POLÍTICA

El biólogo Jon Ander Etxebarria considera que «las administraciones sanitarias son las primeras en NO creer en la vacuna»

Escrito por Jon Ander Etxebarria, experto biólogo, Jefe del Control de Calidad de Aguas de Bilbao y ex-Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi

Cuanto más analizas los datos más se confirma que las administraciones sanitarias son las primeras en no creer en la vacuna. Si creyesen en ella, en este momento con un 60% de primera dosis administrada y más del 45% de segunda dosis administrada nos estarían contando las bondades de la vacuna y que gracias a ella se está controlando la pandemia. Claro para ello y, como he venido diciendo desde un inicio sería necesario que se hiciesen menos test que los que hacen, ya que todos esos positivos no son enfermos pero no lo hacen porque están centrando los mismos en los jóvenes para forzar a que se vacunen y para penalizarlos en su ocio, y, por otra parte, para enmascarar los positivos generados por la vacuna en la franja de edad que en este momento se está administrando como es la de 30 a 39 años.

Cuando los propios datos nos indican que la vacuna no es la solución. Con los propios datos de Osakidetza tenemos que en este momento se ha inoculado la primera dosis a un 64,80% de la población y la segunda a un 53,19%. Aún con estos datos cercanos a su objetivo inicial del 70% la realidad es que estamos en una situación, a mi modo de ver virtual, pero para el discurso oficial no, bastante peor que la del año anterior y lo que afirmo lo avalo con los propios datos de Sanidad del Gobierno Vasco:

  • La IA acumulada el año pasado por estas fechas era de 33 frente a los 548 actual, con medidas semejantes en cuanto a restricciones.
  • El % de ocupación de UCIs el pasado año era del 3,14% mientras que este año está en el 13,21%, es decir algo más alto pero no significativo.
  • El año pasado no había vacuna covid, este año si con los porcentajes de dosis administradas que he comentado anteriormente.
  • El promedio de test del año pasado era a esta fecha desde mayo de 3.200 frente a los 7.826 de este año en este periodo , es decir un 145% más.
  • El número de casos, en primer lugar se correlaciona con el número de test realizados y estos se están dando como ocurrió con la cuarta ola con otras franjas de edad con las edades en las que se está vacunando actualmente 30 a 39 años.
  • La estrategia es, utilizando el chantaje del ocio de los jóvenes, el ir vacunando a los mismos, para lo que han optado por hacer un número elevado de test en esta franja de edad con el fin de que haya muchos positivos enmascarando los positivos correspondientes a la franja de edad de 30 a 39 años que es la que está aumentando su vacunación y a su vez dando todavía más casos positivos que la franja de los jóvenes del botellón los cuales son en su mayoría asintomáticos, mientras que la administración sanitaria debería contestarnos con transparencia a la siguiente pregunta: ¿cuántos de los hospitalizados y ucis se corresponden con las franjas de edad de 30 a 50 años?

Esta claro que esta transparencia brilla por su ausencia y, en vez de esforzarse en ella, nos vienen con discursos totalmente fuera de contexto, como el Lehendakari diciendo que le pide a Sánchez que vuelva a implantar la mascarilla en el exterior, así como, el de Miren Basaras, dándonos a entender que ella tiene su bola de cristal particular sobre el futuro de las nuevas cepas, cuando lo que tiene es la bola de cristal para ver si le siguen premiando su falta de sentido común con un nuevo cargo en la administración por los servicios prestados a la causa de la vacuna.

Ya lo dije desde el inicio que tanto PNV como EHBildu no han sido capaces de tener un discurso propio basado en la ciencia y sobre todo en el sentido común, y vuelvo a reiterar en este momento, y con la vacunación avanzada, que tienen una ocasión preciosa para tejer un discurso propio diferenciado del resto del estado en donde se abandonen los test de pcr y la IA, se fortalezca la sanidad pública y se controle las hospitalizaciones y ucis, al igual que lo van a hacer países como Alemania y el Reino Unido a partir de ahora, en definitiva, tratar un problema sanitario mediante las directrices de gobierno con una buena planificación sanitaria y dejar del lado el problema virtual de salud pública que ellos han creado con los test de pcr y las consecuentes restricciones que ello ha conllevado a la población.

En definitiva, pensar que la vacuna, con los casos positivos que produce, sin entrar en efectos secundarios y a futuro que pudiera ocasionar, y que, incluso los vacunados se pueden contagiar, son motivos más que suficientes para ver que esta no es la solución.

2 COMENTARIOS

  1. Como siempre me ha encantado Jon Ander,que pena que esta panda de vendidos y vendidas al sistema policial. Que no Sanitario.. porque no lo es..no cesen en su empeño de culpar..controlar y engañar a la población. Saben de sobra que la vakuning no funciona,saben de sobra de los efectos secundarios… pero muchos y muchas Valientes…si sabemos de aquello que no nos quieren contar. En manos de quiénes estamos??? nos cuidaremos nosotr@s porque está gentuza solo sabe liquidar. Y el personal..en su mayoría..sigue sin despertar.No doy a basto Ya..!! Gracias Jon Ander, Gracias Valiente.

  2. Y mientras tanto solo se le ocurre a nuestro Alikate escribir una carta al Alikate del gobierno central para pedirle que nos vuelvan a poner el bozal. Menos mal que mañana se convalida el decreto por el que dejaron de ser obligatorias en la calle . Sabrá Urkullu en que estado psicológico y mental se encuentra la juventud??? Sabrá del número de suicidios que se están dando y que por supuesto..se ocultan???Es qué sé puede ser más tirano????

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!