EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

RIGILANDIA – María Blanca Ochoa de Aspuru

  • La opinión de María Blanca Ochoa de Aspuru
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

RIGILANDIA

DEDICADO A: “ UN ALMA CUYA NOBLEZA HA SABIDO DISCERNIR LO INHUMANO DE ESTA SITUACIÓN QUE LLEVAMOS YA VIVIENDO DESDE HACE DOS AÑOS. CON CARIÑO A TI, MI BUEN AMIGO, UN SER DE LUZ”. …..

ERASE QUE SE ERA…..

Un reino lleno de normas, todo estaba reglado desde primera hora de la mañana hasta ultima hora de la noche, todos los días, meses, años, semanas….Todo estaba regulado en unas rígidas y estrictas normas.

Y quien se salia de la norma, era enviado a un centro de re-educación, donde su voluntad era anulada.

Tampoco la vestimenta se salvaba, toda la gente vestía en gris, estaba prohibido todo color.

Las ciudades, las casas eran todas grises no había ni una flor, ni un árbol, todo gris.

La gente también era gris y estaba obsesionada por cumplir normas, de tal forma que si veían a cualquiera que no las obedecía, la gente denunciaba inmediatamente al infractor. Y daba igual que a quien denunciarán sería un familiar o un amigo, sobre todo había que cumplir las normas. Era una ciudad de esclavos, sólo normas y burócratas.

Pero en medio de tanto gris, enfrente de una lonja abandonada crecía una hermosa y enigmática flor. La lonja estaba abandonada si, pero una noche de tormenta llego una inquilina….

Era la hija de un burócrata, y era todo lo contrario a su padre, se llamaba

CARPE DIEM. CARPE DIEM, era poeta y ilustradora. Una artista que devoraba toda manualidad que caía en sus manos. Pero se ahogaba, se ahogaba en ese mundo gris y había ido a la lonja a……Tenía todo preparado, para……

Pero…., la flor que estaba enfrente de la lonja abandonada, empezó a brillar, brillar y cuando nuestra protagonista iba a tirar la toalla cansada de vivir, vio la flor, la miró y la deslumbro. Algo empezó a cambiar en su interior….Una fiebre creativa se adueñó de ella y pintó, pintó, escribió, escribió y se durmió.

Al día siguiente, salió a la calle a exponer su arte. Día tras día, calle tras calle, cafetería tras cafetería, nada….. todos seguían en sus vidas grises.

Pero un día, en una esquina un hombre y su hija. Una niña de no más de diez años vio uno de sus cuadros. Era una niña, le habían prohibido el color, explorar, jugar…..La niña tiró de la mano de su padre y habló….Su padre la había dado por perdida.

El hecho corrió de boca en boca, de acera en acera….y la gente empezó a DESOBEDECER, UNO A UNO.

La buscaron y empezaron a comprar sus cuadros, empezaron a invitarla a sus casas a recitar sus poemas. Y se dieron cuenta de que las NORMAS LOS ESTABAN ENFERMANDO DÍA A DÍA. Fue tal la presión que la gente poco a poco RECUPERÓ SU LIBERTAD Y LAS GANAS DE VIVIR.

Y el padre de CARPE DIEM tuvo que admitir la verdad, pues esta VIDA EN COLOR HABÍA CONVERTIDO A ESTE REINO EN EL MÁS PROSPERO DEL LUGAR.

MORALEJA: Si normalizas todo ahogas la VIDA que debe FLUIR

Blanca MaryArt

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Aurora
Aurora
3 meses

Excelente y liberador artículo!!!! Muchas gracias!!!!

María Luz
María Luz
3 meses
Respuesta a  Aurora

Preciosa historia BLANCA y de NOSOTROS y solamente de NOSOTROS depende NO PERMITIR QUE DOBLEGUEN LOS COLORES DE NUESTRAS VIDAS.PONERNOS FIRMES A SER FELICES ES LA CONSIGNA❗✌

Jaume Bosch
Jaume Bosch
3 meses

Hace años, bastantes, conocí a otra niña, igual era del mismo pueblo que Carpe Diem, la que yo conocí se llamaba Momo.

error: Content is protected !!
1
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x