POLÍTICA

El colectivo “Putas en Lucha” carga contra el Ministerio de Igualdad

El barrio bilbaino de San Francisco y sus alrededores han amanecido encartelado con una serie de panfletos imitando la estética y los logotipos del Ministerio de Igualdad. En estos carteles se denuncian las políticas de la ministra Irene Montero y, a juicio de los denunciantes, sus desastrosas consecuencias para el colectivo de mujeres que, de manera libre y consciente (separamos a las mujeres víctimas de explotación, por supuesto), ejercen el oficio más antiguo del mundo.

Un ejemplo más del sectarismo ideológico de la izquierda que, en su afán por mejorar
la situación de determinados colectivos, es capaz de sacrificarlos y arruinarlos en aras de la consecución de sus propios objetivos. El colectivo “Putas en lucha” critica la ley del “sólo sí es sí” por invalidar el consentimiento explicito de las trabajadoras sexuales y atenta contra sus derechos y, sobre todo, contra su manera de ganarse la vida. El colectivo augura un aumento de la «criminalización» que sufren las «compañeras más pobres».

Un ejemplo más de que la izquierda no se preocupa por las necesidades reales de los colectivos que dice defender más allá de la pancarta reivindicativa y, por supuesto, el necesario voto. Poco le importa a la señora Montero que miles de trabajadoras sexuales no puedan ejercer su actividad, especialmente en estos momentos tan difíciles, por la aprobación de una ley que no ha contado con las propias mujeres que sufren sus efectos.

Estos carteles son un ejemplo más del despotismo y las “orejeras ideológicas” con las que el Gobierno de Pedro Sánchez y su equipo manipulan en su propio beneficio colectivos como la inmigración, las feministas, el movimiento LGTBI o los
manteros cuyos verdaderos problemas poco les importan. Los socialistas están reeditando la máxima ilustrada “Todo por el Pueblo pero sin el Pueblo”, adaptándola a la frivolidad e inconsistencia de los tiempos modernos: “Todo para el Pueblo pero sin Cerebro”.

2 COMENTARIOS

  1. MI CUERPO MIS NORMAS…o eso era solo para abor.. digo para matar bebes sin nacer?

    a ver, que el la rebolusiooh feminihtaa-feminazi donde los amigos de los que controlan la impresora de billetitos por los que todo el mundo corre por la vida como asquerosas ratas, necesitan que lah mujereeh se empoderen para poder expoliar al remero esclavo via impuestos, rapedivorcios….si puedes echar un polvo por mutuo acuerdo por 50 euros pues el criringuito se cae solo, ya el esxpolio no es tan facil, la impresora empieza a echar humo y hay que inventar un covid para que la hiperinflacion no asome la patita…

    os quiedan los dias contados hijos de puta+

    curiosamente la indudable relacion de todo esto es algo de lo que no se puede hablar asi directamente sacandose la polla, pues que se sepa joder

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!