículo afirma que es alarmante darse cuenta de que las políticas pandémicas se han basado más en el miedo que en la evidencia científica. Los expertos en influenza han promovido afirmaciones exageradas sobre las amenazas graves para la salud pública, compitiendo por atención, presupuestos y subvenciones. Además, la industria farmacéutica y los medios de comunicación se han aprovechado de estas afirmaciones exageradas, alimentando aún más el ciclo del miedo (y podemos afirmar que lo mismo ha sucedido en la era Covid).

El reseñado artículo exponía que la planificación basada en escenarios catastróficos solo conduce a un derroche repetido de recursos y a un miedo injustificado. No hay razón para suponer que las futuras pandemias serán peores que las moderadas de 1957 o 1968, por lo tanto, no se justifica la adopción de medidas preventivas extremas que pongan en peligro vidas y socaven la confianza pública.

En lugar de políticas basadas en el miedo, los expertos en salud abogan por estrategias adaptativas que respondan a la situación real.

El artículo también destaca que es necesario fomentar la rendición de cuentas y la independencia de los grupos de interés en el proceso de formulación de políticas, priorizando las respuestas adaptativas y flexibles en lugar de definiciones rígidas y inflexibles.

Es irónico que la OMS, que en el pasado reconocía los problemas asociados con el miedo exagerado y las políticas basadas en escenarios catastróficos, ahora promueva mediante el miedo, medidas draconianas y restricciones masivas en nombre de la prevención de pandemias. Sus propias palabras de 2011 demuestran que las afirmaciones actuales sobre la inevitabilidad de una enfermedad catastrófica (que ya en 2018 denominaban como “Enfermedad X“) son exageradas y carecen de fundamentos sólidos.

El hecho de que la OMS haya cambiado su enfoque desde entonces y adoptado políticas que se basan en el miedo infundido es preocupante. Esto plantea preguntas sobre su independencia y objetividad, especialmente considerando la influencia de la industria farmacéutica y otros conflictos de intereses privados en la toma de decisiones.

No se puede permitir que el miedo irracional y las exageraciones alarmistas dicten las acciones de las autoridades de salud.

En lugar de promover el temor y la respuesta inmediata sin una base sólida, es necesario fomentar la confianza pública a través de políticas basadas en la evidencia (tantas veces censurada y tachada de desinformación en la era Covid). Esto debe implica promover el debate abierto y el escrutinio crítico de las decisiones de la OMS, así como la participación de expertos independientes y la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones.

Las contradicciones entre los argumentos actuales de la OMS y sus propias afirmaciones anteriores resaltan la necesidad de cuestionar y analizar críticamente las políticas y acciones de la organización. La OMS no está adoptando medidas que de forma fundamental garanticen que las decisiones se tomen de manera objetiva, basada en la evidencia, en lugar ha dado muestras de que sus medidas son impulsadas por el miedo y la influencia de intereses particulares.

El Miedo como Impulsor de Políticas de Salud: Una Perspectiva Psicológica

En las la era Covid debido a las declaraciones y actuaciones de la OMS hemos tenido que soportar indebidamente:

Sesgo de disponibilidad: La cultura del miedo alimentado por la sobreexposición a casos y eventos negativos a través de los medios de comunicación. Las imágenes impactantes y las historias dramáticas tendentes a captar más la atención y crear una percepción exagerada del riesgo dan como resultado, que la población tienda a sobrevalorar los riesgos y subestimar los tratamientos efectivos y los estudios observacionales. La sobreexposición a casos negativos crea una cultura del miedo que distorsionaba la evaluación realista de la situación por parte de la población.

Efecto amplificación: La ansiedad y el miedo amplificados a través de la comunicación y el contagio social. El miedo se propaga de persona a persona a través de la comunicación social. Cuando la población percibe que otros están preocupados o asustados, es más probable que se contagien de sus emociones y respuestas, entonces una gran cantidad de la población se sienten igualmente alarmados, y esto es lo que ha llevado a respuestas excesivas y desproporcionadas.

Búsqueda la soluciones mediante métodos no rigurosos: Las personas tienden a basar sus decisiones y juicios en la información más fácilmente disponible en su memoria. Si la información sobre los peligros de una pandemia está más presente en la mente de las personas, es más probable que la perciban como una amenaza inminente y exagerada, aun cuando en su ámbito geográfico no existiera peligro alguno. Durante la era Covid, las noticias y la información relacionada con los peligros y las consecuencias negativas ocuparon un lugar destacado en las mentes. Esta disponibilidad de información negativa  llevaba a percibir la amenaza de manera exagerada y a adoptar políticas basadas en el miedo, sin considerar adecuadamente la evidencia científica más amplia

 Sesgo de confirmación: Las personas tienen la tendencia a buscar y aceptar información que confirma sus creencias y temores existentes. En el contexto de la era Covid, esto llevaba a la adopción de políticas basadas en el miedo, ya que la información que respalda la gravedad de la amenaza puede recibir más atención y credibilidad. Este sesgo de confirmación llevaba a una sobrevaloración de los riesgos y a la adopción de medidas extremas basadas en el miedo, descartando aquello que presentara una perspectiva objetiva y basada en la evidencia científica, Una gran parte de la población se dejó llevar únicamente por información que reforzara sus miedos.

Perspectiva temporal sesgada: el sesgo del presente y la dificultad para evaluar el riesgo a largo plazo.  Durante la era Covid, las personas tendían a enfocarse en el presente inmediato y a dar prioridad a la acción inmediata para sentirse seguras. Esto llevó a decisiones precipitadas y políticas basadas en el miedo, en lugar de adoptar un enfoque más equilibrado y basado en evidencia. Este sesgo del presente llevó a decisiones impulsivas y a la adopción de políticas que se centraban únicamente en la urgencia del momento, sin tener en cuenta las implicaciones a largo plazo. La gente hacía colas en los vacunódromos cuando existía un desconocimiento total y absoluto de los efectos a medio y largo plazo de una tecnología basada en organismos modificados genéticamente, prohibida para los seres humanos hasta el veranos de 2020. Por tanto es esencial considerar cuidadosamente el equilibrio entre las medidas de salud pública, además de los posibles impactos negativos en otros aspectos de la sociedad, como los derechos humanos y la economía.

En el Video: Abdulla Assiri Copresidente de Arabia Saudí del grupo de trabajo de la OMS sobre el Reglamento Sanitario Internacional y Viceministro adjunto para la salud preventiva de Arabia Saudí.

La OMS no adopta una perspectiva equilibrada y basada en la evidencia, fundamental para evitar respuestas exageradas y garantizar que las políticas de salud sean efectivas y proporcionadas a la amenaza real.

La OMS convierte el miedo  en un poderoso impulsor de políticas de salud, para conseguir que se aprueben las enmiendas al reglamento Sanitario Internacional e impulsar de igual forma un tratado de pandemias.

Por tanto, es fundamental reconocer cómo la OMS manipula para crear los sesgos psicológicos, que puedan distorsionar nuestra percepción y evaluación real de los riesgos. Para que  basemos nuestras decisiones únicamente en el miedo, pero con ello nuestros verdaderos representantes corren el riesgo de adoptar políticas excesivas, irracionales e ineficaces, que pueden sin duda socavarán la confianza pública en las autoridades sanitarias.

La OMS no fomenta un enfoque equilibrado y basado en la evidencia científica en la toma de decisiones de salud pública. A tenor de que se erige en juez y parte de lo que debe ser considerado desinformación. Más bien impulsa el sesgo de la población para que acepte las iniciativas de sus inversores privados cargados de conflictos de intereses. La OMS no está dispuesta a tener en cuenta múltiples perspectivas, ya que pretende censurar y erigirse en juez y parte, cuando ha dado pruebas evidentes de que ha decidido que cualquier cuestionamiento por parte de médicos o científicos que trabajan con la evidencia y ciencia de alta calidad, en la medida que se opongan a sus narrativas son consideradas desinformación y deben ser censurados en redes sociales y medios. Lo cual es una forma de dejar de evaluar los riesgos de manera realista y dejar de considerar las implicaciones a largo plazo de las medidas adoptadas. Al hacerlo así, la OMS nos deja muy mal preparados para enfrentar los desafíos de salud pública y únicamente actúa para hacer que la población caiga en el dominio del miedo. Para ampliar sus poderes con la pretensión de obligarnos a una gobernanza de salud global, cuando estamos dotados de conocimientos y medios suficientes para afrontar los problemas de salud por nosotros mismos sobradamente. Ya no estamos en el siglo XIX. La OMS no tiene nada que ofrecernos que no tengamos ya por nosotros mismos, lo que busca es mediante el miedo la recaudación de una parte de nuestros impuestos para administrar desde Ginebra o Nueva York, lo que sin ninguna dificultad podemos administrar nosotros mismos sin su intromisión.

La OMS con sus enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional y su tratado de pandemias, pretende hacer sus recomendaciones vinculantes, pretende eliminar la palabra dignidad (pilar fundamental de los derechos humanos). La OMS es responsable de conducir conscientemente a la humanidad hacia una realidad de totalitarismo tecnocrático, con su creciente dependencia de las tecnologías de manipulación. La OMS como he dicho censura los puntos de vista alternativos y vilipendia el pensamiento medico y científico que cuestiona sus narrativas por el simple hecho de ser disidentes de sus narrativas. Asimismo erosiona las habilidades de pensamiento crítico y promueve el sacrificio voluntario de nuestra capacidad de pensar de manera independiente. Lo cual resulta en los peligros del pensamiento grupal. Debemos adoptar urgentemente estrategias para preservar el pensamiento crítico frente a las crecientes tendencias autoritarias de la OMS.

Lo que propone la OMS se traduce en que sea esta organización la que tenga la potestad de decidir quien o cuántos familiares pueden o no asistir al funeral o al entierro de un familiar. La OMS pretende que se le otorgue la potestad sobre el derecho a la libre circulación y suspenderlo cuando así lo decida. Que se le otorgue la potestad de decidir cuando debes someterte a un tratamiento o vacunación. Que se le otorgue la potestad de emitir pasaportes sanitarios, que hemos comprobado que sirven para discriminar a los no vacunados en el libre ejercicio de sus derechos humanos fundamentales. Que se le den 10.000 millones de dólares anuales por esta gestión. Y para ello está dispuesta a difundir el miedo a nivel mundial y no parar hasta conseguirlo.

“NO TENEMOS MIEDO”

Referencias:

Suscríbete
Notificar sobre
guest
4 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Enrique Pascual
Enrique Pascual
9 meses

La OMS está tomada por la GABI de Bill Gates, la cual goza de inmunidad, como un Estado, nadie se explica el motivo, y GABI fue creada por la fundación Rockfeller que son los que en definitiva manejan el corrupto cotarro de la sanidad mundial desde ya hace.
En la web argentina mitos y fraudes se explicaba muy bien el tema de la GABI de Bill Gates en la OMS, además de innumerables pruebas y datos sobre la farsa del calentamiento hueval, digo global, misteriosamente después de años de existencia, la página ha desaparecido

Josè Macìas
Josè Macìas
9 meses

NO TENEMOS MIEDO,

LOS INICUOS NO NOS DAIS MIEDO.

EXODO 14: 14.

BIBLIA

MI SALVADOR

JESUCRISTO,

ME CUIDA ETERNAMENTE.

Enrique Pascual
Enrique Pascual
9 meses

El Reglamento Sanitario Internacional por ejemplo les impedía el uso de PCRs en los aeropuertos, ya no me acuerdo el artículo, por eso y supongo otras cosas quieren modificarlo.

Enrique Pascual
Enrique Pascual
9 meses

Sólo comento en dos sitios, aquí y en Youtube, en Youtube ya no me dejan siquiera decir hola, así que aprovecho vuestra página para comentar dos cosillas aunque de otra tematica y una recomendación de un canal.
La guerra de Ucrania es la guerra de los straussianos, esta es la historia y lista de nombres de esta banda criminal
No puedo pegar el enlace, pero la búsqueda es fácil, estraussianos Putin Red Voltaire.
La segunda cosilla, el jefe del Estado mayor del Pentágono admitió el otro día que no tienen ni idea de dónde estan la mayoría de las armas que se enviaron a Ucrania, según Thierry Meissan de Red Voltaire, 2/3 partes de las armas enviadas a Ucrania se han desviado a Kosovo y Albania, dónde están almacenadas para la próxima guerra, posiblemente en el Sahel africano, que empezaría después de que se complete la derrota de la OTAN en Ucrania.

Y la recomendación, canal redacted en Youtube, una pareja de estadounidenses que dan muy buena información, y que son bien majos y agradables

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x