EUSKADI

Euskadi ha ido eliminando el flúor del agua de grifo durante los últimos años: ¿Qué os parece?

Tal como se hizo público la semana pasada, el Consejo de Administración de Aguas del Añarbe ha aprobado eliminar la fluoración del agua potable que distribuye a Donostialdea, cumpliendo así (sobre el papel) con la propuesta anunciada en la reunión celebrada el pasado mes de diciembre. Dicha supresión se realizará en la estación de tratamiento de agua potable de Petritegi, localizado en la localidad gipuzkoarra de Astigarraga.

Esta fluoración se hacía desde el año 1994, en cumplimiento del Decreto 49/1988 del Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco. Su objetivo era (sobre el papel, nuevamente) prevenir la caries dental entre la población infantil, tal como afirmaba la polémica Organización Mundial de la Salud (OMS). Para ello, establecía requisitos como puede ser la obligación de fluorar las aguas de consumo público que abastecían a una población de más de 30.000 habitantes.

Los datos demuestrán que el flúor no es muy efectivo

Siguiendo los criterios marcados, la fluoración se debía mantener, al menos hasta que el índice CAO a los doce años fuera inferior a 1,5 piezas, pero las conclusiones de un estudio epidemiológico realizado a los escolares vascos en 2018 apuntaron que los índices de caries a los doce años eran «muy similares en zonas con agua fluorada y en zonas con agua sin fluorar». En otras palabras, que el flúor no parece que hace demasiado y, por ende, el Gobierno Vasco aprueba esta medida.

Así pues, con la aprobación de esta nueva medida, Aguas del Añarbe se ha sumado a las principales entidades gestoras del abastecimiento del agua en Euskadi que también han suprimido la fluoración del agua potable en sus plantas de tratamiento, como es el caso del Consorcio de Aguas de Gipuzkoa y la Mancomunidad de Aguas de Txingudi, así como el de Aguas Bilbao Bizkaia o Aguas Municipales de Vitoria-Gasteiz SA (Amvisa).

Con esta última decisión, se puede afirmar que, sobre el papel al menos (y esperemos que en la práctica también), prácticamente la totalidad del agua de grifo en Euskadi no contiene flúor. Confiemos en que, al menos en esto, no nos mienten. En el caso de los bilbainos, éstos pueden estar muy tranquilos, ya que la calidad del control de sus aguas es responsabilidad de un experto (en esta y otras materias, tal como ha demostrado esta crisis que estamos viviendo) como Jon Ander Etxebarria Gárate, Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi y Subdirector de Laboratorios, Abastecimiento y Control de Calidad del Consorcio de Aguas de Bilbao.

¿Qué os parece? ¡La sección de comentarios está para algo!

Redacción de euskalnews.com

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!